SALEM – Fires In Heaven (Autoeditado)

SALEM fue la abanderada de un ¿género? musical que se etiquetó como witch house, una aproximación al pop electrónico que tenía mucho de espectral, y cuyas producciones se basaban en la técnica de ralentizar el sonido (chopped & screw que tuvo como genio fundador Dj Screw) hasta alcanzar buenas dosis sonidos flemáticos, y alzando un aparato estético repleto de atmosferas lúgubres, malsanas, con influencias ochenteras con mucho reberb, sintetizadores, y cajas de ritmos.

Una escena que nació en EE. UU. de forma un tanto fragmentaria y que se fue larvando en la escena de clubes underground, y que entre los años 2007 al 2012 vio nacer grupos con más o menos suerte en la prensa especializada: Purity Ring, Holy Other, o los primeros pasos de Grimes serían algunos ejemplos.

SALEM debutaron con un laureado primer disco, King Knight (2010) en el que coqueteaban con lo esotérico, las historias retorcidas de la América sureña, los edificios en ruinas, etc. Parecía que su carrera se daba por finiquitada hasta que, por sorpresa, editan la continuación de aquel debut. En este Fires In Heaven (Autoeditado, 2020) recogen el testigo de aquel sonido fundacional sin aplicar cambios significativos.

Un trabajo escueto -casi media hora- en la que planean los sintetizadores, las voces como de ultratumba, y las notas en suspensión. Temas como “DieWithMe”, “Old Gods”, o “Wings” se nutren de la imaginería ocultista con espectrales apropiaciones a la música de grupos como Death Can Dance, The Cure, el postpunk, Bauhaus, el gansta rap, y así hasta completar un mosaico atractivo, aunque se le vean las costuras. No sé si llegaremos a recordarlos en algún momento por su aportación al devenir de la música, pero SALEM podrían ser perfectamente la banda sonora de esta pandemia.

Escucha SALEM – Fires In Heaven

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien