Nudozurdo (LAVA) Valladolid 09/11/18

Hace apenas un par de meses que Nudozurdo anunciaron su inminente separación, además de una serie de fechas en directo que harían las veces de gira de despedida. La antepenúltima de ellas se ubicaba en el Laboratorio De Las Artes De Valladolid, antes de que la formación eche definitivamente el cierre en casa con la cita del próximo jueves día 15 en la madrileña Sala But. El llamamiento resultaba imprescindible para todos aquellos seguidores que, durante casi dos décadas, han visto como el combo liderado por Leopoldo Mateos se convertía en uno de los mayores exponentes del post-punk patrio, a golpe de arrolladora (e inconfundible) personalidad.

Dado precisamente el talante introspectivo y solemne del grupo, cabía esperar que la actuación del cuarteto (con el regreso ocasional de César De Mosteyrín a la guitarra y teclados) no fuese una celebración explícita, ni contase con adornos añadidos que nunca ha utilizado ni tampoco necesitado. La suya fue una ejecución sobria, donde el poder narrativo (y con frecuencia desesperanzado e incluso distópico) de sus letras marcó el devenir de la velada. La contundencia sonora ejercida por “Meta” (bajo) y Ricky Lavado (batería) junto a los mencionados Mateos y Mosteyrín, contrasta de algún modo con la austeridad de las formas y una extraña belleza, en lo que no es sino el sello característico de la banda.

Unas consecuencias que repercuten de frente en los asistentes, casi inmóviles e inmersos en respetuoso silencio, en pleno intento de asimilar aquella obra que se está desarrollando ante sus ojos. Ni siquiera resultó determinante que la acústica del espacio fuese mejorable (con cierta falta de definición sonora), a sabiendas de que esas inquietantes sensaciones que la música de Nudozurdo provoca desde las tablas daba sus últimos coletazos.

Se trata del efecto concreto de canciones como “Mil Espejos”, la preciosa “Úrsula Hay Nieve en Casa”, “Ha Sido Divertido”, “Prometo Hacerte Daño”, una espectacular “Voyeur Amateur”, “Estás tan Perdida”, “Contigo Sin Ti”, “La Ruta de los Balcanes” y su deliciosa distorsión, o el clásico “El Hijo de Dios” cerrando el grueso de un concierto que, con los bises, alcanzó las dos horas de duración. Ante el público castellano no hubo concesiones, y la despedida resultó coherente con un talante siempre sagrado y que los autores afianzaron referencia tras referencia. Fue la penúltima parada antes de que este proyecto desaparezca y deje unos vestigios que, con el paso del tiempo, se convertirán en leyenda. Ya se sabe: siempre se van los mejores.

2 comentarios sobre “Nudozurdo (LAVA) Valladolid 09/11/18

  • el 12 Noviembre, 2018 a las 3:38 pm
    Permalink

    ¿No está Lavado a la batería en estos últimos conciertos? 🙁

    Respuesta
    • el 12 Noviembre, 2018 a las 4:28 pm
      Permalink

      Si. Era Ricky Lavado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.