Souvenir

La cotidaneidad alimenta nuestras letras

Des équilibres es el título de vuestro tercer larga duración, y un nuevo juego de conceptos contrapuestos, o contrarios, también un juego de palabras… en español “Equilibrios”, o “Desequilibrios” si leemos el título francés como si fuera un solo vocablo. El anterior álbum se titulaba Recto/Verso (“Anverso/Reverso”)… Encontramos otro ejemplo en la primera canción del nuevo disco, “Amour et dégoût” (“Amor y asqueamiento” -uy, en español no suena muy fino el segundo sustantivo-). ¿Buscáis el equilibrio en la conjugación de los extremos, de los opuestos? ¿O en estos específicamente por su significado, donde se puede entender que uno tiene un valor más positivo y el otro más negativo?

Jaime: La idea del título es de Javier Aramburu, de hecho. Lo de las ideas contrapuestas, y más después de Recto/Verso, supongo que parece que es intencionado, pero como la mayoría de las buenas ocurrencias, es fruto de una casualidad.

Patricia: una vez que eres capaz de aceptar y no rebelarte ante los inevitables altibajos de la vida, te das cuenta de que ésta es mucho más interesante con ellos que sin ellos. Y respecto a lo último que preguntas, aunque resulte chocante ver escritas palabras tan opuestas en un mismo texto, lo habitual es encontrarse entre esos extremos en la vida diaria.

¿Una agudeza marcadamente pop, lo anterior, quizás?

Jaime: no estoy seguro de si este tipo de ‘juegos’ es tan propio del pop, que de todas formas es un término muy engañoso y que cada uno entiende a su manera.

Con todo, unos nuevos títulos de canciones siempre muy poéticos: “Présage de l’hiver” (“Presagio del invierno”), “L’attente grise” (“La espera gris”), “Une ombre de toi-même” (“Una sombra de ti misma”), “Les films dans les regards” (“Las películas en las miradas”), y tantos otros… ¿Qué nos deparan las letras en este trabajo, seguimos en la línea cotidiano-soñadora?

Jaime: no es una mala definición. Desde luego la cotidianeidad alimenta nuestras letras, porque nos gusta expresar nuestros sentimientos, nuestro punto de vista o a veces simplemente hacer un esbozo, describir una simple imagen, pero tratamos de hacerlo desde un lenguaje lírico, o poético, como dices. En este disco seguimos en esa línea, y desde luego cada canción es absolutamente particular.

La gente se identifica con vuestras letras y, al igual que para nosotros los oyentes resulta muy agradable la empatía que produce vuestros versos, al cantar trocitos de nuestras vidas -por así decirlo-, por vuestro lado ¿hace que os sintáis portavoces de nuestro día a día?

Patricia: Nunca lo había visto así, sonaría un poco pretencioso de mi boca, pero dicho por ti me resulta muy agradable, gracias. Supongo que es simplemente que, aunque necesitemos sentirnos singulares, nos parecemos todos mucho. Sufrimos por las mismas cosas, deseamos lo mismo, hay cosas que son universales. Y sobre todo en cuanto a las relaciones humanas, todos nos encontramos con las mismas dificultades, creo yo.

El núcleo del grupo supongo que es el mismo de siempre: Patricia y Jaime, ¿y por lo demás? ¿hay colaboraciones? ¿músicos invitados? ¿incorporación de nuevos instrumentos?

Patricia: Este disco es distinto a los demás entre otras cosas por eso, hemos renovado el grupo, nos apetecía un cambio y lo hemos llevado a cabo. Mantenemos muy buena relación con nuestros antiguos músicos pero nos apetecía un poco de aire fresco. En este caso hemos hecho una distinción entre la grabación y el directo. Creo que hemos acertado, Paco Martínez (batería) y Pablo Jiménez (bajo) han aportado mucha profesionalidad al sonido del grupo en la grabación. Y estoy segura de que la elección para el directo va a aportar mucha frescura e intensidad al grupo.

¿Quién firma las composiciones? ¿o las autorías están más bien repartidas? ¿o son colectivas?

Jaime: parte de las canciones las he hecho yo por mi cuenta, pero en más de la mitad Patricia ha participado de manera decisiva, tanto en melodías como en letras. De todas formas, creo que su papel más importante es ejerciendo lo que podríamos denominar una especie dirección artística, porque yo me disperso muy fácilmente cuando compongo, y soy capaz de hacer canciones muy diferentes, tanto que acaban perdiendo coherencia o simplemente no pegan con el grupo. Pierdo la perspectiva fácilmente, y en muchos momentos ella tiene mucho más claro hacia dónde ir. El hecho de que el disco nos haya salido con ese punto tan extrovertido y optimista es mérito suyo.

