Biscuit

Lo de grabar en Chicago fue una experiencia increíble no solo por las maravillas técnicas del estudio de grabación sino por la experiencia de estar en una de las ciudades claves de la cultura rock

Biscuit es una formación veterana de nuestra de nuestra escena con más de 20 años de carrera.
Charlamos con Armand Cardona con el que repasamos la trayectoria del grupo y sus planes de futuro
 
¿Qué valoración hacéis de lo que ha supuesto y supone Biscuit en vuestras vidas? 
Pues a día de hoy, para bien y para mal, no puedo entender mi vida sin tocar en este grupo, no vivimos de la música pero sí vivimos para la música y creo que con el tiempo la necesidad de tocar y hacer cosas ha ido en aumento más que en descenso… Para sorpresa de amigos, familiares y gente de bien en general.
 
Dos sois hermanos e imagino que entre los cuatro la amistad es casi inquebrantable. Hay que llevarse muy bien para “aguantar” tanto tiempo… 
Estas cosas pasan sin querer, sin forzarlas, nunca nos hemos planteado muchas cosas, simplemente hemos dejado que pasaran. Podríamos decir que somos una familia, disfuncional, como todas, y una cosa que nos distingue y nos mantiene unidos es no tomarnos muy en serio a nosotros mismos. No hay cosa peor en el mundo que un grupo de R´n´R que se tome en serio a sí mismo, puajjj!!!
 
Tengo la sensación de que la libertad que os aporta vuestro DIY, vuestro propio ritmo, no ser portada de medios… al igual que les ha pasado a otras bandas en España (por ej. The Brontës) es muy positiva y os ha permitido alcanzar un alto nivel compositivo. 
Está claro que nunca hemos sentido ningún tipo de presión por parte de nadie, nos movemos en un nivel demasiado underground para sentir ninguna presión; ni seguidores, ni discográficas, ni nada… Siempre hemos hecho lo que nos ha dado la gana y eso sólo puede ser bueno. A los Bröntes habrá que escucharlos.
 
Memorabilia es hasta la fecha vuestro último trabajo. El disco salió hace un año y rezuma energía a lo bestia. Combinar así melodías y guitarras es harto complicado, muchos lo han intentado sin éxito. ¿Cómo fue la experiencia de grabarlo en Chicago?
Creo que es el disco que mejor refleja lo que es Biscuit. Como bien dices, el concepto es y será combinar guitarras y melodía, a lo bestia a ser posible. Lo de grabar en Chicago fue una experiencia increíble no solo por las maravillas técnicas del estudio de grabación sino por la experiencia de estar en una de las ciudades claves de la cultura rock.
 
Imagino que vuestra mayor pretensión es seguir disfrutando, ensayando y a poder ser grabando temas. ¿Qué os hace ilusión, que un sello os apoye con un lanzamiento o que un promotor apueste por Biscuit para una gira?
Lo que realmente nos ilusiona es que la gente venga a los conciertos y escuche nuestros discos. Nos honra que los majetes de La Castanya se jueguen su pasta por nosotros pero lo que nos pone de verdad es que venga alguien después de un concierto y nos diga lo mucho que le gusta una canción del disco y que no para de escucharla. Eso da sentido a las  horas de ensayo, viajes…
 
¿Es mucho más fiel al directo este trabajo que los anteriores, verdad? 
Sí es el más fiel a nuestro directo pero no lo es del todo, cuando nos veas lo entenderás.
 
Memorabilia contiene un poco de todos vuestros gustos. Garaje, powerpop, punk-rock… ¿Dónde os sentís más cómodos? 
Y te dejas psicodelia, soul, blues y música negra en general, algo de hard-rock bien entendido y… Mejor digamos R´n´R que es un término más amplio y suena más bonito.
 
La propuesta de versionar en directo a los Jam junto a Bart Davenport es muy atractiva. La gira, en diciembre. Diez días seguidos, mucho tema! ¿Qué pinta tiene el asunto?
Es la gira más larga y más importante que hemos hecho nunca y por lo tanto la cosa sólo puede pintar bien, además de ser un reto el hecho de trabajar junto a Bart Davenport y hacer un gran disco de los Jam.
 
¿Cómo veis los números recortes que está sufriendo el sector de la cultura y qué futuro nos espera a corto/medio plazo? 
Como buen gobierno de derechas ven a la cultura como un peligro para sus intereses y por lo tanto harán todo lo posible para eliminarla o mantenerla en un segundo plano. A parte de que es un ataque al pequeño y mediano formato, no atacarán a las vacas sagradas con sus casas  en Miami, aunque, bien pensado eso no es cultura.
 
Espero que haya Biscuit para rato. Para despedirnos, decidnos tres discos clásicos que os unen a los cuatro y tres artistas que os siguen haciendo vibrar. 
Tres clásicos intocables en la furgo de Biscuit:
–       Rubber soul de los Beatles
–       Deja Vu de Crosby, Stills, Nash & Young
–       Paranoid de Black Sabbath
 
Y tres artistas que nos siguen haciendo vibrar:
–       Neil Young
–       Paul Weller
–       Redd Kross (su disco de retorno es cojonudo)
 
 
Muchas gracias!
A vosotros!
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.