Nacho Vegas (La Riviera) Madrid 23/01/16

Raúl: fan del Nacho Vegas primerizo, sus discos preferidos son Actos Inexplicables (01), El manifiesto desastre (08) y el Ep Seis canciones desde el Norte (01). El otro Raúl: trabajador, cree en la lucha de clases, harto de que políticos, banqueros, empresarios del IBEX 35 y demás hijos de puta exploten a los de su condición bajo el auspicio del neoliberalismo. En cualquier caso, un actor poco memorable.

Ante semejante bifurcación interna, es difícil, por un lado, no estar decepcionado ante un nuevo concierto de Nacho Vegas que se deja en el tintero una vez más clásicos indiscutibles como “El Ángel Simón”, “Morir o Matar”, “Ocho y Medio” o “El salitre” y, por otro, estar profundamente orgulloso de tener una voz artística capaz de denunciar la injusticia y el esperpento nacional a través de sus canciones.

La verdad es que tampoco cabe lamentarse en exceso con respecto a las ausencias de repertorio hoy día: todos sabemos ya de antemano que las concesiones al pasado, a la etapa centrada en el “yo”, son muy puntuales y que lo que veríamos estaría centrado, principalmente, en Resituación (14) y su clara extensión a través del Ep Canciones populistas (15).

Es mejor por tanto, celebrar en común con un público entregado poder cantar arengas como “Canción para la PAH”, “Polvorado”, “Runrún” “Ámenme, soy un liberal” O “Mi novio es bobo” (acompañado de la carismática Fee Reega sobre el escenario), tan livianas en lo musical como necesarias en su concepción.

También congratularnos ante el hecho de aplaudir la profesionalidad y la compenetración que existe hoy día en su banda de directo con un Joseba Irazoki ya totalmente integrado y un musculoso aporte a la segunda guitarra de Eduardo Baos como aspectos más destacados. Otro lo fue la casi presencia constante sobre las tablas del Coru Internacional Antifascista Al Altu La Lleva, perfecto para abrigar el espíritu de estas composiciones reivindicativas de protesta.

Pero eso sí, la novedad más destacada fue ver a un Nacho Vegas desprovisto de guitarra en muchos lances del show, desnudo al micrófono. Quién se lo iba a decir a Nachín hace 15 años, que este chico tímido susurrando sus canciones parapetado por su flequillo y su guitarra acabaría convirtiéndose en una suerte de crooner del Tercer Estado en algunos momentos de sus conciertos. A esto, sin lugar a dudas, se llega por tener una confianza completa en su obra y en su capacidad escénica; un crecimiento interpretativo que nos brindó sus mejores momentos hacia el final con unas inapelables “Gang Bang”, Cómo hacer Crac” y “La gran broma final”.

Un bis muy bien compensado, abierto con una de sus últimas concesiones al intimismo personal de ocaso, la preciosa “Luz de agosto en Gijón”; una de sus últimas grandes composiciones, “Vinu, cantares y amor” y la inevitable “El hombre que casi conoció a Michi Panero”, sirvieron para despedir una velada que fue claramente de menos a más.

La única duda que me queda, ahora que parece que todo el periplo de su etapa más social, por así decirlo, llega a su fin con esta gira y la publicación de su último Ep, es si el Nacho Vegas del futuro volverá a centrarse en la figura del “yo” o seguirá centrado en la figura del “nosotros”. Sea como fuere, lo importante es no olvidar nunca que el enemigo siguen siendo “ellos”.

3 comentarios sobre “Nacho Vegas (La Riviera) Madrid 23/01/16

  • el 24 Enero, 2016 a las 8:43 pm
    Permalink

    Tal y como lo has planteado desde la dicotomía Yo-Nosotros, lo que me parece muy acertado, en la carrera de Nacho, tengo que decir que mi recorrido ha sido al revés, conecté desde el Nosotros (sigo enchufadisimo) y recorrí su obra revisándola hacia atrás, su yo, encontrándome sorpresa tras sorpresa, lo que agrandaba mi opinión de tratarse de un grandísimo y sorprendente artista.
    Buena cronica, saludos

    Respuesta
  • el 25 Enero, 2016 a las 12:38 pm
    Permalink

    Aunque es un artistazo, la verdad que no es comparable lo que hace ahora respecto a su etapa anterior.
    Esperemos que vuelva a su primera etapa. concierto muy flojito la verdad!!!

    Respuesta
  • el 25 Enero, 2016 a las 8:37 pm
    Permalink

    Muy buena crónica. A estas alturas no se le reconoce al bueno de Nacho. La sensación al verle moviéndose y “bailando” sigue dando vueltas en bucle en mi cabeza.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.