Mac Demarco – Here Comes The Cowboy (Royal Mountain)

McBriare Samuel Lanyon (Mac DeMarco) es como el amigo ese que siempre llamas por la noche para ir a tomar unas cervezas, e invariablemente te cuenta historias que te hacen reír, olvidarte de tus problemas por unas horas. Consideras que es un friki, sí, porque en realidad le envidias, pero bendito frikismo. Con sus camisas de leñador, sus gorras, su simpatía… Siempre acabas pagando tú las cervezas. Qué menos.

Nuestro amigo Mac, canadiense afincado en Los Angeles desde hace un tiempo siempre te espera al otro lado del teléfono. EN L.A. se montó un aparatoso estudio de música, y ha decidido llamarlo con su propio nombre. Otro chascarrillo que seguro te costaría otra cerveza. Este amante del batido de chocolate, del gran Shuggie Otis, y de la ética y estética de Jonathan Richman dejó el nivel compositivo muy alto con el excelente “This Old Dog” (2017), en donde alcanzó su propio Everest. Transmutado en un pequeño cowboy de cara desfigurada, Demarco está de vuelta siendo una celebridad indie seguida por fans apasionados que rinden culto a su figura. Dice que para este “Here Comes The Cowboy” (Mac’s Record Label, 2019) se ha inspirado en la música de Neil Young y también en la canción “Graduation,” del minimalista Henry Flynt para dar con el mojo adecuado para entrar de nuevo en sus particulares dominios.

El Mac’s sound sufre cierto agotamiento esta vez. El disco tiene momentos excelentes, pero otros que denotan el desgaste de una formula hasta ahora casi infalible en su lozanía. Abre con “Here Comes The Cowboy”, una canción en la que repite continuamente el título de la canción en una especie de mantra hillbilly engatusador. El gran compositor pop se asoma en la excelente “Nobody”, con su ritmo lacónico, anestesiado, y una linea de acordes de trompeta estupendos.

El guiño a Otis y a Sly Stone lo esculpe a ritmo de ¿broma? muy sabrosona en “Choo Choo”, en donde demuestra lo excelente guitarrista que siempre fue; en “K”, casi a capella, se marca una preciosa canción de aires folkies, mientras que “Heart To Heart” el vapor envuelve una irresistible tonada con aires jazzies a lo Steely Dan.

Otras canciones parecen repetir un lenguaje excesivamente subrayado como “Hey Cowgirl”, la lánguida “Preocupied”, o “All Of Our Yesterdays”. Una de cal y otra de arena. Para escuchar con moderación y la posología correcta.

Escucha Mac DeMarco – Here Comes The Cowboy

Un comentario sobre “Mac Demarco – Here Comes The Cowboy (Royal Mountain)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.