Cinco años sin Lou Reed: nuestras canciones favoritas

Un 27 de octubre de 2013 se iba Lou Reed. Su trascendencia, su influencia y su legado ha quedado escrito por derecho propio en la historia de la música contemporánea.

Fundador de The Velvet Underground, autor de decenas de himnos para diversas generaciones, considerado padre del rock experimental y cultivado personaje plenamente interesado en diversas disciplinas artísticas, Lou Reed deja un vacío insustituible.

Algunos redactores de Muzikalia hemos querido recordarle con nuestras canciones favoritas de su carrera en este artículo especial.

I`m Waiting for my Man + Temporary Thing
Live: Take no Prisioners (1978)
Fernando del Río

Por motivos personales, sin ser su mejor disco, el directo grabado en 1978 titulado Take no Prisioners es el disco que mejores recuerdos me evoca de la bestia de Brooklyn. He escogido una especie de “medley” que se marca el bueno de Lou de dos temas mezclados entre sí para este disco: “I´m Waiting for my Man” y “Temporary Thing” en clave de blues áspero y guarro. En España este disco se publicó con portada diferente a la estadounidense, y es que Lou y los encargados de la discográfica Arista plagiaron la portada al dibujante catalán Nazario, creador (entre otros) del personaje Anarcoma. El guionista y dibujante se querelló contra la discográfica y en el año 2000, después de varios juicios, esta tuvo que pagar a Nazario cuatro millones de pesetas.

 

Man of Good Fortune
Berlin (1973)
Fernando del Río

Incomprensiblemente vilipendiado por gran parte de la crítica musical de la época, el tercer álbum en estudio de Lou Reed, Berlin, lo aleja de los “eyeliners”, las luces de neón y el “Glitter” de la época, para adentrarlo en el submundo de los yonkies, prostitutas y proxenetas que desfilan por el álbum, convirtiéndolo en lo que él siempre quiso ser: un cantautor urbano cantando a la épica y al encanto de las miserias humanas. En “Men of Good Fortune”, Lou canta a las diferencias entre ricos y pobres, pero no desde el punto de vista de la denuncia social, sino del que, con la mirada resignada, ve esas diferencias como una batalla perdida de antemano.

Romeo Had Juliette
New York (1989)
Fernando del Río

New York (1989) supuso la vuelta de Lou Reed al Rock & Roll y a su imaginario personal de personajes al límite caminando descalzos por el filo de la navaja, además de ser uno de los discos más vendidos en toda la historia del neoyorkino, haciendo, incluso, que algunos de sus temas, como el que he elegido o “Dirty Bvld” ingresaran en listas de éxitos antes impensables para Lou Reed. “Romeo Had Juliette” abre el álbum en cuestión y traslada la tragedia creada por Shakespeare a las calles de New York City.

I found a reason
Loaded (1970)
Pere Francesch Rom

Más allá del alma rock y psicodélica con la que Lou Reed impregnó The Velvet Underground, el músico dejó temas de una gran intensidad melancólica y uno de estos es “I Found a Reason” del imprescindible Loaded (1970) con sus acordes, sus coros ya clásicos, las palabras del mismo Reed y su inolvidable melodía y letra: “I found a reason to keep living…” Una canción imperecedera.

 

Coney Island Baby
Coney Island Baby (1975)
Pere Francesch Rom

Cause, you know some day, man / you gotta stand up straight unless you`re gonna fall / then you`re gone to die“. “Coney Island Baby” es una de las joyas de Lou Reed incluidas en el disco Coney Island Baby (1975), un tema que muestra la esencia del músico en su vertiente más melancólica y de creador de fantásticas letras. Una canción de más de seis minutos que pone la piel de gallina y que empieza con una preciosa melodía que va in crescendo para terminar con un ritmo más acelerado, muy al estilo de las baladas deLoaded de The Velvet Underground. Un tema no suficientemente reivindicado que merece estar entre los imprescindibles de Reed.

Dirty boulevard
New York (1989)
Fidel Oltra

Cuando ya parecía que Lou Reed era cosa del pasado, al menos en el plano más mediático, se sacó de la manga un álbum como New York, en el que varias canciones nos devolvían a un Reed en gran forma, hasta el punto de que incluso encabezó la lista alternativa de Billboard con “Dirty boulevard”. Un desolador retrato de la Gran Manzana vertebrado sobre tres simples acordes, haciendo bueno aquello de “con más te vas al jazz”. Fly, fly away

Sad Song
Berlin (1973)
Fidel Oltra

El tema que cierra Berlin es un terrible epílogo para una terrible historia. Unas letras hirientes y descorazonadoras se envuelven en belleza: violines, vientos, coros y una inspiradísima guitarra ofrecen el colchón en el que descansar tras el amargo final de Jim y Caroline. Es difícil no estremecerse cuando Reed escupe aquello de “I`m gonna stop wasting my time…”, y más difícil todavía no hacerlo con la emotiva coda final. La tristeza hecha canción.

