Drew Andrews – Only Mirrors (LILI IS PI / Green Ufos)

Suena a través de los altavoces una dulce voz que nada entre Elliott Smith y Sean Lennon. Le acompañan un piano con eco y acordes de guitarra acústica, que crean la atmósfera ideal para aquellos que anhelan los ambientes nostálgicos. El tema parece dibujar la imagen de un bello atardecer, el mismo paraje que se visualiza en casi todas las canciones del álbum. Así arranca Only Mirrors, de Drew Andrews, un disco invernal en tiempo estivales y éstas son las primeras sensaciones que traslada “Only mirrors”.

Escuchando la primera canción es fácil entender en qué consiste Only Mirrors. Este álbum sosegado e intimista tiene el don de generar una pizca de esperanza en medio de tanta melancolía musical. Son canciones simples, tristes y apasionadas que, sin embargo, terminan trasladando una sensación de paz y belleza. Su sencillez va más allá de la música empalagosa, ya que en cada una de sus canciones (sobre todo en las primeras) el cantante consigue crear unas melodías con una fuerza inspiradora. Sin guitarras eléctricas, ni distorsiones, Drew Andrews lo hace a la vieja usanza con sonidos acústicos en una mezcla entre pop y folk. La misma fórmula que ha catapultado hacia el éxito a bandas como Kings of Convenience y Bon Iver y en su momento hizo lo propio con solistas como Nick Drake y el ya mencionado Elliott Smith.

Las mejores canciones en este íntimo viaje son la ya citada “Only mirrors”, “Angeli”, “When I say your’re right, that means you’re wrong” y “Wide Awake”. Ellas coronan y destacan sobre los 11 temas del álbum. Sus características son las antes señaladas: sencillez, belleza, sinceridad. Y es verdad que Drew Andrews recuerda a cosas ya cantadas y a letras ya escritas. No obstante, hay una áurea que rodea todo el disco, que lo convierte en imperecedero. Consigue que cada una de las notas, ritmos y melodías calen hondo. Y eso hoy en día no es nada fácil. 

Drew Andrews comenzó su carrera en el grupo Via Satellite y posteriormente se unió a The Album Leaf y fue miembro de Tristeza. De alguna forma, el cantante de San Diego (California) fue desnudando el estilo de todas estas bandas para dar vida a su primer disco. La distribuidora explica que la raíz del álbum de Andrews fue en el invierno de 2005 cuando en medio de una gira con Via Satellite les robaron todo el equipo que tenían en la furgoneta (más de 4.000 dólares). Al parecer cuando el cantante regresó a su hogar sólo tenía una pequeña guitarra con cuerdas de nylon para componer. A partir de allí, el solista fue componiendo y mezclando sus influencias de ‘shoegaze’ (estilo de música alternativa de finales de los 80 y principios de los 90 en el Reino Unido en el cual los integrantes de las bandas tocaban mirando hacia el suelo sin mirar al público), pop y el post rock. Con el paso del tiempo, Andrews se hizo con un equipo y fue saliendo del pozo en el que parecía que se había adentrado.

Only Mirrors es el sonido personal de un futuro más que prometedor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.