Entrevistamos a Basurita

El Gran Feliz (Everlasting/Popstock!, 20) es el segundo disco que Basurita publican en el espacio de dos años, tras debutar la pasada campaña con ‘Primer Juramento’ (Subterfuge, 19). La formación vasca comandada por Santi Real (bien conocido por haber sido el cantante de El Inquilino Comunista) cuenta además con otros músicos que, a su vez, han militado en multitud de bandas. Contactamos con el vocalista para conocer más acerca de este proyecto, que espera asentarse en base e las virtudes del presente álbum.

“Veo a esas bandas más o menos consolidadas que ocupan los festis… y pienso que Basurita podría encajar en esa escena”

Diría que “El Gran Feliz” (Everlasting, 20) tiene un sonido muy noventero ¿Lograr ese aspecto era algo pretendido y planificado o es que simplemente la cabra acaba tirando al monte? 

No ha sido algo premeditado. Las canciones son como son, el sonido general del disco es algo más bien cosecha de Paco (Loco). Pero, posiblemente, con el tipo de canciones que hemos metido y el tipo de arreglos sí que la cabra tira más al monte que con el anterior. 

En efecto, el disco se ha grabado en los estudios de Paco Loco, que ha ejercido como productor ¿Qué tiene Paco Loco que tantas bandas decidís grabar allí?

Paco es una persona excepcional, y supongo que eso es lo más importante. Ha hecho muchos discos con artistas muy diferentes, con lo que sabe muy bien cómo tratar a cada uno: respetar y a la vez aportar sin ser caprichoso, y supongo que sabe gestionar bien sus prejuicios. Además, tiene una cultura ‘clásica’ en cuanto a medios y equipo e imagino que muchos que eligen ir a su estudio lo hacen por este motivo. La convivencia es un diez y lo tiene muy bien montado. En nuestro caso, Iñigo (bajo) y Gurru (batería) ya habían grabado con Paco en el pasado, en Asturias en la época de Los Mamuts, y en Cádiz; y la experiencia fue muy buena. En mi caso, le conozco desde hace mucho tiempo, pero nunca había hecho nada con él y me apetecía probar. Es muy cómodo ir a grabar con alguien con quien sabes que puedes ir con las manos en los bolsillos (literal) y probar sus ‘cacharros’ y estar muy cómodo.

¿Cómo ha influido en el sonido del álbum?

El sonido del disco es obra de Paco. Se grabó con sus equipos, instrumentos, amplis, pedales, sus reverbs… La mezcla es suya, así que el sonido es obra suya. A mi me encanta dejar que quien participa aporte y haga lo que le guste y apetezca… Siempre que me guste… (Risas). Es una broma que tenemos entre nosotros. Con Paco me encuentro muy cómodo, con muchísima afinidad musical y de sonido… Así que ha sido muy muy fácil. La masterización es de Jonan Ordorika (Estudio Mamia en Azkarate). Jonan es amigo desde hace mucho, nos ha hecho el sonido muchas veces a El Inquilino, hemos grabado con él: los dos trabajos anteriores los mezclé y mastericé con él y nos tiene muy pillados. Además, es íntimo de Paco. Algo influye. Antes del ‘Primer Juramento’ editamos un EP como ‘Los Paralíticos Del Ritmo’ titulado ‘Grandes Plagios Vol. I’ (2017) que grabamos en nuestro local y mezclé y mastericé con Jonan, y aunque la calidad no es de estudio tiene un estilo a ‘El Gran Feliz’. Te sugiero que lo escuches (está en digital). Un tema es nuestro, “Me Importas”, y el resto son adaptaciones de otros: German Coppini “Cena Recalentada”, Dylan “Mi Nuevo Pony”, Mis Majesty The King “Imbécil”, y “Vamos a Por Ti” de Spring King. Nos quedamos muy a gusto, fue nuestro debut en castellano. Seguimos tocando algunos de estos temas en directo. Nos flipan.

¿Cuáles son, en tu opinión, las principales diferencias entre este disco y el anterior? ¿Qué hay en “El Gran Feliz” que no estuviese en “Primer Juramento” (Subterfuge, 19)? 

