Junior Mackenzie – Now That We Are Dead (Auto)

Junior Mackenzie es el proyecto musical del castellonense Juan Fortea, cantante, compositor y guitarrista de ya dilatada trayectoria. Juan a teloneado a grandes como Frank Black, Zucchero o Richard Hawley, ha sido músico de directo con Sidonie y ha compuesto canciones solo en colaboración con otros artistas. Como Junior Mackenzie ha publicado varios discos en los últimos años. De alguno de ellos te hemos hablado en Muzikalia.

Lejos quedan, sin embargo, EPs como Mr. Good Horse o el posterior álbum Files of Life. Lejos en el tiempo y también en su contenido. La evolución de Junior Mackenzie ha sido espectacular desde entonces, y no porque sus primeros trabajos en solitario fueran desdeñables, que no lo eran, sino porque en los últimos ha dado pasos de gigante. Sobre todo en este Now That We Are Dead que nos ocupa hoy.

Sí, el disco tiene mensaje. Es verdad, parece marcado por la pandemia como muchos otros discos que han visto la luz en los últimos 18 meses. El arranque de «Rise and shine», con una voz en off que anuncia todo tipo de hecatombes, lo deja bien claro, pero además a lo largo de las canciones se usa con frecuencia el recurso de la pregunta, de la exhortación al oyente para que reflexione y piense. El título, Now That We Are Dead, se refiere a la muerte en vida, al atontamiento general al que nos empuja la imposibilidad de sintonizar con un mundo que se mueve demasiado rápido y en direcciones poco aconsejables. La contraportada de la funda interior del vinilo se reafirma en el mensaje: «open your eyes before it’s too late».

Sin embargo, no todo es mensaje en lo nuevo de Junior Mackenzie. Dejando aparte las posibles opiniones de cada uno sobre la situación en general, y las de su autor en particular, lo cierto es que el disco funciona independientemente de su carácter distópico. El Junior Mackenzie con caballos en las portadas y canciones firmemente ancladas en eso que llaman «Americana» no ha desaparecido del todo pero se ve aquí difuminado entre brumosos cambios de estilo. Desde el rock híbrido y sudoroso de «Bird with no feathers», en el que colabora Aurora García de los muy recomendables Aurora & The Betrayers, hasta una «Sunny days» en la que parece que las nubes se van abriendo y aparecen rayos de sol, tema que Juan canta en un delicioso falsete playero y añejo; desde «Half dead», donde por momentos los 80 de Hall & Oates piden paso y suenan sintetizadores puntiagudos (también en «Don’t become a liar», esta vez con fraseos y guitarras a lo Arctic Monkeys), hasta el folk que empieza sosegado y acaba en una grandiosa coda eléctrica en «Unforgiven», cada canción vale tanto por lo que cuenta como por cómo lo cuenta. Junior Mackenzie es Juan Fortea, pero hay que mencionar obligatoriamente a los excelentes músicos que lo arropan en este disco.

Junior Mackenzie Now That We Are Dead portada

Un disco de los de antes, para escuchar de principio a final sin distracciones. El propio Junior Mackenzie ha renunciado a subirlo a plataformas como Spotify (sí, antes de que lo hiciera Neil Young) y se pusiera de moda). Aunque ha lanzado algunos sencillos, inevitable precio a pagar para intentar no pasar desapercibido en este cada vez más concurrido mundo de la música, el mensaje parece ser que nada de escuchas aleatorias ni tributos al algoritmo. Mensaje que suscribo: cómpralo, ponlo en el plato, lee las letras, escucha lo que tiene que decirte, hazte tus propias preguntas, reflexiona y, además, disfruta de un disco que suena de maravilla, no tiene ninguna canción de relleno, suena tan orgánico que casi duele y está elaborado con la receta tradicional, sin espesantes ni colorantes. Aquí te dejamos algunas muestras para ver si te animas.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien