David Åhlén – Selah (Mishkan)

El cantante y compositor sueco David Åhlén es hijo de un pastor bautista. Una realidad que ha impregnado su música, sus letras y su reciente disco Selah que ha tirado adelante con su propio sello Mishkan. Después de su paso por bandas de música indie como Namur, Åhlén ha decidido emprender el vuelo con su apaciguadora e increíble voz para ofrecer en Selah un disco para esconderse y para buscar algo de paz lejos de los ruidos y las superproducciones musicales. La base de Selah es bien “sencilla”, se basa en la íntima voz del cantante y una guitarra acústica con coros e instrumentos poco sonoros que no estorban, sino que acompañan.

Es complicadísimo destacar un tema de los nueve por encima de otros, ya que el disco se presenta como un todo, con un estilo similar y íntimo pero sin perder ni un ápice de intensidad en cada una de sus piezas des de “Linger (feat. Timbre)” hasta “Yeshua”. Hay un halo de nostalgia y melancolía en Selah. Pero extrañamente y tras oírlo varias veces su melancolía no lleva a un agujero de tristeza, sino a un lugar más reposado.

Selah es un álbum de temática religiosa y sus letras lo dejan bien claro como en la canción “Linger”: “I´ve seen Your glory / Linger, Holy Spirit / I can feel You / Your hand when You heal me / Feel You / Your cheek when You hold me / I feel you, holy Spirit / Let me linger / Here in Your presence / Linger / I´ve seen the eyes of Jesus and I found rest (…)”

Las melodías de David Åhlén recuerda en algunos momentos a Mark Kozelek, quien fuera cantante de Red House Painters y Sun Kill Moon, y sobre todo a su imprescindible disco en directo Little Drummer Boy (2006). Para aquellos amantes y seguidores de obras del Kozelek más íntimo y menos ruidoso, éste es una buena recomendación.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.