Sabiendo que os gusta abriros a nuevas vías, evitando estancaros y aburriros, ¿qué novedades aporta este Des équilibres en cuanto a la música? ¿evolución, ruptura, continuidad con respecto a lo anteriormente publicado?

Jaime: hombre, hablar de ruptura sería excesivo, desde luego. Pero si que en este disco ha habido una clara intención de hacer canciones más extrovertidas. Hemos intentado huir del tono melancólico que ha predominado en los anteriores discos. Para mí ha sido un reto muy estimulante a la hora de componer, y he comprobado que es mucho más difícil – exagerando un poco – “hacer reír que llorar”, cómo dicen los actores. Desde luego es el disco en el que más esfuerzo y trabajo hemos invertido a la hora de componer.

¿Sigue siendo muy importante la atención a los arreglos, el preciosismo?

Patricia: en este disco hemos apostado por la simplicidad en cuanto a los arreglos, supongo que es algo que te piden las propias canciones y además nos apetecía hacerlo así.

Jaime: sí, ha sido seguir un poco el impulso de las canciones. Conforme las preparábamos parecía que no pedían grandes arreglos, sino los justos. Creo que eso da la medida de que una canción es lo suficientemente sólida de por sí.

¿La entonación del francés os ayuda a la hora de dar con las melodías, por eso de que la lengua francesa es bastante melódica? ¿Si cantarais en español os saldrían posiblemente otras melodías?

Jaime: no creo que las melodías fueran diferentes, porque normalmente sale antes la melodía que la letra, al menos en nuestro caso. Es posible que las letras fueran diferentes, sin embargo.

¿Sabéis si tenéis un eco especial en alguna esfera musical francesa? Debería ser bastante satisfactorio para ellos saber que hay músicos en España que optan por su lengua para expresarse.

Jaime: de momento hemos movido el disco muy poco por allí, pero la poca gente que lo ha oído le gustado mucho. Para este disco planeamos dedicarle más tiempo a que se nos conozca en Francia.

¿Os sentís influidos por autores francófonos?

Jaime: si te refieres a músicos, pues sí. En Francia el nivel musical ha sido extraordinario en los últimos 50 años, y sigue siéndolo hoy en día. Si comparas el panorama musical francés con el español, tanto a nivel mayoritario como minoritario, es para deprimirse. Así que mos sentimos mucho más conectados con ese panorama que con el de aquí, eso desde luego.

De nuevo Javier Aramburu a los diseños, quien sabe subrayar siempre el encanto, la elegancia, lo cuidado de vuestros trabajos. Todo un lujo ¿no? haber podido contar desde el comienzo, con Points de suspension (Jabalina, 2001), con su inigualable savoir-faire.

Patricia: Desde luego que sí. Nos sentimos realmente muy afortunados de poder tratar con él. Somos grandes admiradores suyos, no sólo por lo que hace, sobre todo por cómo lo hace. Es impecable trabajando, cuidadoso con los detalles, respetuoso y una persona estupenda. Con gente como él da gusto trabajar. Y qué decir del resultado, no podríamos estar más contentos, ha hecho la portada ideal para este disco, nos hemos entendido a la perfección.

¿Cómo se presentan los próximos meses en cuanto a actuaciones, gira?

Patricia: Estamos empezando a fijar ya algunas fechas. La verdad es que con este disco nos sentimos más motivados para tocar en directo. Creo que es porque las canciones son más extrovertidas y creo que se van a adaptar muy bien a ese formato. Siempre el tocar, cuando no es tu principal labor (mantenemos todos nuestros trabajos) se convierte en un trabajo más y cansa bastante, pero ahora nos sentimos con muchas ganas y fuerzas, creemos mucho en lo que hemos hecho y nos sentimos muy orgullosos.

¿Se plantean actuaciones fuera de España?

De momento no. Ha habido algún contacto, pero sólo iríamos si las condiciones son aceptables, cosa que de momento no ha ocurrido.

¿Seguís teniendo vuestro centro de operaciones en Pamplona?

Jaime: Sí.

¿Tenéis grupos o músicos fetiches, a los que desde vuestros inicios siempre acabáis volviendo?

Jaime: los grandes clásicos, con los que sueles pasar del entusiasmo al empacho, pero al final siempre vuelves: Gainsbourg, Bob Dylan, Robert Forster

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.