Envoy – Shoulder 2 Shoulder (Soma Recordings)

Los fanáticos del house más puro, entre los cuales me cuento, están de enhorabuena. El inglés Envoy es, posiblemente, un personaje que frecuenta las maletas de los pocos DJ’s abiertos de mente. Pero, hasta este disco, resultaba un perfecto desconocido para el que esto escribe. Más vale reconocerlo, antes que dárselas de culto.

Se intuye un nuevo repunte del house, gracias a la reaparición de viejas caras conocidas (incombustible Louie Vega), con el ánimo investigador intacto. En su origen, ese trató de una continuación de los movimientos emancipatorios negros y latinos, basados en la música. Luego la música se banalizó, y formó parte de la mediocridad DJ que anida en tantos lugares (esa “música acelerada sin alma” que tanto critican desde Detroit). Pero ahora las aguas vuelven a su cauce porque los mal llamados DJ’s se van a la caza del rap y del R&B. Es tiempo de volver a disfrutar de la autenticidad del house y empezar con este artefacto se antoja una buena reintroducción, habida cuenta de que colabora un viejo conocido del trip hop: Craig Armstrong y su orquestra de cuerdas, lista para dar vida a las melodías de Envoy.

Tras dos primeros temas instrumentales que quitan sencillamente el hipo (revelador “4 Absent Friends”), el disco se desliza por un torrente de canciones atrevidas, bailables, que harían feliz a cualquiera. Las brillantes “Move On” o “Night Moves”, en las que él mismo canta, confirman el gran poder evocador del acid house de reminiscencias clásicas. Pura música de baile, de la de verdad. Cual Robert Owen, un auténtico experto del “makemefeel”.

El gran apego de Envoy hacia las narraciones electrónicas esplendorosas, sobre fondos urbanos y nocturnos. Su tendencia espiritual, con mensaje universal –amor y baile- (también banalizado por los mercaderes del techno). Y la profusión de teclados y baterías “made in Roland” (fobia hacia los loops pregrabados por ordenador), nos hablan de un músico que sigue creyendo en las posibilidades del ritmo afroamericano. Si alguien quiere saber qué imágenes creaba el techno en sus inicios, éste es sin duda un acercamiento muy recomendable. Digno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien