Toundra

Ser instrumentales más que cerrarnos puertas nos las abre, porque no define tanto un estilo. El no tener cantante es como “son rock, pero bueno…”, a cada uno le inspira lo que quiera, no cierra tanto el abanico de público


 
Inclasificables y absolutamente demoledores. Una impresión escénica que contrasta con la que te invade al conversar con ellos, una pandilla de amigos bien avenida, humilde y en esa etapa de la vida artística en la que, como dicen al final de la entrevista, te da igual tocar para una que para mil personas. Lo importante es participar.
 
Álex (batería), Alberto (bajo), David Maca “Macón” (guitarra) y Esteban (guitarra) forman hoy la alineación titular de Toundra. Desde Madrid, puro rock instrumental vertido sin previo aviso sobre las masas playeras que acudieron al pasado festival Arenal Sound, en cuyos camerinos tuvo lugar nuestro encuentro con el cuarteto. Escuchar sus discos puede ser una experiencia poco recomendable para oídos sensibles; verlos en acción, casi una necesidad para todo tipo de audiencias.
 
Esto del rock instrumental en un país como el nuestro no parece muy fácil de entender. ¿Eso ha sido un problema hasta ahora o, al contrario, estáis cada vez más orgullosos de defender vuestra propuesta?
 
Álex: Sí que lo tenemos en cuenta pero tampoco es algo que nos tire para atrás a la hora de hacer temas o de ser instrumentales o si la gente nos seguirá o no nos seguirá. Principalmente estamos en esto porque nos gusta, nos llena y nos divierte, y lo que venga después pues que venga, pero no vivimos pendientes de si a la gente le tirará este rollo o no. Así se hace todo un poco más sencillo de llevar.
 
Alberto: También el hecho de ser instrumental nos hace que el otro día estuviéramos tocando en el Resurrection y hoy estamos tocando aquí, son festivales bastante diferentes.
 
Álex: Más que cerrarnos puertas nos las abre, porque no define tanto un estilo. El no tener cantante es como “son rock, pero bueno…”, a cada uno le inspira lo que quiera, no cierra tanto el abanico de público al que llegamos.
 
Claro, porque siempre que nos preguntan lo que hacéis, y sobre todo a los que nos gusta huir de las etiquetas, no sabemos muy bien cómo describirlo para la gente que quiera acercarse a vuestros discos.
 
Álex: Nosotros siempre decimos rock instrumental, y ya cada uno que etiquete lo que quiera y que lo llame como quiera.
 
Esteban: Música con instrumentos. Creo que le llama más la atención a la gente de fuera del grupo el que no tengamos cantante que nosotros, nosotros ya nacimos así, entonces es lo natural. Conforme hemos ido creciendo como banda y tocando en un montón de sitios que en un principio no eran los sitios normales en los que teníamos que estar tocando pues vas abriendo puertas, vas rompiendo barreras y sí que le sigues llamando la atención a la gente. Por lo menos a mí me sigue llamando la atención que le llame la atención a la gente después de tantos años.
 



Precisamente lo que hacéis es apto para todo tipo de circuitos, para este de los festivales y para el de salas de poca capacidad.
 
Álex: Somos más de tocar en salas, y ahora como están todos los festivales en primavera verano, nos están saliendo bastantes conciertos, pero somos más de tocar en salas.
 
Alberto: Nos gustan más las salas pequeñas, porque ves al público y además como no tenemos un cantante, no tenemos una voz ni un micrófono para hablar con el público, hablamos con él conforme nos vemos, vas sintiendo, levantas las manos, y en una sala es todo mucho más cercano.
 
Esteban: En una sala la gente te va a ver a ti, o a un par de grupos. Aquí la gente viene al festival y de repente tienes que captar su atención.
 
Álex: Y a bañarse en la piscina y acabar embarazados (risas).
 
Tocar a la hora que habéis tocado (ni por la tarde ni muy entada la noche) en algunos festivales es también complicado. Quizás lo vuestro es más apropiado para más tarde, cuando ya el público está “calentito”, por decirlo de un modo más inteligible.
 
Álex: Tocar por ejemplo a las 21:45 es raro, porque normalmente nos meten de 1:00 a 2:30, o sea que también se agradece un poco tocar prontito.
 
Esteban: De todos modos depende de qué festival, porque el otro día en el Resurrection por ejemplo, a esta hora es cuando tocan los cabezas de cartel. Un poquito más tarde pero aquí ya son grupos extranjeros, y cuando vimos los horarios de este festival nos pareció perfecto. Luego resulta que a este festival la gente suele ir a los conciertos más tarde de lo normal en otros festivales porque quiere pasárselo bien, claro.
Y os suelen incluir en carteles de corte predominantemente indie cuando vosotros de eso tenéis más bien poco.
 
Álex: Estuvimos en el Festival de Les Arts, en Valencia, que era un poco del palo también indie y tal, y no pegamos mucho, la verdad, en el 101 Sun Festival el año pasado… Mientras nos llamen para tocar nosotros vamos a ir, sea del palo o no.
 
Macón: Podemos traer también este tipo de música a gente que no está acostumbrada a ella.
 
Álex: Porque te guste el indie no te van a dejar de gustar otras cosas.
 
Esteban: Si solo hubiésemos tocado en festivales de metal, de hardcore o de música menos accesible también nos aburriríamos y también el recorrido es menor. Está muy bien tocar en un montón de salas y de conciertos y de festivales diferentes porque así puedes tocar mejor. Y lo que decía Álex, es atractivo para nosotros exportar una música que en principio no está llamada a tocar en este tipo de eventos y romper esas barreras es algo que nos resulta atractivo.
 
Una cosa en la que todo el mundo coincide (los que han visto en directo, claro) es en que sois una auténtica apisonadora, mucho más que en los discos. ¿Qué hace falta para transformar así el sonido?
 
Álex: Yo creo que es porque tocan muy alto estos (risas).
 
Alberto: El tema es que disfrutamos mogollón tocando.
 
Álex: Nos lo pasamos muy bien y es lo que más nos gusta, entonces cuando vas con ganas yo creo que también la gente lo nota.
 
¿Toundra seguirá siendo como es, profundizando en ese camino abierto del rock desde una visión solamente instrumental?
 
Esteban: Alberto va a cantar en el próximo disco (risas).
 
Alberto: Yo me animo si queréis.
 
Álex: Lo veremos. Hombre, no creo que la cosa pegue un cambio ahí brutal pero bueno, todo tiene una evolución y ya veremos por donde sale. No tenemos previsto hacer ahí una revolución.
 
Esteban: Seguro que no va a haber voz, eso segurísimo.
 
Una buena prueba sin duda, ya lo habéis comentado, tocar en un festival aparentemente no apto para estos sonidos.
 
Macón: Tocamos también en el de los heavies, el Costa de Fuego, en Castellón.
 
Alberto: Era una especie de pack conjunto, con la entrada del FIB iba la entrada al Costa de Fuego, en el mismo recinto.
 
Esteban: Queremos tocar en el Rototom también, así ya juntamos a los heavies, los rastas y a todo lo que haga falta (risas).
 
Álex: De todas formas a los conciertos de por la tarde ha venido muy poquita gente, a ver si luego se animan.
 
El escenario donde tocáis normalmente está reservado a otro tipo de banda con un sonido digamos más mayoritariamente “buenrollista”. Han pasado por aquí los Aslandticos, Canteca de Macao, La Pulquería…
 
Esteban: ¿Estás diciendo que somos buenrollistas, tío? ¿A que te reviento? (Risas).
 
Álex: Pero a nosotros que haya treinta o treinta mil personas nos da igual.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.