Rusos Blancos – Crocanti EP (Autoeditado)

A los periodistas se les suele pedir concreción, capacidad de análisis y de síntesis. Pues basándome en esas premisas esta pudiera ser la reseña más breve y exitosa de la historia de las revistas musicales digitales. Rusos Blancos te gustarán si te gustan Ellos, si no te gusta el dúo madrileño, apenas te llamará la atención. Y hasta aquí podría ir la reseña. Tantos, tantísimos, son los parecidos entre ambas formaciones que incluso por momentos parece que estamos escuchando al mismísimo Guille Mostaza cantando en este EP. Las cuatro canciones que componen este Crocanti (2015), bien podrían tratarse de una colección de canciones inéditas del dúo madrileño, de aquellos primeros años en los que con una mínima producción se daban a conocer. De hecho la más heredera de esos padrinos putativos de todas las composiciones es el primer corte “Camas y Trincheras”, que incluso me atrevería a decir que tampoco desentonaría en el último álbum de Ellos, “Pop Cabrón” (2015). Sin duda la canción que más sentido da a este EP, con una acertada estética y un ritmo vivo. Una buena y entretenida canción.

La segunda, “Mujer Mística” también es otro refrescante ejercicio de electropop elegante al que le falla por momentos la métrica en su letra, pero que sigue manteniendo intacto el gancho de “Camaras y Trincheras” en el estribillo como para evitar que el oyente ocasional se distraiga con los tropiezos de este segundo corte.

Con sonidos ibicencos arranca el tercer corte, esas corcheas del teclado a lo “Ritmo de la Noche” y el modo en que se canta la letra a dúo, convierten la canción en la segunda más interesante del autoeditado EP. Sin embargo “Magnum Black”, el empalagoso y bien almibarado de autotune último corte, de libidinosa letra, con referencias a la culpa y a caídas en agujeros, resulta la más anodina de todas las canciones, la típica canción que en un LP se llevaría por méritos propios el título de canción relleno. Y para ser sincero, aquí también. Mala cosa cuando se trata de un EP de cuatro canciones.

En definitiva, este Crocanti lejos de resultar refrescante se plantea más como un aperitivo ideal para fans de Ellos. Para el resto de público, este Crocanti no pasará del típico helado que te comes entre horas sin ni siquiera tener hambre.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!