Amigos Imaginarios – El Maestro de Houdini (Banjo records/ PIAS, 2007)

El que puede ser considerado como el segundo largo de los Amigos Imaginarios, se presenta como un notable ejercicio de pop-rock a cargo de una formación que capitanea todo un veterano, Santi Campos.

Ya no se trata de un proyecto en solitario, existe una conexión e implicación entre los cinco miembros de la banda madrileña. La banda ya no es una probatura, sino una empresa con las ideas claras. Optan por la autogestión y por manejar las riendas de su destino.

El Maestro de Houdini supera a su antecesor, El Invierno Secreto, básicamente por lo que hemos apuntado en la frase anterior, hay más rodaje. El sonido final es más contundente, más preciso y los temas poseen una impronta más rockera. Empezar con “Chistes raros ” y “Disco del mes” es hacerlo con ganas, sin titubeos. El apartado vocal cubierto por Santi y Ester Rodríguez alcanza un nivel muy destacado, no es nada sencillo combinar dos voces tan diferentes.

Ya no es noticia que muchas de las canciones del ex Malconsejo cada día se defiendan mejor en el peligroso terreno de los medios tiempos. Ojo! Hace falta destreza y talento para no aburrir cuando juegas en este campo. “Lobos en insectos” tiene ritmo, es potente (que no acelerada), y enlaza perfectamente con la calma de “El invierno secreto II”. El apartado de los arreglos se defiende con una solvencia insultante. Esto ya no es un experimento… Y de los teclados ni hablamos! Bendita influencia que Wilco nos aporta.

Uno de los mejores cortes del álbum, “Una educación católica”, es un guiño/homenaje al ya clásico disco de Teenage Fanclub con el mismo nombre. Con “De mudanza” vuelve ese guitarreo elegante que provoca un bailoteo disimulado. Otro notable justamente merecido. Diez títulos, diez ejemplos de artesanía fina. Con sus medios y con su arte. Con el sello y valor de siempre: una voz para adictos a la melancolía y la nostalgia. Muy recomendable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.