Árbol – Dreams Made Of Paper (Lejos)

Sentémonos en aquel prado oscuro y encendamos un fuego. Escuchemos atentamente las sombras que, dispuestas a sobrecogernos el aliento, discurren por entre las rocas. Emitiendo suavemente cada impulso de su batir suave de sábanas, las catorce joyitas de estos sueños fabricados de papel se estructuran sobre nuestros pensamientos amoldándose a ellos como aquella banda sonora que ya nunca olvidaste, o esa caída de la que manaba tanta sangre que creías desfallecer hasta que tu madre te besaba, o ese primer beso entre amargo y dulce que después resultarían ser todos y cada uno de los posteriores.

Áridas estampas lunares a veces, nanas inquebrantables de acero derretido al son de trémulas voces y siempre con un halo de exquisitez fuera de toda duda, Miguel Marín construye sobre una baraja de poliformes sentimientos toda una catedral, barroca si se quiere, sencilla a la larga, de la angustia y la soledad. “Dreams Made of Paper” tiene en su mejor baza la repetición en absoluto cansina de las notas, el suave masajeo de la rutina tan solo despertada por un leve quejido, o por un movimiento de ondas mas intensa: “Noga” pellizca el cuerpo a base de glitches sobre un colchón arisco para en su segunda mitad arrullar con pinceladas impresionistas; “Bright Day” congela el tiempo con sus solemnes cuerdas y el breve a capella de Suzy Mangion. “Golden Section” desarma, nuevamente con la ayuda de Suzy Mangion con una interpretación atemporal y un adorno de clarinete inesperado. También desvelamos el gusto de Marín por las bandas sonoras: “November” es pura ciencia ficción a lo Tarkovsky, densa, oscura, temblorosa; “lost Angel” enturbia y ensancha la IDM al uso añadiendo cuerdas que aparecen a la par que mutismos terribles y desconcertantes; No sólo va a despedazar el corazón del aficionado a la electrónica de calidad. Sin duda, agotará emocionalmente al más duro y reacio degustador de sonidos sintéticos. Árbol hunde en nuestro corazón la raíz de la pura emoción y hace daño. Vayan preparando los escudos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.