Maryland – Los años muertos (Ernie)

Los gallegos Maryland hace tiempo que me parecen una de las propuestas nacionales más interesantes. Recuerdo el impacto de su preciosista Get cold feet (11), un disco más ampuloso de lo que parecía visto con perspectiva.

El tercer trabajo de Maryland, Los años muertos, supone una serie de cambios a tener en cuenta. En primer lugar, su apuesta por cantar en castellano. Acertadísima; hace sonar al disco más cálido y sincero, como toda aportación en la lengua en la que uno nace, vive y siente.

En segundo lugar, la producción. Su inseparable Jaime García Soriano a los mandos (Sexy Sadie), deja la batuta al reconocible hacer de Santi García, justo en el disco en que las maneras más pueden recordar a la banda mallorquina en su faceta más vitaminada.

Todo esto lleva, en tercer lugar, al tratamiento del sonido y plasmación de la propuesta, más homogénea, directa, afilada -matizadamente dulce gracias a la voces- y guitarrera que nunca, huyendo del artificio y del adorno. Y la jugada les sale bien. Muy bien diría yo, similar, en otro orden de cosas, a la conseguida por Bullitt con So many ways (13).

Mientras otras bandas nacionales, que todos conocemos, se empeñan en sonar jóvenes disimulando malamente una artritis lacerante en un sonido transformado en cliché y fotocopia sonrojante, Maryland convencen mostrándose reales, palpables y urgentes pisando fuerte los pedales.

Power pop que bombea desde el corazón y se canaliza a través de un cerebro lúcido. Píldoras de luz efervescente, y no por ello carente de nostalgia, como “Los años muertos”, “Hoja de ruta”, “Tiempos de azar” o “Viaje a Tasmania” son argumentos inapelables.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.