Alado Sincera – Dos Dolores (Repetidor)

Es curioso como a veces álbumes con catorces cortes, cargados de  melodías monótonas y repetitivas te pueden decir tan poco, y sin embargo un vinilo con tan solo dos canciones puede transmitirte muchas más sensaciones, sentimientos o recuerdos…

Sin duda Dos Dolores es un claro ejemplo de lo segundo. Un formato cuidado, el placer por lo bien hecho, una mirada cómplice hacia los tiempos pasados en que los vinilos de pequeño diámetro  abarrotaban las estanterías, una nueva obra de arte en forma de collage, y sobre todo, dos nuevos temas, que si bien para cualquier banda tradicional podrían haber ido en el orden inverso, (poniendo “La herida preferida” en la Cara B, y “Dolores” en la Cara A) para Alado Sincera no hay duda de cuál es su “cara A” y decide colocar la oscuridad por delante, haciendo toda una declaración de intenciones sobre lo hecho hasta hora, e imagino lo que tendrá que venir.

Dos canciones que evocan de manera clara el espíritu de Palimpsesto (Repetidor, 2009), transmitiendo por una parte toda la dureza, la rabia, y la mala leche con la que acaban las rasgadas guitarras de “la herida perfecta” que sin darte cuenta te inducen de manera inevitable a la enésima escucha de temazos como “besophonio” o “aplauso”.

Una vez desfogados y con los ánimos bastante más calmados, el segundo tiempo lo protagoniza un tema mucho más melancólico, amable y tranquilizador, como es “Dolores”. Una canción que muestra sin duda esa otra cara de Alado Sincera, la minimalista, la que con las palabras justas cuenta historias sencillas y nostálgicas, y que de nuevo tiene esencia a canciones como “el mirador” o “tú vas” del imprescindible tercer disco de la banda.

Breves aunque buenas noticias las que llegan de nuevo desde los sonidos de Alado Sincera, y que dejan un agradable sabor de boca a la espera del nuevo material que esté por llegar… ¡Esperemos que más pronto que tarde!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.