Ed Harley – Dandelion Wine (WoodFolk Records)

Cuenta WoodFolk Records que su nacimiento tiene como principal objetivo el de dar cobijo bajo su techo promocional a todos esos “artistas independientes que, bajo el deseo de publicar y dar a conocer sus trabajos, apuestan por el do it yourself“. Su primera apuesta es Ed Harley y su tercer disco, Dandelion Wine, una colección de canciones que pasan a formar parte desde el minuto uno de ese limbo de ese baúl de los recuerdos moderno que es el folk y la americana.

Es increíble, pero cierto: aún quedan canciones de folk que no han sido escritas. Harley, que tiene pinta de haber escuchado a Springsteen hasta la saciedad, presenta una decena de temas que se mueven al ritmo de guitarras acústicas y ukeleles. Golpes suaves, todo muy medido, como de no levantar la voz. Como de estar contento, pero tampoco como para tirar cohetes; como de estar triste, pero que sólo va a ser un rato.

Dandelion Wine, producido por el propio músico tal y como reza la filosofía del sello, se deja escuchar sin que exija nada a cambio. Cuanta más atención le pongas, mejores te parecerán las canciones. El problema de encerrarse tanto en un solo estilo es que se corre el riesgo de caer en cierta linealidad. Y tampoco es que haga falta escuchar mucho folk para jugar a adivino con las canciones. Sin embargo, una escucha atenta y respetuosa para con el trabajo de Harley nos deja algunos detalles como el interesante tema que abre el disco (“On these walls”), los coros de “Spread the world”, la familiaridad de “One of a kind” o el aroma fronterizo de “Hold your horses” o “There will come soft rains”.

No ha descubierto la sopa de ajo, ni va a cambiar el mundo, pero el disco tiene sus momentos de buen folk. Tal y como está el mercado de saturado e innecesario, ya va bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.