Roots Manuva+Payo Malo+Sondkalle – Bikini (Barcelona)

Flojo concierto el ofrecido por el británico Roots Manuva en el Bikini de Barcelona. Demasiado cansado, quizás algo desmotivado, quizás ligeramente afectado por el THC, lo cierto es que Rodney Smith salió al escenario con pocas ganas de encender a un público que le conocía bien.

Su propuesta era arriesgada, bien es cierto. Parapetado por un DJ y bastante sólo en el escenario, no hubo manera de que hiciera lo que la calidad de sus canciones, bases y temas exigía. Su potente chorro de voz, más bristoliano que americano, sus impactantes bases ruffneck (una mezcla de hip hop ruidista con ragga y electrónica cannábica), se quedaron en agua de borrajas, durante la mayor parte del concierto. Lástima. Le fallaron los vinilos, que estaban rayados y cortaban a veces la dinámica de la canción.

Pero también le fallaron las ganas. Un claro play-back, demandado a hurtadillas en dos o tres canciones por el MC, acabó de emborronar una actuación francamente deslucida. Disfrutar de la potencia de las bases de Run Come Saves Me o Brand New Second Hand, sus dos imprescindibles discos, fue a ratos posible, de todas formas. La excelente sonoridad de la sala, posibilitó que las rotundas y experimentales bases del artista, muy en la línea Big Dada (subsello de Ninja Tune, repleto de militantes de la subversión sonora como Mike Ladd), sonaran pletóricamente en ocasiones. Su tête à tête con Payo Malo y Leon Dramaz, que vinieron a ayudarle ciertamente, fue más que destacable, también.

Antes que Roots Manuva su DJ nos hubo deleitado con media hora de potente electro-ragga. Payo Malo fue el telonero. Con sus dos ayudantes, despachó 25 intensos minutos en los que dejó claro que su directo es más que sobresaliente. Contagió a una audiencia que ya sabe cómo las gasta, y además demostró que Equilibrio posee notables virtudes que encima del escenario se multiplican. Sondkalle, grupo formado por una chica DJ, una MC y un MC, abrieron previamente la velada con una propuesta más que convincente. Ursula es un torrente de voz con muchas ideas y las instrumentales dan juego. Crítica consciente para un grupo sin pose ni marketing: simplemente con ideas (el maxi D’star por kasa está ya disponible).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.