Gruff Rhys – Razzmatazz 3 (Barcelona)

Si mi intención hubiera sido la de asistir a un espectáculo de El Club de la Comedia me hubiera quedado en mi casa, sentado en el sofá y tapado con una manta, disfrutando de uno de los monólogos de Eva Hache o del gran Enrique San Francisco, pero en la presentación del disco en solitario de Gruff Rhys, cantante de Super Furry Animals, tuve más la sensación de estar dentro de un episodio del show televisivo que no en un concierto. Eso sí, el club de la comedia galés.

Gruff Rhys presentó en la sala Razzmatazz 3 de Barcelona su nuevo disco en solitario cantado en gaélico “Yr Atal Genhedlaeth”, en un concierto solo para invitados y en el que tuvimos una sensación un tanto agridulce.

Gruff Rhys por Demis Vazquez Gruff Rhys por Demis Vazquez

El cantante de Super Furry Animals se mostró como una mezcla de humorista y cantante folk, con su guitarra personalizada para zurdos con un adorno de velcro y sus ritmos y ruidos sacados de instrumentos tan clásicos como un viejo teclado, que podría asegurar era un Casio PT-80 de los que se regalaban a los niños a principios de los ochenta, nos ofreció un espectáculo puntualmente interesante y aburrido la mayor parte del tiempo.

Gruff Rhys por Demis Vazquez Gruff Rhys por Demis Vazquez

Únicamente el lado más directo y sincero de Rhys, con las únicas armas de su estupenda voz y su guitarra, conectó con el público presente y quizás “Chwarea’n Troi’n Chwerw”, la cersión de una canción que, como él explicó, le había atormentado durante la infancia, fue la única que mereció la pena de verdad en toda la noche. El resto a base de samplearse a él mismo, con resultados no siempre correctos, al canto de unos pajarillos que piaban al darles cuerda o al ruido que hizo su lata de cerveza al abrirse, fue efectista pero muy poco efectivo.

Esperaremos la nueva visita de los Super Furry Aminals

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.