Musik´n´Viu – Parc Firal (Granollers)

Habiéndose convertido en una cita imprescindible de la programación veraniega en tan sólo 2 ediciones, el Musik´n´Viu afrontaba el reto de superar los números del año pasado con un cartel envidiable.

Los locales Sen abrieron la brecha, y aunque su rock ochentero abusara de los mismos ticks que la mayoría de grupos empeñados en recuperar el sonido de esa década, mostraron buenas maneras y gustaron a sus fieles, que los tienen.

Lo de Nothink fue de otra división. Tras la intro de su “Spotlights”, atacaron con “Welcome to Hill Valley” a un volumen atronador y con un sonido tan perfecto que incluso asustaba. Nothink llevan girando casi 1 año presentando su disco, y los más de 30 conciertos realizados se dejan notar en cada uno de sus temas. Prácticamente no hubieron concesiones a su primer trabajo (sólo al final con “Starting days with the right foot”) y se llevaron, con todo merecimiento, el premio al mejor y más espectacular concierto de la noche.

Half Foot Outside salieron mermados por la baja de última hora de su teclista, lo que nos impidió conocer a fondo los temas de su próximo y esperado “Heavenly”. A cambio (y a un volumen más comedido que sus predecesores) tuvimos doble ración de temas antiguos bien recibidos como su gran “In/Out”, o temas de la última hornada como “Dial the number” o “The ABC of love”. Siguen siendo grandes y su nuevo disco no hará más que confirmarlo.

Para acabar la noche tocaban Hedtrip, quienes sustituyeron a última hora la baja de Ghouls´n´Ghosts. Volvió el sonido contundente para una banda que presentaba los temas de “Roma”, su último disco. Y si bien ese último disco sembró dudas en un primer momento, con las escuchas y sus directos ha ganado los suficientes puntos para ser ya un disco imprescindible en su carrera. “Mother Love”, “Pink Glance” o las conocidas “How” y “Durden Essence” pusieron un broche de oro a una noche de rock que bien mereció las casi 1500 personas que pasaron por el recinto.

Un 10 a la organización y sólo podemos desear que hayan muchos más como éste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.