Severine Beata – El Ojo Brillante (Repetidor)

En la excelente web en donde, desde hace muchos años, intentan registrar todo lo que se mueve en la música indie y de vanguardia en el estado español llamada La Fonoteca, Marta Peláez aka Severine Beata explica de forma concisa lo que se puede uno encontrar si entra a escuchar el magnífico e inclasificable “El Ojo Brillante” (Repetidor, 2018): Está hecho de sonidos cercanos a la ensoñación, al recuerdo, con reflejos de luz y un poco de nostalgia, amable aunque no complaciente. Son temas gustosos de interpretar una y otra vez, que tienen algo de juego de manos. Por un lado tiene implícita una continuación con De Rerum Natura” (2015) aunque otros son distintos, más maduros y contrastantes. También tiene momentos más cómicos que el anterior disco, con más sentido del humor y más cabra/organillo […]” De la mano complice de su amigo Javi Álvarez (Fluzo, Duo Cobra, Néboa) que le da bien al cacharreo, a los loops inquietantes, al procesamiento de cintas, vibráfono, etc. y una Severine que se transmuta en una Suzanne Ciani, o en una Doris Norton, o en una Michele Mercure para, con sus sintes, hilvanar canciones que son travesuras libres de cualquier corsé o atadura. Son partituras que devienen libres narrativas muy ligadas a la concepción de la libre improvisación, y que desarrollan dispositivos en continua reelaboración en el directo que es como un laboratorio de pruebas.

Este cancionero no se circunscribe a ninguna coyuntura existente, son sonidos libérrimos. “Paseo Por Los Anders” tiene efectos oscilantes, y parece la banda sonora de una giallo de serie B, o una fantasía de Francesco Messina, en “La Selva De Julito” emulan los viajes al centro de tu mente a lo Moon Wiring Club, mientras se fragua una híbrida fantasía entre música ancestral y digital, y en “El Ojo Brillante”, las notas se vuelven carne, y los ecos industriales se funden con la ¿cumbia outter space barnizada de exótica a lo Martin Denny? Todo es posible.

La cara b del disco arranca con sonidos argepiagos que tienden puentes con un ambient entre ensoñador y aguerrido, mientras que “Paseo Con Jander” y “Selva Reprise” proyectan al oyente un estado mental que revela su posible influencia del sello Ghost Box. “Erbol” es algo muy parecido a una nana tocada por Spacemen 3, y acaban con “Hablaba En Stop Motion” con la voz modulada de Beata en una suerte de letanía atávica y espacial que me hizo evocar a Flying Saucer Attack. Cuidado que la serpiente acecha.

Escucha Severine Beata – El Ojo Brillante

Un comentario sobre “Severine Beata – El Ojo Brillante (Repetidor)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.