Arctic Monkeys – Cornerstone EP (Domino)

Es indudable que “Cornerstone” es una de las mejores canciones de Humbug, ese tercer trabajo de los Arctic Monkeys que unos califican como un total descalabro y otros como la confirmación necesaria de la madurez de la banda. Aprovechando el tirón del tema en cuestión, los de Sheffield nos entregan el Cornerstone EP en el que se recogen, además del tema que da título al trabajo, tres canciones que no acabaron de encajar en el disco pero que, dada su calidad, no merecen acabar olvidadas en un cajón.

El Cornerstone EP es un crescendo que, tras la potente balada que es el tema que le da título, echa la vista atrás a los trabajos anteriores de los monos y recoge esos sonidos que los han situado en el lugar que están ahora.

Si “Catapult” tuviera un punto menos de guitarras y un punto más de arreglos de viento, hubiera encajado perfectamente en el disco de The Last Shadow Puppets, el proyecto paralelo de Alex Turner con aires revisionistas. “Sketchead” no hubiera desentonado nada en aquel Whatever People Say I Am, That´s What I´m Not que presentaba unas canciones efervescentes y descaradas de unos monos árticos desinhibidos. Mala leche y mucha rabia concentrados en dos minutos y cuatro segundos. Y tal vez sea “Fright Lined Dining Room” la que mejor conecta con el sonido denso y oscuro que practican los británicos en este Humbug. Ritmo pesado y riffs de guitarra: ¡cómo se nota la mano de Josh Homme!

Un enorme EP de Arctic Monkeys con esas tres perlitas que se podrían haber perdido o podrían haber estado en el otro lado de un single, pero que acertadamente forman parte de esta golosina, totalmente imprescindible para los fans y absolutamente disfrutable para los que no lo sean tanto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.