Ladytron – Witching Hour (Island / Universal)

El joven cuarteto afincado en Liverpool se dio a conocer con el notable 604 (01), un refrescante disco de electropop relleno de sintetizadores del que destacaba claramente “Playgirl”. Su continuación Light & Magic (02) les abrió a un mayor público y les permitió participar en festivales como el Sonar 2003 y hacer sesiones de DJ en clubes de todo el mundo.

Otro aspecto ineludible de Ladytron era su imagen: peinados cuidados al milímetro y uniformes de academia militar les daban un aspecto frío y asexuado. Quizás un poco hartos de que les comparen constantemente con Kraftwerk, la primera medida de cara a su nuevo trabajo ha sido cambiar de look y deshacerse de sus uniformes.

Pero no sólo de imagen viven Ladytron, y en el aspecto musical se intuía también un nuevo sonido, orientado en parte hacia el rock. En sus últimas giras por América y China ya presentaban una formación que, además de los omnipresentes sintetizadores, incluía también bajo, guitarra y batería. Si a eso le añadimos su reciente teloneo a Franz Ferdinand en Edimburgo, parece evidente que Helen Marnie y compañía quieren reivindicar sus influencias de rock y pop, sin por ello renunciar a la electrónica que vienen defendiendo desde su creación.

Witching Hour ha sido producido por Jim Abiss (Björk, Placebo, DJ Shadow), y es el primer trabajo del grupo tras su fichaje por la discográfica Island. La apertura de guitarra y batería en la frenética “High Rise” deja bien claras las intenciones de este disco. “Destroy Everything You Touch”, su single más reciente, es una canción potente y pegadiza, mientras “International Dateline” y “Last One Standing” nos devuelven la onda más pop de sus primeros trabajos.

La tarjeta de presentación del disco fue “Sugar”, un auténtico torbellino de guitarras y probablemente el tema más cañero que han escrito Ladytron hasta la fecha. La densa y etérea “Soft Power” sirve de punto de inflexión del álbum, para que luego canciones como “Weekend” y “White Light Generator” profundicen en esa especie de pop-rock electrónico del que hace gala este trabajo.

Como indica la portada, las chicas del grupo son una vez más las protagonistas. La búlgara Mira Aroyo imprime un toque severo poniendo la voz a “AMTV” y “Fighting In Built Up Areas”, esta última cantada una vez más en su idioma natal. Por su parte la bella Helen Marnie, esa especie de sirena de los mares electrónicos, lleva el hilo conductor en todo el disco, y su voz suena más dulce que nunca en las baladas “Beauty 2” y la preciosa “All The Way”, que cierra el álbum.

Ignoramos si este Witching Tour será el trampolín definitivo que lance a Ladytron al estrellato, pero lo cierto es que con un trabajo sólido y sin altibajos como este se lo merecen. Sin duda un paso adelante en su aún corta carrera musical. Tras su visita el pasado verano con motivo de los festivales FIB y Creamfields, esperamos impacientemente que su nueva gira recale también en nuestro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.