Sweet Jane
Loaded (1970)
Fidel Oltra

Uno de los riffs de guitarra más conocidos e imitados de la historia no podía quedarse fuera de la lista. Además es una de las canciones más famosas de Lou Reed, seguramente la más conocida (con permiso de I`m Waiting For The Man) de su etapa Velvet. Poco que decir de este tema, el más radiable y exitoso de la Velvet, que no se haya dicho ya. Una joya del rock clásico.

Crazy Feeling
Coney Island Baby (1975)
Fidel Oltra

Los que asocien a Lou Reed con el rock más experimental o el noise seguramente se sorprenderían de la cantidad de exquisitos temas pop que ha compuesto a lo largo de su carrera. Uno de mis favoritos es este “Crazy Feeling” que abría el álbum Coney Island Baby (1975). Unos punteos de guitarra que recuerdan a George Harrison, unas campanitas que suenan en el estribillo, unos na-na-nas, unas declaraciones de amor…y una melodía muy del estilo de Reed. Desde luego no parece el mismo hombre que hizo Metal Music Machine sólo unos meses antes.

White Light / White Heat
White Light / White Heat (1968)
Manuel Pinazo

El segundo álbum de The Velvet Underground es el germen de un estilo que ha trascendido hasta nuestros días. Dejando a un lado el pop y el preciosismo de su debut, el sonido de la pieza que le daba título comenzaba remitiendo al rock de los 50 para poco a poco abandonar su pegadizo estribillo y encaminarse a un torrente de distorsión hasta entonces inédito, Estamos ante lo que fue la primera semilla de lo que hoy conocemos como noiserock y sin el que bandas como Sonic Youth no hubieran existido.

Satellite Of Love
Transformer (1972)
Manuel Pinazo

Siempre fue mi canción favorita de Lou Reed. Entre lo melancólico y el glam, con esos acerados coros de Bowie y un final casi festivo, hacen de esta pieza una de las más brillantes de su discografía, versionada hasta la saciedad.

Walk on the Wild Side
Transformer (1972)
Manuel Pinazo

¿Qué podemos decir de la cadenciosa melodía que envuelve una historia tremendamente truculenta adornada con unos deliciosos “duh duh duh”? Esos encuentros sexuales con prostitutas y chaperos en su Nueva York natal y las apariciones estelares de más de un asiduo a la Factory de su amigo Andy Warhol…que le hicieron universalmente popular y le colocaron como mito de la música contemporánea para la posteridad.

Caroline Says II
Berlin (1973)
Manuel Pinazo

Transformer es posiblemente el disco más completo de Lou Reed, pero Berlin no queda lejos. El tercer trabajo del norteamericano recuerda por momentos a los The Velvet Underground más delicados, de hecho uno de sus temas más memorables es “Caroline Says II”, una revisión y engrandecimiento del “Stephanie Says” escrita en 1968. “Its So Cold in Alaska“…

 

Who Am I? (Tripitena`s Song)
The Raven (2003)
Raúl Julián

Igual de incandescente y arriesgado que siempre, Lou Reed publicó en 2003 “The Raven” , un disco en el que adaptaba poemas de Edgar Allan Poe. Un álbum así mismo complicado en gestación y asimilación, que sin embargo albergaba joyas cargadas de profundidad y misterio como este “Who Am I?”. En la consiguiente gira, que pude disfrutar en Salamanca, Reed se hizo acompañar sobre el escenario por un entonces desconocido Antony Hegarty.

 

Vicious
Transformer (1972)
Jorge Salas

Soy consciente de que lo que se hace ahora cuando muere algún cantante es subirse de un salto al carro funerario de turno. Yo me quedo abajo. No soy un experto en Lou Reed. Ni de lejos. Por eso mi elección es algo tan obvio como “Vicious”. Algo tan Lou Reed y, de hecho, tan Velvet Underground. La primera canción de Transformer fue la primera canción que escuché de Lewis Reed. Así de sencillo. A mí ya me vale.

Un comentario sobre “Cinco años sin Lou Reed: nuestras canciones favoritas

  • el 27 Octubre, 2018 a las 11:34 am
    Permalink

    El más grande junto a Bowie, ni más ni menos

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.