‘Primer Juramento’ fue el primer paso de grabación fuera del local y de muchos temas propios (todos menos una adaptación de Chuck Prophet y una letra robada a José Alfredo Jiménez), con ganas de salir de la caja y probar cosas diferentes aparte de los registros más obvios. Participó gente variopinta y se grabó en sitios diferentes con gente diferente. Pretendía grabar muchos temas, unos dieciséis, y se quedaron en once. Un paso en la evolución. Realmente estable, como banda. Hasta ese momento éramos batería, bajo y yo. El resto fueron participaciones varias, y nuestro guitarra (Javi Goti) se acababa de incorporar. ‘El Gran Feliz’ lo hemos grabado los mismos cinco músicos que llevamos tiempo juntos, se grabó del tirón en unos días, y eso se nota. Las canciones también son una evolución sobre los temas anteriores. De hecho, ninguno de los temas que se quedaron fuera del anterior han entrado en este. Las letras van evolucionando, a mejor, creo. Pienso que es una evolución, con un punto de partida que es hacer canciones en castellano. Por mi haría un disco al año, esa es mi idea. Aunque asuntos como este virus puede que nos cambien algo el paso.

¿Cuál es el propósito principal del grupo y cuales son vuestras expectativas con este disco? ¿Cómo crees que encaja el grupo dentro de la actual escena musical independiente?

Expectativas, todas. Tenemos ganas de publicar la música que hacemos y ver qué repercusión tiene. Compartir, tocar, disfrutar. Disfrutamos mucho haciendo música, grabándola y tocando por ahí. Ojalá podamos dar muchos bolos. No estoy muy al corriente de la escena. De hecho, estoy completamente al margen. Diría que hasta el momento somos invisibles. Cuando oigo la radio, o los temas que están en las listas con títulos como ‘indie/alternativa…’ veo que hay una serie de bandas más o menos consolidadas que ocupan los espacios, festis… Y pienso que musicalmente Basurita podría encajar en esa escena. Pero la verdad es que no tengo ni idea. Voy a empezar a enviar a todas esas bandas de las listas un mensaje con un link al disco… (Risas) seguro que se hace visible.  

Basurita está formado por músicos que previamente han militado en multitud de grupos ¿Cuál sería el árbol genealógico de la banda?

Iñigo, bajista, viene de bandas como Cujo, ha tocado en momentos con Cancer Moon y Los Clavos, y convive con Arana y Morenas. Gurru, batería, estuvo en Electrobikinis, Zodiacs y en Cujo con Iñigo, además de varias colaboraciones aquí y allá. Lead guitar Javier Goti, miembro de los extintos The Growl y The Painkillers, y que continúa con los activos The Meows, se incorporó mas tarde, justo con la grabación de ‘Primer Juramento’.  Chus del Gallego, el último en entrar en el club es miembro de Berlín (una banda de hace mucho mucho tiempo), toca los teclados, y colabora en otros proyectos. En el entorno Getxo (Bilbao) hay mucha banda, mucho proyecto y mucho músico. Como ves todos ellos bastante promiscuos, aunque el rollo Basurita les esta gustando mucho y lo tienen como absolutamente prioritario. En mi caso, El Inquilino Comunista es un proyecto que montamos hace mucho tiempo con mi hermano Álvaro y otros dos buenos amigos y que está en la nevera. Sale alguna vez para algún bolo, pero para cosas especiales y que nos motiven. El año pasado dimos dos bolos en Bilbao en dos festivales para asociaciones benéficas de ayuda a enfermedades raras y cabronas, el W.O.P y ‘Dale CandELA’. Toda mi creatividad musical está en Basurita.

En El Inquilino Comunista utilizabas letras en inglés y ahora usas el castellano como modo de expresión ¿Por qué aprovechaste este proyecto para cambiar de idioma? ¿Es muy diferente la forma de componer dependiendo del idioma?

Estaba haciendo mucha música y no me apetecía hacer letras en ingles. Quería probar. Pienso que, como todo, se debe de ir aprendiendo y evolucionando. Es muy diferente y sugerente. 

¿De dónde ha venido la inspiración para crear estas diez canciones? ¿Cuáles dirías que son tus influencias como letrista en castellano?

