Entrevista a Sexy Sadie por el 20 aniversario de ‘It’s Beautiful, It’s Love’

It’s Beautiful, It’s Love (1998) fue la obra clave de Sexy Sadie, un grupo a su vez imprescindible dentro de la escena nacional indie de los 90. Una obra magna que ha resistido inalterable el paso del tiempo, y que cumple ahora 20 años desde su publicación original. Para celebrarlo, el sello Subterfuge ha reeditado el álbum en un doble vinilo, y la banda mallorquina capitaneada por Jaime García Soriano ha anunciado un concierto especial en el que interpretará el disco en su totalidad. La cita está fijada para el 15 de noviembre en el Teatro Barceló de Madrid, pero antes hemos contactado con el vocalista para conocer más detalles sobre esta referencia clásica dentro de la historia de la música patria.

“En la grabación del disco hubo una alta concentración de magia”

¿Cuáles fueron los principales motivadores de “It’s Beautiful, It’s Love” (1998)? ¿Qué os inspiró en aquel momento para componer las canciones que formaron parte del disco?

Por un lado la motivación y la inspiración nace de la frustración y el miedo, ya que cuando Miki Serra dejó la banda todos pensamos que era el final; y de alguna forma meternos a ensayar solos los tres fue una especie de redención a la vez que una decisión difícil. Por otro lado, los tres estábamos viviendo los inicios de nuestras relaciones de pareja de una manera más centrada y pasional (al menos en mi caso).

¿Tomasteis algún referente concreto para “It’s Beautiful, It’s Love” (1998)? ¿Cuáles fueron las influencias del grupo en ese álbum?

Nunca planteábamos la composición ni la producción de nuestra música bajo ningún sonido en concreto, simplemente dejamos fluir cada tema en la dirección que nos parecía más natural lo cual hizo que nuestros discos siempre fuesen muy variados estilísticamente. En este caso concreto dejamos atrás las influencias más claras como Pixies, PJ Harvey o el sonido más grunge, y nos abrimos a sonidos más limpios y al rock setentero… Bowie básicamente .

De manera específica… ¿Cómo recuerdas la propia grabación del disco?

Recuerdo la grabación del disco como un proceso que comenzó en el local de ensayo, dándole muchas vueltas a las canciones y disfrutándolas. Luego sumando a Fernando Pardo, cuya experiencia nos ayudó a compactar mejor nuestro sonido como banda. Una vez en estudio la magia de Joaquín Pascual como arreglista y aportando mucho a la producción… no sé, supongo que hubo una alta concentración de magia.

Mientras lo estabais grabando ¿Sentíais que realmente estabais haciendo distinto? ¿Erais conscientes de que, de algún modo, aquello era un importante paso adelante del grupo? En definitiva… ¿Qué sensaciones teníais al hacer el disco?

Realmente no éramos muy conscientes de que estuviésemos haciendo un disco importante (por así decirlo). Simplemente nos dejamos llevar de una manera bastante inconsciente aunque, por primera vez, intentando ser más disciplinados que en anteriores grabaciones.

Me refería a si, por ejemplo, se os pasó por la cabeza en algún momento que ese disco podría quedar como un clásico del indie nacional… El disco, desde luego, tiene toda la esencia de lo que era ese sonido noventero de los grupos indies del país ¿Cómo definirías tú ese sonido?

Por descontado que jamás se nos ocurrió que el disco se iba a convertir en algo tan importante para nuestros seguidores, y menos aún para la historia de la música española (Risas). En cuanto a ese sonido… en mi opinión cristalizamos algo plagado de influencias muy variadas, pero de alguna manera aportando algo muy personal y plantando la semilla del sonido sadie. La verdad es que nunca encontré muchas similitudes con el resto de bandas nacionales coetáneas.

Tal y como comentabas antes, “It’s Beautiful, It’s Love” (1998) estuvo co-producido por vosotros mismos y por Joaquín Pascual (en aquel momento Ex Surfin’ Bichos/Mercromina) ¿Cómo influyó Joaquín Pascual en el aspecto definitivo del álbum?

