Entrevista y playlist especial de Javier Corcobado

Javier Corcobado es un estilo musical y una estética en sí mismo. Uno de los activos más importante del underground patrio, el bardo de versos afilados e intimidantes ya creó escuela junto a sus ilustres escuderos en grupos seminales como Mar Otra Vez y Demonios Tus Ojos. Después vendría la bendita correlación de talentos que auspició una de las mejores formaciones de la historia del pop de este país, Los Chatarreros De Sangre Y Cielo, que propusieron una intrigante mezcla de sonidos hieráticos, marciales, y poéticos en donde la voz de Corcobado lidiaba con sus más angostas pasiones. Hablamos con el artista que nos inoculó un día el virus más insalubre, y a la vez, hermoso que tu organismo jamás podrá vencer.

“Vivo como un padre de familia normal, que trabaja, cultiva la humildad, no teme a la muerte, ama la vida, intenta ser mejor cada día tanto en lo artístico como en lo personal y que tiene mucha vida por delante”

Javier, antes que nada, espero que estés bien por todo este tema fatídico del Covid-19. ¿Cómo estás llevando el confinamiento? Supongo que, como la mayoría de los artistas, has tenido que cancelar mucho bolos…

Gracias, por aquí estamos bien, acostumbrados a vivir aislados en el bosque. Espero que tú también lo lleves bien allí donde estés. Sí, se están aplazando todos los conciertos que teníamos en la agenda; de hecho, íbamos a comenzar la gira de “Somos demasiados” el 13 de marzo en El Sol en Madrid y el 14 en Barcelona en Wolf, para luego seguir el 3 de abril en Valencia en Loco Club y en mayo una gira por México de unas seis fechas… Todo se aplaza a después del verano, si la Providencia así lo permite.

¿Qué piensas de todas estas iniciativas que, de forma altruista, están haciendo muchos artistas por las redes sociales haciendo pequeños conciertos-confinamiento? Tanto tiempo de confinamiento me da mucho que pensar… es curioso, o quizás, forma parte de nuestro ADN que la cultura gratuita es algo que tenemos absolutamente aceptado, lo vemos como normal, esperemos que cuando esto pase la gente apoye a los artistas. ¿Qué piensas de esto?

Me parece bien que los artistas aparezcan en las redes cantando canciones de manera altruista y que así satisfagan a su público. Es una manera de permanecer en el escaparate musical. Sin embargo, si estas circunstancias tan límite se alargaran, la audiencia debería pagar por ver estas actuaciones para que el espectáculo no desaparezca. Por mi parte, tengo pendiente hacer un par de vídeos hogareños versionando algunas de las canciones de mi último álbum. Creo que esta semana haré “Europa tan triste” versión música disco primitiva hogareña.

Por otra parte, sobre lo que dices del apoyo a los artistas, en mi caso siempre he vivido, desde los ochenta, una especie de incomprensión y quien realmente me ha apoyado es el público que sigue comprando mis discos y entradas para mis conciertos. Ojalá haya más protección en este futuro incierto hacia los artistas, pero como ahora hay tantos y la calidad musical escasea, cada vez el público se diversifica más. No sé qué sucederá… A mí, en particular, me gustaría, simplemente, poder seguir con mi carrera artística gracias a los conciertos, que para mí son sagrados, ceremonias en las que conecto con el público intensamente.

Te confieso Javier que tu época con Los Chatarreros de Sangre y Cielo supuso un gran aprendizaje para mí. Con vosotros descubrí sonidos hasta ese momento insospechados. Recuerdo que se te comparaba con Nick Cave, aunque siempre tuve la sensación de que hacíais algo muy autóctono. ¿Qué recuerdas de aquellos años en Triquinoise?

Cuando grabé mi primer disco en solitario “Agrio beso” (1989), pedí la carta de libertad a GASA y pacté grabar con Triquinoise; casi al mismo tiempo fui formando la banda, Corcobado y Los Chatarreros de Sangre y Cielo, con Justo Bagüeste, Nacho Laguna, Nacho Colis y Ollie Halshall, quien produjo “Tormenta de tormento” y murió poco después, sustituyéndole a la guitarra Javier Arnal. Más tarde se unieron al grupo Susana Cáncer y Ana D. Fue esta una formación muy sólida que duró desde 1990 hasta 1996. Grabamos tres elepés muy buenos, giramos por multitud de ciudades y tocamos en México por primera vez. Sí tendían a compararnos con Nick Cave algunos críticos, cosa que entonces no me parecía justa, pues nuestro abanico de colores sonoros y estilísticos era más amplio, desde lo más crooner a lo más salvaje, desde lo bolerístico a lo electrónico, pasando por la electricidad, el feedback y las bellas canciones dulces aunque dramáticas.

