Canciones para entender bien la desescalada

Desde hoy se pone en marcha la famosa desescalada. Llevamos cerca de dos meses encerrados en casa, protegiéndonos de un maldito virus y poco a poco parece que se empieza a ver la luz al final del túnel. Ya sabéis, desde hoy podéis dar un paseo, hacer algo de deporte y otras reglas más que seguro que os sabéis de memoria.

Tirando un poco de pedagogía y algo de humor, vamos a recordarte a través de canciones, los pasos más importantes de este camino hacia la nueva normalidad o como queráis llamarlo.

Empiezan nuevos tiempos, nada de lo que conocemos volverá de momento

Todo ha cambiado. Si nos hubieran dicho las pasadas navidades que en tres meses íbamos a acabar todos encerrados por un virus altamente contagioso y peligroso para personas con patologías y una avanzada edad, pensaríamos que nos encontrábamos ante el nuevo estreno de Netflix, HBO y demás. Pues no, amigos, esta mierda es una realidad y debemos adaptarnos con responsabilidad. Vienen tiempos nuevos, tiempos salvajes.

 

Cumple los horarios

Si vives en una localidad de menos de 5.000 habitantes, enhorabuena, tienes todo el día para salir a dar una vuelta ya sea en compañía de tus hijos pequeños, a practicar algún deporte y demás. Existen unos horarios establecidos para cumplirlos desde hoy. Poco a poco con la evolución de las fases (como si fueras un Pokemon) podrás hacer más cosas. De momento, apréndete los horarios bien y procura que no se te pasen tus horas.

 

Mantén la distancia de seguridad

Esta será la principal novedad de esta nueva normalidad, la distancia. El distanciamiento social funciona si todos colaboramos en él. Disminuir y prevenir la propagación del dichoso Covid-19 evitará contagios y salvará vidas. Ya lo sabes, somos responsables de proteger a los que corren más riesgo. Mantén la distancia adecuada.

 

Evita abrazos, besos y demás

Nosotros que somos de abrazar, besar, agolparnos…, tendremos que mantener al menos dos metros con el de al lado por nuestra propia seguridad. No poder achuchar a tus seres queridos es una de las medidas más duras a las que tenemos que enfrentarnos, pero es necesaria. Paciencia, ya llegarán tiempos mejores, recuerda lo que decía Santiago Auserón: “No voy a tocarte, es mejor así”.

 

Aprovecha para dar un buen paseo

Después de cincuenta días confinados, la necesidad de andar un rato más allá de ir a la compra, al trabajo (en algunos casos) o a la farmacia, nos va a hacer lanzarnos en masa a la calle. Sentir el aire en la cara y la luz del sol son sensaciones que casi teníamos olvidadas. Aprovecha, disfruta lo que puedas y date un paseo por el parque.

 

Usa mascarilla

¿Mascarilla sí, mascarilla no? No está muy claro su uso, pero es recomendable de cara a entrar en espacios cerrados, cuando vayas a la compra, a tu lugar de trabajo en transporte público, a la farmacia, a Correos, el estanco… La mascarilla protege y te protege. Es un artilugio al que no estamos muy acostumbrados, aunque ya sabéis que en la cultura asiática es totalmente habitual. Por si acaso tenlas siempre a mano, nunca vienen mal.

 

Saldremos de esta

La desescalada nos ayudará a olvidar la frustración que estamos viviendo los últimos tiempos de días no vividos, de planes truncados, de conciertos cancelados, eventos a los que no pudimos acudir, viajes que no pudimos hacer y otras tantas cosas. Son las circunstancias y gracias a nuestra responsabilidad, hemos conseguido llegar hasta aquí frenando la dichosa curva. Tengamos paciencia, porque pronto recuperaremos todas esas cosas que queríamos vivir, pronto saldremos de esta.

 

Pronto llegará una vacuna

Estamos en manos de la ciencia. En una pandemia mundial como esta, el papel de médicos y científicos ha tomado el peso que realmente merece. Ellos son quienes marcan el paso y quienes tienen la llave para sacarnos de esta, ya sea a través de un tratamiento o una vacuna. Nos consta que laboratorios y científicos, llevan meses trabajando en una cura, testando, probando y buscando una solución para salir de esta. Confiemos en ellos y protejamos su labor.

 

Mantén la esperanza, quizá el verano sea diferente

Como nos enfrentamos a algo totalmente desconocido, no sabemos cómo evolucionará en las próximas semanas. Quizá la llegada del calor haga que las cosas cambien y podamos disfrutar de ese bello verano que nos haga olvidar estos momentos tan difíciles. Las predicciones no son muy halagüeñas, pero soñar es gratis.

 

Cuando termines, vuélvete a tu casa

Ya lo sabes, hoy empieza una nueva etapa que al menos nos dará menos bajona que las complicadas semanas anteriores, además parece que la primavera brota con más fuerza que nunca. Sal, compra, pasea, haz de porte y después, quédate en tu casa. Hasta que podamos salir con más asiduidad y sigamos avanzando en la desescalada.

 

Y por supuesto, no dejes de escuchar música

Si los creyentes tienen la fe, nosotros tenemos la música. Es nuestra mejor compañera para momentos malos y buenos, banda sonora del instante en que vivimos y bálsamo de nuestras angustias. Así que ya lo sabes, pon un disco, enciende la radio, rebusca en tus viejos vinilos, desempolva los casetes, pon vídeos musicales, suscríbete a un podcast o exprime los servicios de streaming, pero no dejes de escucharla.

3 comentarios sobre “Canciones para entender bien la desescalada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.