Joaquín aportó muchísimas cosas, a nivel personal y musical. Todas brillantes. Su claridad de ideas al escuchar las canciones desde fuera, junto con el buen gusto que tiene y el respeto que mostraba por nuestras ideas, hizo que fuese fácil adoptarlo como otro músico más dentro de la fórmula química que formamos entre los tres (“agitada” previamente por Fernando Pardo).

¿Qué diferencias principales crees que hay entre “It’s Beautiful, It’s Love” (1998) y el resto de discos de Sexy Sadie? Desde fuera al menos parece obvio que es el disco más ambicioso que grabasteis…

En cuanto a las características que pueden diferenciar este disco del resto creo que la principal es la cantidad de grandes canciones que contiene (lo digo desde la humildad y comparando con nuestros otros discos). Hay mucho “single” y mucha magia (que no se consigue planificando, simplemente aparece).

¿Qué expectativas teníais entonces con aquel álbum? ¿Llegasteis a cumplirlas?

Todas nuestras expectativas siempre eran muy bajas, así que superarlas era fácil… así manteníamos el optimismo arriba (Risas). En este caso, como se suele decir, las superamos con creces.

Una de las grandes virtudes del disco es precisamente que, veinte años después, sigue sonando plenamente vigente ¿Por qué crees que pasa?

Quizá lo hemos explicado en las anteriores respuestas: Es un disco hecho con amor y con la inocencia de un trío que se sentía bendecido por la suerte de poder hacer lo que quisiera, en libertad y sin límites. Por descontado éramos conscientes de que teníamos buen material, y pensábamos en el conjunto tanto como en cada canción en particular.

“Nunca encontré muchas similitudes con el resto de bandas nacionales coetáneas”

Entonces era más habitual que ahora (en donde la tendencia apunta a discos cortos), pero el caso es que “It’s Beautiful, It’s Love” (1998) tenía catorce canciones y duraba casi una hora ¿Estabais en un momento especialmente fructífero?

Sin duda era el momento, por todos esos factores externos que hemos comentado… supongo que las ganas de seguir adelante, creando melodías y disfrutando de nuestros instrumentos y de nuestra amistad quedó reflejado en esas canciones.

Subterfuge ha reeditado el disco en doble vinilo ¿Habéis supervisado esa reedición? ¿Hace ilusión verlo de nuevo en las estanterías de las tiendas de discos y además en un formato como el vinilo?

Indudablemente nos hace muchísima ilusión, sobre todo por tener la posibilidad de masterizarlo de nuevo. Hemos encontrado las cintas con las mezclas originales, por lo que hemos podido hacer un nuevo master que respeta el sonido analógico y puro (que por desgracia se perdió en una masterización que en su día no estuvo a la altura).

En los 90 se os daba muy bien hacer versiones y erais bastante proclives a ello –de hecho, posteriormente se aunaron todas en el disco “Dream Covers” (2002)- ¿Cómo elegíais los temas que iban a ser versionados y cómo era ese proceso de llevarlas a terreno propio?

Es cierto que hacer versiones siempre nos gustó muchísimo. Procedíamos a destriparlas un poco y rehacerlas a nuestro modo. En general me gustan mucho cómo quedaron, aunque hay alguna bastante “dudosa” (Risas).

¿Cómo recuerdas la escena independiente patria de los 90 y a vuestros compañeros de generación? ¿Qué echas de menos de aquella época y en qué se ha mejorado?

Esta pregunta tiene miga; para resumir recuerdo que había mucha distancia a nivel personal entre las bandas de la escena. Eso ha mejorado muchísimo y es una gozada el buen rollo y amistad que hay ahora… Echo de menos el tipo de público, me da la impresión de que hoy en día hay un porcentaje muy alto de gente que va “a la fiesta” y les importa poco la música.

Profundizando un poco en el tema, es evidente que la escena llamada independiente ha cambiado muchísimo desde entonces ¿Cómo ves tú esta evolución de la propia escena? ¿Qué opinas de la actual escena, con los grupos actuales y atendiendo a cómo funcionan las discográficas y los promotores musicales en el presente?