Las inspiraciones de estos temas vienen del día a día. Estoy en modo ‘abierto’ a las melodías y van saliendo, las capturo, guardo y grabo. Son muchas. Igual que estoy en modo ‘abierto’ a las historias y situaciones, que son fuentes permanentes de letras. German Coppini es quien me ‘animó’ a hacer canciones en castellano, es el gran inspirador, escucho poca música en castellano, me sugiere e inspira más la música en ingles, de bandas anglófonas. Hay canciones en castellano que oigo y me sorprenden y gustan, pero no soy un seguidor ‘habitual’ de bandas en castellano.

Voy a mencionarte algunas canciones del disco que me han remitido a otros artista y me cuentas algo acerca de ellas. Por ejemplo, “Mer” y “Grecia África y París” me recuerdan a Ornamento y Delito y, sobre todo, a El Columpio Asesino.

Hemos tocado una vez con Ornamento y Delito como Basurita (Iñigo el bajista hizo doblete y toco con ambos), y con El Columpio como El Inquilino, pero la verdad es que no los he escuchado apenas nada. No sabría que decir. Voy a escucharles. “Mer” me salió después de hacer una sesión de fotos un tanto cutre y atropellada para la promo de ‘Primer Juramento’, y Mer es quien hizo las fotos. La música me va saliendo, supongo que con las mil influencias que tengo en la cabeza, pero me temo que pocas de bandas españolas. Algo he oído desde luego, mucho por curiosidad, pero soy poco seguidor. “Grecia África y Paris” salió fácil y muy amable. No me suena a nadie. Tocándosela a un amigo músico que toca con muchas bandas, con una letra creada sobre la marcha para la ocasión, me dijo que algunas notas le recordaban a los Smiths. Fíjate, cada loco con su tema.

A mí la inicial “El Gran Feliz” me remite a los añorados El Niño Gusano…

Conozco la banda, sé que existen desde hace mucho, pero salvo por el hecho de que me haya cruzado con alguna canción suya por ahí, no sabría hablarte de ninguna. No sabría decirte nada de nada de ellos. Buscaré y escucharé. Me siento un tanto ermitaño sobre estas bandas…  

Hablemos entonces de influencias internaciones: diría que “Despierta” es deudora de Dinosaur Jr.

A mi “Despierta” me recuerda a “Halloween” de The Dream Syndicate: la música, el Re ese que se mantiene. Es un tema grabado en directo y se nota.

“Verónica” y, sobre todo, “Aquel Verano” es muy rollo Mercromina o Joaquín Pascual ¿Quién es la voz femenina que canta contigo en ese último tema?

La voz de “Aquel Verano” es de Nur Wong, amiga de Paco y que toca en Tierna Furia. Para mi son canciones de corte mas ‘clásico’, con estructuras más estándar. Son momentos, recuerdos, amigas, personas queridas y odiadas… En general los temas de este disco son ‘canciones’ con estructuras más o menos estándar, sin grandes ‘idas de olla’ en estructuras o sonidos, diría que en mi registro más o menos comercial. No controlo nada Mercromina ni Joaquín Pascual. Escucharé.

“Estás atrapado” tiene un aspecto oscurillo, casi post-punk…

Si, ya sabes: cuando estás metido en el atolladero. La maqueta original era algo más oscura, la definitiva ‘brilla’ algo más, es un buen ‘beat’ con un giño al querido Bowie en la letra y las palmas.

“Primer Juramento”, vuestro primer disco, lo sacasteis el año pasado con Subterfuge y éste viene con la etiqueta de Everlasting ¿Por qué el cambio de escudería?

