Nudozurdo – Rojo Es Peligro (Everlasting/Popstock!)

Nudozurdo mudan de piel en su nuevo disco, tras la publicación de Acústico (2013) -con los músicos adaptando cancionero al formato- y su posterior gira, donde Leo Mateos y compañía ya ofrecían alguna pista (de fondo, que no de forma) acerca de hacía donde dirigirían sus pasos. Así, en el que es su cuarto elepé, la banda cambia rabia explícita por inquietud contenida, aunque a efectos prácticos resulten igual de arrasadores, sugerentes y (con frecuencia) desesperanzados que de costumbre.

El grupo apuesta además por la colocación preferente de una serie de sintetizadores que ya copaban el proyecto paralelo del vocalista, estrenado a finales de la pasada temporada bajo el nombre de Acuario. La presente entrega apura mayor profundidad lírica, motivada por una calma relativa que ensalza la presencia e impacto de cada elemento de la canción. En la toma de contacto inicial extraña inevitablemente la continuidad reiterada de medios tiempos, así como la ausencia de violentos acelerones habituales en la obra del combo… y sin embargo la nueva personalidad luce con fuerza y solvencia.

Lo visceral del talante sigue presente pero adoptando ahora formas inéditas, más meditadas y sobre todo definidas, con la reconocible interpretación de Mateos como principal nexo con anteriores preferencias. Un trabajo donde cada detalle -desde la instrumentación al remate definitivo- cuenta y tiene una finalidad propia, renunciando al golpeo explícitamente abrupto. Un álbum que incluye composiciones inspiradas, con preferencias analógicas y de frecuente querencia ochentera que van desde “El Grito”, “Carpinteros del Mal”, “Semillas Nuevas” o “Debo ser un Robot” hasta el majestuoso cierre que significa “Los Bárbaros/Cuando creas que ya esté aquí”.

Rojo Es Peligro (2015) descoloca en los primeros pases, para conquistar inmediatamente después con un conjunto coherente y certero. Es el nuevo aspecto del trío madrileño, que maneja un sonido más destilado que nunca pero mantiene el carácter y calado de siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.