Entrevistamos a Lasole

Hacer una entrevista a alguien por primera vez implica dejarte llevar por las primeras sensaciones e impresiones. Y la primera entrevista que le hice a la rapera granadina Lasole, pasó a convertirse en una charla donde confirmamos que la posición de las raperas en el panorama, afortunadamente, cada vez cobra más fuerza. Lasole nació en 1995 y promete dar mucha guerra de aquí en adelante. De momento, nos regala su primer álbum Radio Jodidas. Son historias comunes, duras, realistas y de lucha por el amor propio. Historias con finales abiertos, para todo el mundo. O como bien dice ella, historias que se cuentan en “la radio que te entiende”.

“La Cata Gattana y la Mala Rodríguez nos abrieron camino al resto. Marcaron una generación”

¿Cómo fueron tus inicios en la música?

De pequeña tocaba el piano. Tampoco creas que era una erudita, pero sí que es verdad que siempre me ha gustado mucho la música. De pequeña siempre tenía en mente tocar un instrumento, cantar…etc. Tenía un teclado que me regaló mi padre y empecé ahí a hacer canciones pero vamos que sin ninguna pretensión de nada. Solo por pura diversión.

De ahí a sacar tu primer álbum…

Siempre he escrito poesía y prosa, me gusta mucho escribir. Y de repente, llegó un punto que empecé a escribir canciones y me empezaron a gustar. Luego es verdad que tenía muchos amigos que hacían rap. Entonces no sé, me motivaba, pero nunca me atrevía a hacerlo. Hasta que llegó un punto que me gustaron los temas y quise grabarlos y sacarlos.

¿Por qué no te atrevías? ¿Te importaba lo que pudiesen pensar los demás?

Yo la verdad es que escribía por liberarme. Por soltar lo que tenía dentro, todos mis pensamientos. Al principio lo hacía por mí, era una vía de escape. No sé cuando fue exactamente el momento en el que esto cambió. Creo que fue en una fiesta donde me empecé a arrancar y a cantar algo. No sé, así fue como me empezó a dar el gusanillo. Fue un momento de mi vida donde no me importaba lo que dijese la gente ni lo hacia por la gente. Simplemente que lo que hacía creía que tenía valor. No creo que haya que guiarse nunca por la opinión de los demás. Lo que se ve desde fuera de la fama no es lo que realmente es. Lo bonito de la música es crearla, hacerla y disfrutar porque hay gente que se siente identificada con eso.

Hablemos de la fama y la idealización del artista. ¿Te preocupa?

A mí no me ha pasado todavía. Estoy en un punto que me gusta mucho porque estoy trabajando con gente muy potente de la industria de la música. Por ejemplo, también paso mucho tiempo con productores y DJs. De momento no estoy teniendo presión de la fama, soy desconocida y sigo siendo underground.

¿Y la fama y las redes sociales?

Hay personas que se lo toman mejor o peor, no puedes dejar que las redes te absorban. La fama y las redes ahora van de la mano, pero hay que intentar compatibilizarlo. Esta claro que en el mundo del arte si tu triunfas, al final la fama es una consecuencia. Nunca debe ser la razón, solo una consecuencia.

Hablemos de Radios Jodidas

Es una paranoia. (risas) Llegó un punto en el que yo quería hacer un álbum. Tampoco quería algo demasiado largo, algo que tuviese un concepto muy cerrado y con variedad. En el estudio empezamos a investigar con sonidos nuevos. Al principio se llamaba “Jodidas” porque habla de historias complicadas. Pero un día estábamos en el estudio y yo empecé a decir de broma: “Radio Jodidas es la radio que te entiende” (risas) y pensamos en llamarle al álbum Radio Jodidas como si fuesen personas contando su historia en la radio.

¿Cuando escribes te inspiras en tus propias historias?

La verdad es que escribo mucho sobre mí. Pero hay mucha influencia de gente que he conocido, de mujeres y hombres que me han inspirado cosas bonitas. Hay un tema concreto que se llama “Nadiela” que habla de muchas mujeres que pasan por un momento en el que no quieren estar con nadie, necesitan estar solas, están pasando un momento de mierda y se sienten perdidas. Realmente el tema tiene un final abierto que es lo que me gusta para que cada uno se lo lleve a su terreno. Ese tema lo grabé en un rato y gritándole al micrófono. Sentía que tenía que decirlo y me apetecía. Tengo muchas ganas de cantarlo en directo.

 

¿Qué conciertos tienes de momento?