 

¿Por qué el paso a GASA después para editar Arco Iris De lagrimas (1995)?

GASA fue adquirida por Warner Music y, gracias a Ana D, que además de formar parte del grupo era mi mánager y compañera, grabamos Arco iris de lágrimas, con un presupuesto muy elevado y todos los medios de una multinacional puestos a nuestra disposición, además de contar con la colaboración de Suso Saiz en la producción.

Desde la perspectiva de los años: ¿qué visión tienes de la eclosión indie de los 90? ¿Te consideraste parte integrante, o por lo contrario vosotros ibais a vuestro rollo? ¿Cómo surgió la colaboración tuya con Manta Ray?

Yo ya viví la eclosión de las discográficas y grupos indies en los ochenta; la de los noventa fue una continuación, no un inicio. Creo que nunca he formado parte conscientemente de ningún movimiento, íbamos a nuestro rollo siempre, como bien dices. Manta Ray me contactaron para producirles un tema basado en la banda sonora de El Crack, originalmente compuesta por Jesús Glück. Una película que a mí me fascinaba tanto por su dirección a cargo de José Luis Garci como por el papelón de Alfredo Landa. Quedé con los Manta Ray en Gijón para ensayar y pronto nos hicimos amigos y compañeros de música y ruido. Grabamos esa versión, que quedó delirante y singular, y su manager Roberto Nicieza nos propuso hacer un elepé entero conjunto, de ahí salió Diminuto cielo. Hicimos una larga gira juntos por toda la península y lo pasamos muy bien.

“Yo ya viví la eclosión de las discográficas y grupos indies en los ochenta; la de los noventa fue una continuación, no un inicio”

¿En la reunión que hicisteis de Mar Otra Vez, leí en una entrevista que decías que “éramos respetados y temidos a la vez”. Supongo que eres consciente de lo esencial que para muchos grupos fue ese proyecto, así como Demonios Tus Ojos.

De hecho, cuando nos reunimos en 2015, treinta años después, salió a la vez un disco con varias bandas jóvenes que nos rendían tributo en un disco llamado “Destrozando a Mar otra Vez”. Cuando Mar Otra Vez empezó entre 1983-84 era difícil prever que al cabo de las décadas seríamos un grupo influyente en otros posteriores, no sólo nacionales sino extranjeros. Con Demonios Tus Ojos también ha ocurrido; y celebramos el 30º aniversario en 2018 con un concierto en el Conde Duque en Madrid.

¿Hubo muchos desencuentros a la hora de despegar de nuevo con Mar Otra Vez aunque de forma efímera?

En absoluto, todo lo contrario; lo hicimos con una unión muy fuerte, amistad y amor, y lo pasamos de lujo tanto en El Sol en Madrid en 2015 como en el Apolo de Barcelona ya en 2016 junto a Psychic TV. La última vez que vimos a Genesis P. Orridge.

¿De dónde viene tu pasión por la música latinoamericana? ¿cómo fue la experiencia grabando esos estupendos discos de boleros?

El bolero es fascinante, con sus letras modernistas, llenas de atrocidades, venganzas, amores imposibles, maldiciones, como en el blues primitivo y el tango, y con ese ritmo que invita a la seducción y al erotismo. Quien promovió grabar esos discos como Corcobado y Cría Cuervos, Boleros enfermos de amor. Volúmenes 1 y 2, fue Justo Bagüeste. Él se encargó de los arreglos, grabación y dirección de los músicos; yo aporté el repertorio, muy basado en el de Olga Guillot y Antonio Machín, las disonancias y mi voz.

Tienes una estrecha relación con México en donde haces muchos conciertos y tienes muchos fans…

Sí, ya es como mi segunda casa, tengo allí grandes amigos que se han convertido en mi familia mexicana. Viví allí dos años y amo su cultura y su actitud ante la vida y la muerte, hasta su patriotismo me resulta admirable, siendo yo un apátrida convencido. Adoro a mi público de allá; ellos me quieren y yo a ellos. Pero aquí en España también hay una relación muy estrecha con mi audiencia.

Tu manera de cantar siempre me ha parecido peculiar y fascinante. ¿Tu forma de modular la voz te ha permitido que te hagas dueño de una estética tan única?

