Ilegales – La Lucha por la Vida (La Casa del Misterio / Warner)

Escuchar a Ilegales sigue siendo una inmersión radical en la libertad más artística y personal de Jorge Martínez. Aristas aún brillantes, rebeldía y claros de poesía pueblan La Lucha por la Vida, la nueva entrega de la imprescindible banda asturiana fundada en 1979 y cuyo estreno discográfico sucede en 1982, mediante un disco compartido tras ganar un año antes la Primera Muestra Pop Rock de Asturias. Aquellas canciones eran: “Europa ha Muerto”, “La Fiesta” y “Princesa Equivocada”.

Con todo, no hay que dejarse llevar por la primera impresión, La Lucha por la Vida realmente abarca en su repertorio el periodo ‘ilegal’ abierto desde La Vida es Fuego (2015) hasta ahora. Es una celebración, sí, pero basada en la suma de talentos junto a compañeros de generación, viaje e importantes nombres surgidos durante los años Ilegales de actividad. Desde esta base surge el valioso añadido de canciones inéditas hasta la fecha y dos excepciones. “Ángel exterminador” (‘Chicos pálidos para la máquina, 1988), interpretada junto a Bunbury, es la única canción que se escapa del segmento temporal previsto en el disco. Por otro lado, “Niña Voodo” nos lleva a ese otro lado del cerebro de Jorge Martínez donde alumbró la intensa y corta vida de Jorge Ilegal y Los Magníficos, ojalá los recupere algún día. El Guateque del Hombre Lobo (2012), una exquisitez, albergaba esa “Niña Voodo” invocada para la ocasión junto a Cucho Parisi del combo argentino Los Auténticos Decadentes.

La novedad de “Divino imbécil” junto a Carlos Tarque y Ricardo Ruipérez, M Clan, publicada como primer sencillo el pasado diciembre, acertaba y ponía el acento en el presente de Ilegales. Algo que se amplificó con Loquillo y “Tantas veces me he jugado el corazón que lo he perdido”, tal vez la mejor pieza del álbum con permiso de “Vivir sin novia ni reloj” junto a Carlangas de Novedades Carminha, y “Te prefiero lejos” al lado de Coque Malla. La amplitud de miras sonoras y narrativas de Jorge Martínez alcanza expresiones maestras, repletas de una belleza desalentadora como sucede en el caso de “El Bosque Fragante y Sombrío” que junto a Iván Ferreiro logra una perfecta visión dentro de un texto tan personal como este.

Desde otro punta de vista, ese en el que Ilegales se afila al máximo, “Si no Luchas te Matas” a dúo con Evaristo de La Polla Records es otro feliz desenlace como el de Kutxi Romero en “Punki Raro”, otra de las novedades, aunque La Lucha por la Vida sorprende por su adaptación a otros ecosistemas, a veces no tan lejanos como el de Andrés Calamaro al brindar en “Mi copa y yo”, el de Luz Casal al abordar “Mi vida entre las hormigas”, también el de Guille Galván y Juanma Latorre de Vetusta Morla al grabar “Regreso del vacío”, o el de Luís Rodríguez de León Benavente en “Nunca lo repitas en voz alta”, quien aporta su destreza como músico en la programación, sinte y eléctrica; conviene recordar aquí la espléndida versión de “Europa ha Muerto” que León Benavente realizó en su momento (‘Todos contra Todos, EP 2013).

En cambio hay otras latitudes, con otros climas mucho más diferentes, donde Ilegales abren totalmente las fronteras creando nuevos espacios tal y como acontece en “Juventud, egolatría”, donde Dani Martín logra salirse de su registro habitual y obtener una buena temperatura. Algo similar, aunque por diferentes razones estilísticas, sucede con El Niño de Elche y “Muñequita de Porcelana”.

La Lucha por la Vida ensalza cuatro décadas de discografía ‘ilegal’, cuarenta años siendo referentes de nuestro rock y cuya gira ampliará aún más el repertorio escogido para el álbum que nos ocupa. En directo siempre dan su mejor versión y es imprescindible disfrutar y aplaudir esa faceta donde nuestro querido Jorge Martínez, voz y guitarra, Willy Vijande al bajo (su debut fue con Agotados de Esperar el Fin, 1984), Jaime Belaústegui en la batería (Regreso al Sexo Quimicamente Puro, 1992, fue su estreno) y Miguel Vergara a la guitarra y teclados (presente desde Rebelión, 2018) ponen en pie un repertorio imbatible, canciones que son pócima y antídoto contra toda clase de estupideces y desánimos.

Escucha Ilegales – La Lucha por la Vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien