Ben Watt de Everything But The Girl, anuncia su cuarto disco

Completando una convincente trilogía de álbumes desde su tardío regreso hace seis años como cantante y compositor en solitario, Ben Watt publica su cuarto LP Storm Damage el 31 de enero de 2020, y con él nos trae un nuevo sonido y un nuevo fervor. El primer tema que comparte es “Sunlight Follows The Night”, acompañado de un vídeo del premiado cineasta Rahim Moledina, que ya había escrito y dirigido el vídeo para el tema titular del álbum de Watt “Hendra” de 2014.

 

“Necesitaba una aproximación fresca” dice Watt, de 56 años. “El álbum salió de un intenso periodo de angustia personal y enfado político. A veces, repetirse musicalmente parece una falta de respeto a la agudeza de tus sentimientos. Tienes que buscar una nueva manera de capturar la energía.”

A lo largo de cuatro décadas, Ben Watt ha mantenido una trayectoria comprometida con el progreso, desde el ardiente folk empapado de ecos de sus primeros trabajos en solitario con Robert Wyatt, pasando por 17 años como mecanismo principal y co-letrista de los súper-ventas Everything But The Girl junto a Tracey Thorn, sin olvidar los diez años la cabeza de su astuto sello de electrónica Buzzin’ Fly, hasta sus recientes álbumes de no-ficción y crisis de mediana edad, los premiados Hendra (2014) y Fever Dream (2016).

Su nuevo álbum Storm Damage no es una excepción. En términos de sonido es aventurero, y las letras son detalladas y comprometidas. En definitiva, un álbum (escrito y producido por Watt) que representa un viaje personal a través de la ansiedad y el cambio, siempre desde una óptica desafiante. 

“Mi medio hermano más cercano murió inesperadamente en 2016, solo cuatro años después de mi medio hermana”, cuenta sobre los eventos que dieron origen al álbum. “Me quedé estancado un año, cabreado por dentro y cabreado con el mundo político a mi alrededor. Me sentía medio impotente, medio propulsado hacia delante. Cuando finalmente llegaron las canciones, algunas eran oscuras, sí, pero siempre hay hueco para la luz. Siempre. Intenté dejar eso claro.”

Ben ha renunciado esta vez al sonido de doble guitarra que tantos elogios le valió en sus dos álbumes anteriores, para centrarse, en sus propias palabras, en un “trío retro-futurista” de piano de pared, contrabajo y un híbrido de ritmos eléctricos y acústico, todo ello colocado sobre un fondo medio iluminado de sintes analógicos solitarios, ecos en espiral, y “sonidos hallados” impresionistas adaptados de grabaciones online de dominio público. Alan Sparhawk de Low contribuye como invitado especial a la guitarra eléctrica y armonías vocales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien