Cloud Nothings (Sala 0) Madrid 22/02/19

La pasada noche del viernes, la gira de Cloud Nothings hacía parada en Madrid, concretamente en la Sala 0. Y, desde luego, la sala hizo honor a su nombre en cuanto a sonido. Y es que resulta del todo imposible comenzar esta crónica sin apuntar como nefasta protagonista a la sonorización del local.

De poco sirvieron los silbidos y quejas del respetable desde la primera canción a las que sumar más tarde las de la banda al percatarse del asunto. Nada cambió, si me apuran fue a peor: la voz de su líder Dylan Baldi estaba del todo insonorizada, no se escuchaba absolutamente nada, al igual que su guitarra; y del resto de instrumentos, sólo la batería se imponía por encima de los demás, pareciendo aquello una serie concatenada de exhibiciones del baterista mientras todos los detalles e intensidad de sobra demostrada por el combo se diluían en la nada más absoluta.

El show comenzó centrado en su reciente obra del año pasado, la muy solvente Last building burning (18) y, a la altura de la fabulosa “The echo of the world”, la indignación era evidente por parte de audiencia y artistas.

Fue entonces cuando un pogo comenzó a caldear el ambiente tratando de levantar un concierto injustamente deslucido por causas ajenas al grupo protagonista. Aupados por ese entusiasmo, la banda seguía poniendo empeño y ganas, si bien el lastre sonoro se encargaba de impedir el disfrute más allá del desenfreno sudoroso de buena parte de la parroquia.

Hacia el final de la velada, el encadenado de “Stay useless” y “I’m not part of me” infligieron mayor urgencia y explosividad dentro del problema reiteradamente indicado por razones más que obvias.

Al final la audiencia ganó a los puntos y la tibieza en el recuerdo al menos se difuminó en un primer momento gracias a un bis incendiario con el que, a mi juicio, es el mejor tema de la banda: esa bomba expansiva que es “Wasted days”.

Ya nos tomaremos la revancha contra las inclemencias. Estoy seguro.

Un comentario sobre “Cloud Nothings (Sala 0) Madrid 22/02/19

  • el 24 Febrero, 2019 a las 10:38 am
    Permalink

    la sala se oye bastante mal, mucha columna y todo despendolado. Está como viejuna

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.