¿Por qué los tocadiscos antiguos están tan de moda entre los más jóvenes?

El tocadiscos es un equipo insignia desde los años 20’ que marcó hito en la historia musical de esa era armonizando hogares, locales y reuniones con los éxitos de las bandas y orquestas de la época en la mayor calidad y en cualquier lugar por medio de discos de vinilo.

Años después, la era de la vintage toma por sorpresa todos los rincones culturales para fusionar el avasallante arrase tecnológico, con la elegancia y clase de las antigüedades obteniendo una refrescante y novedosa tendencia en la que cualquiera puede relacionarse ya sea en busca de un toque de nostalgia o por el irresistible resultado clásico infalible de años anteriores.

No es secreto que hoy en día reproducir música o estar al día con los lanzamientos de los más grandes artistas requiere unos minutos a lo mucho y está al alcance de la mano -literal- de todos los usuarios, en especial los más jóvenes, gracias a los teléfonos móviles, tabletas, computadores portátiles, reproductores portátiles en los tamaños más diminutos.

Por accesibilidad no es la demanda de tocadiscos, ya que en la actualidad el mercado está abarrotado de medios para hacer llegar las noticias y novedades a las masas. Sin embargo, en una sociedad donde todos fluyen en una corriente de tendencia la originalidad resulta en un tesoro cada vez más difícil de encontrar y peor, de personificar.

La juventud está ensimismada con la fantasía de ser “original, y tales metas no pueden alcanzarse si se hace lo mismo que millones de personas, como la vestimenta, los objetos que usen a diario, los programas que ven, las actividades recreativas que hagan. Todas las áreas van dejando poca cabida a la creatividad por la que los jóvenes se desvelan tanto en su búsqueda de identidad.

Por lo tanto, es frustrante ir en tendencia y tendencia ciegamente sin aportar nada novedoso a la rutina. Y es allí donde brillan los ciclos de moda, estos son momentos icónicos que marcaron pauta en un momento dado, que regresan luego de mucho tiempo, usualmente décadas.

Uno de estos ciclos se cumple con la corriente “hípster que combina la elegancia del vintage de los años 20’ con la tecnología de hoy en día. El tocadiscos ha sido uno de los elementos que retorna con esta moda, pero para lograr romper en definitiva la barrera del tiempo y en especial la evolución tecnológica exponencial que se vive en la actualidad, es necesario unos ajustes que terminen de enganchar a los usuarios, en especial a los más jóvenes.

Porque al breve momento que sus ojos se posan en uno de estos equipos tan característicos y alejados del común dispositivo inteligente con pantalla táctil, su sed de originalidad y singularidad se dispara al infinito.

El tocadiscos por lo tanto evolucionó lo suficiente aceptando las tecnologías e innovaciones del hoy, para alcanzar el balance perfecto entre estilo y funcionamiento que le consagran como un clásico a prueba del tiempo y moda que conquista los corazones de todos.

Uno de los cambios más significativos es la practicidad, ya que, si hoy en día todo es portátil, todo es virtual, el antiguo tocadiscos de salón debía poder movilizarse con facilidad requiriendo un ajuste de dimensiones y componentes para darle un tamaño práctico y de peso ligero que permita a los jóvenes llevarlo a donde quieran si así gustan.

Otro punto importante a potenciar era la versatilidad. En el hoy, los discos de vinil son tema de coleccionistas de antigüedades o amantes de la música. Si el tocadiscos quería tener un espacio además de decorativo en esta actualidad requería poder reproducir música por medio de sincronización con teléfonos móviles principalmente para así repotenciar el sonido con una calidad mayor.

También esto debía lograrse rápidamente, la paciencia no es un factor en la juventud y mucho menos en un tiempo donde pueden obtener todo en un par de clicks, es por ello que en pocos minutos esta sincronización debía alcanzarse sin mayores contratiempos ni conexiones engorrosas. La juventud está negada al exceso de cables, mientras más inalámbrico fuese, mejor.

Otro punto muy importante que se ha indicado anteriormente es la creatividad, el diseño del tocadiscos debía ser fresco, llamativo, que atraiga a las miradas de forma positiva logrando que todos deseen tener uno.

Esto se logra con una combinación de modelos novedosos y colores vivos que harían de el clásico tocadiscos un agasajo para la vista de los jóvenes. En esta web puedes saciar tu curiosidad en cómo el tocadiscos ha dado su giro de tecnología sin sacrificar su estilo clásico ni calidad para así lograr el balance ideal entre dos mundos alcanzando el ansiado pico de originalidad que todos los jóvenes buscan para compartir con sus semejantes en todas las plataformas existentes.

Un comentario sobre “¿Por qué los tocadiscos antiguos están tan de moda entre los más jóvenes?

  • el 3 Septiembre, 2019 a las 5:24 pm
    Permalink

    fácil, pq a los “jóvenes” les encanta hacerse una foto junto a su tocadiscos y subirla a su cuenta de Instagram.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.