Gracias. Es bueno reconocer a un cantante cuando oyes su voz, ya sea Leonard Cohen o Camarón o Billie Eilish o Laetitia Sadier… La voz nos da pistas sobre cómo es el alma de las personas.

Estrenas sello discográfico, Intromúsica, ¿cómo encaja tu propuesta en este nuevo sello?

Muy bien. Creo que es la agencia más adecuada en la actualidad para gestionar mi música. Hay una relación muy cercana entre artista y disquera y son muy buena gente y eficaces. Ya se ha agotado la primera edición de Somos demasiados y vamos a por la segunda incluyendo una versión sorpresa en la que estoy trabajando ahora mismo.

Somos Demasiados es un disco muy político. Por ejemplo, en temas como “Somos Demasiados” o “Europa Tan Triste” se filtra el descontento por una sociedad encadenada a un sistema neoliberal que lo fagocita todo a su paso. ¿Qué opinas de todos aquellos que desde sus pupitres cibernéticos, o desde programas de TV dicen que de esta crisis sanitaria saldremos fortalecidos y que algo cambiará en el sistema socio-económico?

Son dos canciones de máxima actualidad que denuncian lo mal que se hacen las cosas en este mundo, pero eso sí, ambas son muy bailables, música Disco desde mi perspectiva, y también premonitorias o visionarias si quieres, pero las hice de manera muy inocente e ingenua. No me temía el año pasado que fue cuando las compuse que nos sobrevendría una pandemia… ¡Uf, qué responsabilidad! Quien me conoce bien, sabe que en la vida real soy el colmo del optimismo y digo que siempre después de las catástrofes vienen cosas maravillosas; en este caso, espero que sea así, pero tiene pinta de que esto va a durar y que vamos a vivir un caos en breve. Ese caos es el que de verdad nos va a poner a prueba y probablemente sea el principio de un cambio de pensamiento universal, a pesar de que ello conlleve muchas muertes. Los que sobrevivan gestionaran el mundo y tendrán la oportunidad de haber aprendido y comenzar de nuevo haciendo las cosas bien y con amor. El amor es la mejor y más potente arma que tenemos para luchar contra esta hecatombe. El enemigo no es el famoso virus; el enemigo es esa clase de gente como Trump que se creen omnipotentes basándolo todo en el poder económico.

Es un disco con una base rítmica muy rotunda, e incluso atrevida, como en el caso de la misma “Europa Tan Triste” con esas bases me atrevería a decir que tecno. ¿Cómo fue el proceso de producción del disco?

Sí hay mucho tecno, rock’n’roll eléctrico y canciones acústicas de amor verdadero. He utilizado todos los medios que tenía a mi alcance para hacer un álbum en el que todas las canciones sean singles. La grabación de este disco ha sido muy laboriosa y ha llevado meses. He de agradecerles mucho a todos los que han participado: Jaime Yakaman con sus guitarras; Mikel Caballero al bajo, quien será sustituido en la gira por Igor Arzanegi, amigos ambos; Oskar Aparicio al trombón y que además se ha asignado la parte de sintetizadores para el directo; Nacho Colis, mi eterno compañero de Los Chatarreros y otras aventuras a la batería, y Gonzalo Lasheras a la producción, otro buen amigo con quien he realizado multitud de producciones.

¿El titulo del disco a qué hace referencia?

Es evidente: a la súper población. Y no digo más, dado los momentos por los que está pasando la humanidad.

Sigues cantándole al amor como en las preciosas “El Amor Verdadero “o “Haz un acto de amor”. ¿El amor aún es la mejor arma que tenemos para combatir la soledad y el individualismo que son ejes del sistema capitalista?

Sí, lo he dicho antes y tú lo reafirmas. Es el amor lo único que puede acabar con esta endiablada situación mundial.

“Bija Mantra Rock” es curiosa. Psicodelia, coros femeninos, aires hindúes. ¿Explícame el significado de este tema?

Los bija mantras son los sonidos asignados a cada uno de los siete chakras, o centros energéticos. Quien tenga ciertas nociones básicas de yoga sabrá a qué me refiero. Esos sonidos son LAM, VAM, RAM, YAM, HAM, OM y silencio, y se corresponden con los chakras: Muladhara, Svadhishthana, Manipura, Anahata, Vishuddha, Ajna y Sahasrara, que se alinean con los bija mantras. Hice una canción con ellos y acordes de rock’n’roll y quedó así. Algunos yoguis y yoguinis la usan como activación antes de la práctica diaria. Yo lo he hecho y funciona…

Javier Corcobado es ya un icono, un intocable del pop patrio, o así lo percibo yo. ¿Cómo llevas ese status?