La idea con Subterfuge era hacer tres discos. ‘Primer Juramento’ funcionó lo que funcionó. Supongo que muy poco para Subterfuge. Para nosotros lo importante era seguir haciendo nuestra música y evolucionar, así que fuimos a grabar ‘El Gran Feliz’ y seguir con nuestra dinámica de más o menos un disco al año (siempre que estemos a gusto con los temas que van saliendo). Subterfuge no estaba en el ‘ritmo’, así que preferimos dejarlo, todos de acuerdo y encantados. Personalmente prefiero ir a nuestro ritmo y rollo al margen de la repercusión que pueda tener (que nos encantaría que la tenga), así que preferimos estar ‘solos’ que dentro de un sello que está con otros grupos y líos a los que atender y que le funcionan. Es lo que habíamos hablado Carlos y yo desde el principio, firmamos por tres discos, pero con la idea de ver qué hacíamos después del primero. A él le pareció perfecto dejarlo ¡Bastante lío tienen con el mogollón de bandas que llevan! Le estoy muy agradecido por sacarnos nuestro ‘Primer Juramento’. A Everlasting los conozco desde Caroline, distribuían a El Inquilino, son un diez como personas, crema fina. Distribuyeron el EP de Los Paralíticos Del Ritmo, les gusto ‘El Gran Feliz’, les dije nuestra idea y dijeron que adelante. Sin duda, mucho más nuestro rollo. Me hace mucha ilusión que se decidiesen a sacarnos. Creo que es un gran disco y espero que funcione, a pesar del puto virus y su impacto en el mundo musical.

Creo que, de algún modo, este proyecto tuvo su origen en versionar a The Feelies ¿Cómo fue eso?

Tocamos un verano (en 2015) en Bilbao, precisamente con El Columpio, y nosotros hicimos ‘El Inquilino Comunista plays The Good Earth by The Feelies’. Tocamos el disco entero de principio a final, Álvaro mi hermano y yo, pero con Iñigo y Gurru al bajo y la batería, en vez de  Ricardo y Letas (los habituales inquilinos), Letas hizo alguna percusión. Ahí los conocí y desde entonces fuimos dándole forma ¡No me lo creo (Risas), aún me aguantan y hago lo que me da la gana! Un lujo de banda.

“La mayoría de las bandas de los 90 sonaban muy mal: grabaciones flojas y mucho peor en directo”

Parece evidente que en Basurita os gusta versionar o adaptar temas ajenos ¿Qué normas tenéis a la hora de apropiaros de una canción de otro artista?

Solo plagiamos los temas que nos sugieren algo. En ‘El Gran Feliz’, de manera consciente, ninguno. Tenemos idea de sacar otro EP, Grandes Plagios Vol. II como Los Paralíticos Del Ritmo con otros cinco ‘plagios’ / adaptaciones.

¿Cómo son los conciertos del grupo? ¿Qué debe esperar el público que acuda a veros cuando la música en directo regrese a los escenarios?

Diría que son menos medidos, nos dejamos llevar más. Así que pueden ser más cañeros. Solo hay que acercarse y probar, al que le guste la tiza no le decepcionaremos.

Formaste parte importante de la por entonces casi incipiente escena indie estatal con El Inquilino Comunista a comienzos de los 90 ¿Cómo era esa escena de los 90 y como crees que ha cambiado (y que cambiará tras el Covid-19)?

Era mucho menos pro que la actual. La mayoría de las bandas sonaban muy mal, grabaciones flojas, y en directo mucho peor aún. Ahora hay un nivel musical mucho más alto, la gente se lo curra mucho más, y eso es muy bueno.  No se que pasará tras el Covid… ¡Espero que haya más ganas! Ahora los festivales concentran mucho de la oferta y en base a lo que quieran arriesgar (no deja de ser un negocio y los promotores quieren ganar), así que la posibilidad para que bandas desconocidas entren es muy limitada. Hay muchísima oferta musical, lo que es muy bueno en general, pero hace más difícil sonar por ahí.

¿No has pensado en algún momento en resucitar definitivamente a El Inquilino Comunista? Ya sabes que el paso del tiempo prácticamente os ha colocado como grupo de culto…

Solemos tocar en directo si la ocasión lo merece. En su día grabamos algunos temas, pero nunca lo llegamos a sacar. Por ahora yo tengo mi Basurita y me encanta, y Álvaro mi hermano tiene una banda que se llama Trampas (tiene algún disco por ahí en digital). Estamos cada uno con nuestros proyectos… no lo sé, nunca digo que no, pero por el momento tengo ganas de grabar el próximo de Basurita ¡Y volveré con Paco!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.