Tengo un bolo en agosto teloneando a Fernando Costa en Fuengirola.

¿Qué conclusión estás sacando de todo lo que estamos viviendo?

Agradeciendo y no permitiéndome llorar por todo lo que está pasando. Todas las mañanas me despertaba dando gracias de que mi familia estuviese bien. Tiene que ser un aprendizaje de que a partir de ahora hay que vivir en cada momento y que la vida te puede cambiar en un segundo. Vivimos en la sociedad del consumo rápido, de no vivir las cosas y de estar preocupados de hacernos una foto, de un video y de que todo el mundo sepa donde estamos. Y al final, te olvidas de ti mismo. Para mí ha sido un aprendizaje.

Cada vez hay más mujeres haciéndose un hueco en el panorama. ¿Qué opinas?

En España estamos muchas mujeres haciendo rap. Las niñas que nacen ahora si que pueden aprender a rapear. Por ejemplo, yo cuando era pequeña no tenía sitio en una batalla de gallos porque el rap no estaba visto como cosa de mujeres. Entonces, tu tienes que ser totalmente autodidacta. Pero ahora mismo hay muchísimas mujeres en el panorama como Santa Salut, Las Ninyas del Corro, Deva, Anier, McKea… En Granada también hay mucho ambiente de mujeres que rapean. No estamos tan escondidas, pero falta que esto empiece a fluir. En batallas de gallos, está Sara Socas que lo está petando.

¿Qué crees que está cambiando?

El problema de las tías es que siempre nos han estado inculcando que tenemos que competir entre nosotras. Nos han dicho que siempre tienes ser mejor que esta. Ahora lo que hay que hacer es todo lo contrario, luchar contra eso y unirnos. Me gusta mucho la escena underground de ahora porque me siento muy apoyada por mujeres que están arriba. Me parece precioso y creo que es lo que hay que hacer. Decir bien alto que hay más tías que nos molan como lo hacen, decir sus nombres. Porque es como vamos a crecer y es como nos vamos a hacer realmente un hueco en la escena que nos lo merecemos. Odio que me digan que el rap de mujeres no gusta. ¿Qué pasa que yo estoy en una categoría inferior? La única manera de demostrar que el feminismo es igualdad es unirnos todos, mujeres y hombres. Porque los tíos también son víctimas.

¿Quiénes son tus referentes?

Me gustan mucho Little Simz. Es una rapera que es una máquina, es buenísima. Tiene unas letras muy buenas. Ella es una inspiración para mí. Jorja Smith es una máquina también. Últimamente estoy escuchando mucho al rapero Kendrick Lamar. Y para mí, la Gata Cattana, siempre fue un referente. Ella, como poeta y rapera, era otro nivel. Siempre me inspiró mucho. Me encanta la sensibilidad que tiene y el camino que nos abrió a todas. Ella ha marcado una generación, al igual que la Mala Rodríguez.

Aún lo pienso y me pregunto… ¿Cómo lo consiguió?

Cuando yo tenía 14 años, La Mala Rodríguez era lo más grande que existía en este mundo. Es una tía que consiguió poner su coño en una escena que era totalmente masculina. Demostró que podía hacerlo igual o mejor que un tío.

 

Hablemos del futuro. ¿Qué tienes pensado hacer a partir de ahora?

Antes de hacer el álbum, me sentía perdida y es cuando se toman las mejores decisiones. La vida trata de eso, de perderse y encontrarse. Entonces, de cara al futuro, me gustaría mantenerme en mi esencia siempre. Hablar de cosas reales siempre. Cuando deje de hacerlo y me deje de apasionar lo que hago, lo dejaré.

¿Tienes en mente sacar nuevas canciones?

Como no he parado y llevo un año parado, tengo más música. He estado con el productor Pablo Gareta haciendo más temas. Es un artista y estoy deseando sacarlos.

Podrías hacer una colaboración con Natos y Waor…

Si ellos quieren… (risas) Son geniales. Son como personas los artistas que más he aprendido por su humildad. Fui telonera en Jaén en uno de sus conciertos y me acuerdo que fueron conmigo increíbles. Se quedaron a ver el bolo y fue muy bonito. Me dieron una lección de humildad, no son prepotentes y creo que están donde están gracias a eso. Luego ves al público y es como una familia. Ellos se han ganado a ese público. Conocer a unos artistas que hayan valorado lo que hago y se hayan quedado a ver mi bolo…no sé, fue muy bonito.

¿Qué mensaje lanzas?

Que todo el mundo haga lo que quiera en la vida y sin miedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!