Shura – Forevher (Secretly Canadian/Popstock!)

La posibilidad real existe y parece presentarse de frente, tanto que para todos los implicados debe resultar casi palpable. La cantante Alexandra Lilah Denton -aka Shura- bien podría convertirse en la próxima fémina que, partiendo de una escena más o menos independiente, da el salto y acaba llegando a un público mucho más amplio, siguiendo así la estela de Florence Welch -aka Florence & The Machine-, Christine And The Queens o Lana del Rey. Tras posicionarse en la escena con Nothing’s Real (Polydor, 16), la británica reaparece ahora con un segundo disco en el que todo luce perfecto, pulcro e impecable.

Demasiado, de hecho, en una maniobra que sugiere que el producto ciertamente puede haber sido preconcebido con la idea de conquistar la mencionada parcela del mercado. Forevher (Secretly Canadian, 19) es una referencia pensada sin tapujos para enganchar a todo tipo de público, con la vocalista firmando piezas melódicas en extremo y (sobre) producidas en base a la necesaria (por eso de estar de moda) capa de synth-pop. Todo meditado para que la escucha resulte sencilla y asimilable sin esfuerzo, en lo que a la postre se traduce en falta de ritmo y un considerable empalago. A lo largo de sus diez canciones (más una introducción), el álbum incluye alguna pieza notable y más convincente del tipo de la bonita “Tommy”, “The Stage”, y la final “Skyline, Be Mine”, sin duda la mejor del lote. Pero también mayoría de ñoñerías vacuas y algo cansinas, del tipo de “Side Effects”, “Flyin’”, el ramalazo R&B de “Bklynldn”, “Control” o “Religion (U Can Lay Your Hands on Me)”.

A pesar del buen sabor de boca que deja “Skyline, Be Mine” y en términos generales, la entrega resulta difícilmente creíble y, aunque certificada por el respetado sello Secretly Canadian, su contenido no evita sonar a refrito de algo ya de por sí tirando a inofensivo. Forevher (Secretly Canadian, 19) parece diseñado con un fin muy claro, evitando apuntar en cualquier otra dirección que no conduzca a la consecución del anhelado éxito masivo. Una obra en la que se añora mayor asunción de riesgos y una selección estratégica que, en la práctica, sea capaz de activar ese pulso inducido al coma durante demasiados lapsos de tiempo.

Escucha Shura – Forevher 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.