Vüho – Sexo Mutante (Autoeditado)

En una mano, una botella de Jack Daniels y en la otra, el muy llamativo LP de rock and roll, Sexo Mutante, de la banda cordobesa Vüho.

Inmersos en esta situación de tragos de alcohol fuerte es como, quizás, debamos comenzar a interesarnos por este potentísimo y descollante trabajo que comanda, de manera prácticamente total, el ducho compositor, letrista, vocalista y guitarrista Abraham Roso. Éste, cual Lenny Kravitz, se hace cargo de casi todos los instrumentos como también el órgano Hammond, el bajo, los coros; además de los arreglos, la programación e incluso la producción y la ingeniería. Aún así, le han asistido otros músicos curtidos como Pedro Moreno a la batería, los arreglos y algún texto y Carlos Deko, al bajo, los coros y el sonido de los directos.

A lo largo de este inaugural LP, la letra y la música se fusionan en un solo ente, explosivo y directo el mismo, y es que tal como ya insinúa su centelleante portada, el repertorio de 11 canciones asciende como un genuino cohete hacia un incierto cosmos. Así que ajústate el cinturón que vienen turbulencias.

Efectivamente, que no aguarde el oyente que el propio sheriff Roso y sus ayudantes se anden por las ramas, con lo que ya puedes prepararte para un electrificado chute con sabor a “classic hard” y con puñetazos en la mesa metálica como “Platönik” , “Sexo mutante” , “Nos fuimos a la mierda”, “Surfeando en una ola de asfalto”, “Una puta mierda”, “Huracán”, “Animal” , “Dinamita”, “Gurú”, “Ella es el diablo” y “Mata al monstruo”. En consecuencia, en el particular Salvaje Oeste letrístico de Vüho te cruzarás con diversas inalcanzables mujeres fatales, con muy explícitos mensajes carnales y soeces, con sustancias ilegales, con infiernos internos y demás temáticas usuales en el rock and roll más inoxidable.

Las canciones aquí no es que suenen, ¡es que hierven! Por ejemplo, las vigorosas, habilísimas y entrecortadas guitarras de Abraham Roso resultan absolutamente avasalladoras como el rodar de un tren de alta velocidad, el cual te pasa por encima. Esta banda conoce, perfectamente, como moverse en el punto justo del género “hard” y los 33 minutos de esta obra corren como un indomesticable relámpago y como varios bandazos de adrenalina.

Tras finalizar de audicionar el álbum, se deduce que alguien con muchas tablas debía de estar detrás de un proyecto de semejante calibre y éste “alguien” no es otro que Nacho Santiago, componente de los míticos Medina Azahara; el cual se ha ocupado de los arreglos, la grabación y las mezclas en Antítodo & ArtRoind Studio. La tarea de masterización la desempeñó Miguel González (Black Box Mastering)

Si te conmocionó Carlos Tarque en solitario en 2018, si te atrapó el grupo Diavlo con su LP de 2019, pues en tu ciudad se planta, en este 2020, tu nueva droga dura musical y se llama Vüho.

Si añoras, continuamente, los rocosos primeros tiempos de Los Ronaldos (1987 y 1988) o de M-Clan (1995 y 1997), siempre puedes recurrir, con total garantía, a la banda sureña que hoy nos ocupa.

Cantaba el glorioso Miguel Ríos aquello de “El rock es un boomerang”, pues bien, Vüho agarra con determinación esta fidedigna arma, la arroja, golpea en el blanco y el artefacto retorna a su firme puño como si nada.

No hace falta pensar mucho cuando escuches este álbum, sencillamente, se puede asegurar que Sexo Mutante es uno de las más supremas apuestas de hard-rock que han despegado, en 2020, en idioma castellano.

Escucha Vüho – Sexo Mutante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.