Lo veo desde fuera y me da la impresión de estar muy comercializado. En general hay poco riesgo. La palabra indie ya no significa independiente. Pero bueno, yo espero una nueva revolución musical desde el underground. Ya es hora.

Siempre tuve una teoría con Sexy Sadie… y en realidad la mantengo a día de hoy. Por sonido y calidad, si Sexy Sadie hubiese sido una banda de Liverpool, Londres o Manchester, hubiesen sido portada del NME o del Melody Maker y hubiesen logrado un éxito internacional ¿Cómo creéis que os afectó el hecho concreto de ser de Mallorca? ¿Era más complicado, por ejemplo, salir a girar por la península siendo de la isla?

¡Agradezco tu ilusión! Con la perspectiva de la distancia nos sentimos mayormente agradecidos y afortunados por lo que nos ocurrió a nivel artístico y de repercusión. Imaginar que hubiese pasado si… es algo que ya no me importa mucho (Risas). En cuanto a vivir en Mallorca, desde luego fue un factor importante, para lo bueno y para lo malo claro.

Con motivo de este vigésimo aniversario del álbum, también habéis anunciado un concierto especial en el Teatro Barceló de Madrid, en el que interpretaréis “It’s Beautiful, It’s Love” (1998) de principio a fin ¿Qué formación luce actualmente Sexy Sadie? ¿Cómo va a ser ese concierto?

Los conciertos que estamos haciendo por los 20 años del disco están siendo fieles a su origen; lo tocamos en directo el mismo trío que lo parió (Toni, José Luis y yo) aunque añadimos un cuarto elemento a la guitarra, teclados y coros que es Jaime Torres (Amarillo, Sr. Nadie), un gran amigo de la banda pero sobre todo un musicazo que aprendió a tocar con ese disco. Y para él significa muchísimo estar en el escenario con nosotros y haciendo el it´s beautiful al completo

“La palabra indie ya no significa independiente, pero yo espero una nueva revolución musical desde el underground. Ya es hora”

Ya hicisteis lo mismo en vuestra ciudad en el mes de mayo ¿Cómo fue ese concierto?

Fue una maravilla, la gente llenó el recinto y disfrutamos mucho todos ¡Gracias al Mallorca Live Fest!

¿Tendrá esto algún tipo de añadido? ¿Habrá conciertos en otras ciudades? ¿Tendrá la banda una continuidad para trabajar por ejemplo en nuevas canciones?

No a todo. No tenemos más plan que celebrar esta edición en vinilo con nuestros seguidores y cerrar como bien se merece esta historia

No hace demasiado que girasteis junto a Santiago Auserón ¿Cómo surgió la idea de tocar juntos (a priori es un artista algo alejado estilísticamente de las maneras de Sexy Sadie) y cómo fue esa experiencia?  

Santiago propuso este experimento desde la admiración mutua y siendo conscientes de la mezcla de generaciones. De hecho esa era el atractivo añadido. Trabajar con un artista tan grande y tan importante de la historia de la música ha sido un lujo que ha superado expectativas a todos los niveles. Por ahora no creemos que haya continuidad, pero esta puerta la dejaremos sin poner el pestillo…

En tu caso, fuiste durante bastante tiempo miembro de la banda en directo de Amaral ¿Sigues girando con ellos? ¿Has aprendido algo de esa experiencia que te hayas podido llevar luego al directo de Sexy Sadie?

Hace cinco años que no toco con ellos, y mi recuerdo es que fue muy divertido y aprendí muchísimo como músico en general. Y en particular de Eva, a nivel personal y como cantante. Creo que soy mejor cantante ahora gracias a ella.

 

2 comentarios sobre “Entrevista a Sexy Sadie por el 20 aniversario de ‘It’s Beautiful, It’s Love’

  • el 9 Noviembre, 2018 a las 5:12 pm
    Permalink

    Uno de los discos más especiales de los 90 para mi

    Respuesta
  • el 15 Noviembre, 2018 a las 5:55 am
    Permalink

    Hubiese sido genial que estuviese hoy jueves en la lead guitar Miquel Martínez “Pinti”, sin duda un crack del noise en los directos del It’s beautiful …

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.