Muchas gracias. Yo vivo como un padre de familia normal, que trabaja, cultiva la humildad, no teme a la muerte, ama la vida, intenta ser mejor cada día tanto en lo artístico como en lo personal y que tiene mucha vida por delante. Gracias, salud, amor y libertad.

DIEZ CANCIONES QUE TE PARTEN EL CORAZÓN EN 2.000 PEDAZOS

“Jonás” (GASA, 1985)

 

 

“Algún Paté Venenoso” (GASA, 1987)

 

 

“Tu Voz En La Carretera” (GASA, 1988)

 

“Malsoñando” (Triquinoise, 1991)

 

“Cruz De Respiración” (Triquinoise, 1993)

 

 

“Déjame Ver Tu Lado Débil” (GASA, 1995)”

 

“Pánico” (Triquinoise, 1993)

 

 

“Amarga Navidad” (Triquinoise, 1997)

 

 

“Dame Un Beso De Cianuro” (Everlasting, 1999)

 

 

“Puerta De Amor” (GASA, 1989)

 

 

 

 

2 comentarios sobre “Entrevista y playlist especial de Javier Corcobado

  • el 20 Abril, 2020 a las 4:45 pm
    Permalink

    La he gozado mucho. Soy muy fan de Javier desde hace casi 30 años, referente total para mi. Gracias por estas cosas

    Respuesta
  • el 20 Abril, 2020 a las 5:46 pm
    Permalink

    la cancion, historia, cuento,flolkor de una tierra,en el lenguaje que es terrible y muy bella poesia,lLA LADRADA DE MIGUEL ANGEL EL AFILADOR,es para mi aqui en mi ciudad ,mis calles ,mi pais,muy sagrada aunque sea pleonasmo o estupides describir su valor para mi asi,es eso,desde el momento que la escuche por primera vez en el crams, en el D.F. junto al poliforum siqueiros world trade center mexico,a donde fui a rregañadientes con mi compadre y nuestros amigos pues no sabia de que se trataba, entramos gratis graxcias al manejador del lugar que era amigo dce mi co mpadre CESAR CASTRO, que en aquellos dias coincidia en una gira con su banda KAOZ Y TIJUANA NO, ademas de introxducirnos con los KAOZ en la escena PUNK del D.F. escena que quisiera adjudicarle una palabra que no recuerdo en este momento, que significa algo mas que autentico, algo como un derecho propio ganado sin duda alguna, yo no la conocia e incluso si me la platican ,como todo un imbecxil me uviese burlado de ella ,pero no , la vi, la conoci, la vivi poco tiempo desde mi circunstancia no igual , ni similar a ese mundo, con el xcorazon mio eso si, como pago, o derecho de ver y vivir eso tan profundo, doloroso ,adoptado ,hecxhado a andar y celebrado por esta juventud MEXICANA, juventud en l,a casi total marginacion ,pues cuenta esta con el humor ,la i nteligencia,el coraje y la esperanza, con el orgullol que nuestra cultura,nuestra historia colectiva e individual n os fortalece aunque sea de forma IRACUNDA QUE NOS DA RABIA PERO NO NOS VENCE,PUES HERAMOS 7 EN una meza y pedimos un a bebida para los7, que solo para esa bebida nos alcanzaba, fui al baño y saliendo de el ,empazxaron estos chatarreros de sangre y cielo a hacer la musica, el clavicorxdio, si asi se llama una flauta llenaba la atmosfera de gterror, de poesia ,de cultura dwe esos pueblos de la rivera al ahotadero¿ con esas ancianas escopetas cargadas por encallecidas manos en sus anelos de hacer justicia y como el gran cuadro de GOYA el de los fusilamientos esos donde el maestro situa al centro de ese drama a ese individuo de amarillo y blanco ,indefenso frente al peloton ,con un amigo a su lado resignados en su miedo y absurdo momento que fue ese dia, en esa region de españa valiente e ignorante ante el absurdo juego de LOS SEÑORES de esa trierra y de l,a otra, mas de 3 horas mi compadre y yo bailamos maldecimos ,escupimos y fuimos muy felicez, mas que casi cualquier otro momento en nuestros seres indicviduales, ese dia recivimos uno de los mejores regalos que la vida nos a dado a nuestras individualidadez, que muy orgullosamente recivimos, como un muy especial combusti ble para desarrollar nuestros proyectos,nuiestros sueños, MUCHAS GRACIAS.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.