San León – Revolution (Subterfuge)

Un disco que contiene una versión glam de un tema que hicieran famoso Julio Iglesias y el Dúo Dinámico (carne de festival, cosas veredes), y además en francés, no puede dejar de llamar la atención por muy desequilibrado o pretencioso que resulte en su conjunto. Es el caso a medias de este Revolution, nueva grabación ideada, compuesta e interpretada por el gran Aldo Comas y su banda San León tirando esta vez por la vía electro-pop, con sintetizadores y teclados en evidente primer plano y un juego continuo con las melodías y las texturas que lo convierten en una especie de alquimista del sonido, solo que con un campo de acción limitado en el que se desenvuelve con gusto y estilo.

No se conforma con la revisión de “El Quijote”, la sorpresa apuntada al principio, sino que intenta darle la vuelta al concepto tradicional de bulería con letra en inglés e incorporando la guitarra del portuense Paco León (aportación del omnipresente Paco Loco, responsable directo del sonido final de esta decena de temas) en el mismo espectro que el del DJ barcelonés Radio Control. Para que se tenga una idea de que no todo está encasillado y todo es susceptible de cambiar y ser interpretado en múltiples direcciones. Temas de cierta madurez y tan coloristas como “Anticipation” o “Shout” pueden ser tenidos en cuenta como avanzadillas de lo que aún está por venir en cuanto al concepto y pretensiones de una banda de características bien definidas. Es tan halagüeña la perspectiva que si podíamos esperar incursiones tropicalistas como las de su anterior trabajo, ahora se sale por la tangente de la pulsión negroide y sintética a la manera de Daft Punk y de aseados ritmos bailables como el de “For us”, que lejos de descolocar lo resitúa como uno de los nombres punteros en esto de reinventarse con cada nueva entrega.

También puede descolocar la dureza de algunas letras, como la de “Eyes of fortune”, con lo desenfadado y glamouroso de la música que las arropa, pero eso no implica problema alguno para su disfrute. Lo impecable de la producción, lejos de la actitud básica en lo que a sonido se refiere de la factoría gaditana en la que fue realizada, sitúa a este disco un eslabón por encima de otros que juegan en la misma liga, incluso se aventura en los límites del soul con la intervención de Izah, una de sus nuevas voces. No se podrá decir que le falta ambición, ni buenos alimentos con los que llenar su nevera de sonidos. Ahora solo falta que la cosa despegue, que no quede sepultada bajo el terremoto del pop intrascendente como la medianía que seguramente no sea, y que el combustible que alimenta su motor no se contamine de otras sustancias que dejarían de aportarle energía. No es fácil sobrevivir en la jungla del pop, pero este es un dignísimo intento, y más que disfrutable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien