Entrevistamos a los mexicanos Zoé

Son la banda latinoamericana del momento, con giras que pasan por Sudamérica, Centroamérica, EEUU y también España, con un público fiel que les ha hecho crecer disco a disco. Zoé son el grupo que hay que seguir para saber cómo es el rock en castellano actual y hasta qué punto se pueden ensanchar sus límites. Nos reunimos con cuatro de sus miembros, el vocalista León Larregui, el bajista Ángel Mosqueda, el batería Rodrigo Guardiola y el guitarrista Sergio Acosta se van sumando progresivamente a una interesante conversación en la que nos hablan de cómo una banda mexicana ha sido capaz de hacerse un hueco en EEUU, de sus influencias y, cómo no, de su flamante nuevo disco, el poderoso Aztlán que presentarán en nuestro país los días:

18|7 Feria De Julio Valencia

19|7 Noches Del Botánico Madrid

20|7 No Sin Mi Música Cádiz

21|7 Contemporánea Badajoz

22|7 Fib Benicassim

26|7 Sala Apolo Barcelona

27|7 Vigo En Fiestas Vigo 

¿En qué momento se encuentra Zoé en Latinoamérica?

León: Es diferente en cada región y en cada país. Por ejemplo, la historia de España es particular, la de Argentina y Chile también. Pero Colombia y Perú sí son parecidos a México y el crecimiento de la banda es homogéneo con la excepción de Argentina y Chile, que están muy lejos y tienen una historia de rock muy fuerte, por lo que entrar ha sido una historia, pero ahí vamos, con los años la audiencia ha ido creciendo y la gente escucha a Zoé.

Ángel: Un poco complementando con lo que ha dicho León, está también EEUU, que no es Latinoamérica, pero sí es Latinoamérica. Allí acabamos de hacer una pequeña gira de quince shows y fue una grata sorpresa ver como la banda ha crecido en EEUU.

“En esta gira tocamos en festivales, que es algo muy importante para nosotros, que nos vea gente que no te conocen y se puedan enamorar de la banda”

El mercado estadunidense es muy duro para artistas de habla hispana.

León: Hay ciertos países que, de alguna forma, los sentimos cerca. EEUU lo trabajamos desde el primer disco, desde entonces estamos yendo a picar piedra. Creo que en esta última gira se vieron esos años de trabajo, ha sido casi todo sold out. Obviamente, la mayoría de la gente es latina, aunque de repente ves algún que otro estadounidense sin raíces latinas, pero fue muy bonito. En EEUU nos va muy bien.

¿Qué recordáis de esos primeros abriendo el mercado estadounidense?

Ángel: Nos tocó empezar en clubs muy pequeños, de 500 personas o por el estilo, pero creo que desde el principio había mucho latino, eran clubes pequeños pero se llenaban. De repente, por ejemplo, nos tocada hacer un club de 150 personas, pero hacíamos dos pases y esta última vez hicimos el Nob Hill Masonic Center que entraron 3.000 personas. Ahí te das cuenta del trabajo que llevamos haciendo desde hace más de 15 años.

¿Cómo veis el mercado español?

León: Creo que es parecido a lo que sucede Argentina, que tenéis un rock nacional con mucho orgullo y mucha historia, muy establecido. Entonces, entrar como mexicano cantando rock en castellano tampoco es tan fácil. Hemos podido hacer un poco de carrera en España, pero está lejos y no podemos venir tanto como podemos hacer con EEUU. Nos cuesta mucho dinero venir, pero siempre hemos tenido el dedo en el renglón y hemos venido, aunque hayan pasado cuatro años desde la última vez. Tampoco habíamos tenido mucho apoyo por parte de las disqueras, siempre había sido más bien una estrategia de intercambio con bandas, como hicimos con Vetusta Morla. Creo que esta es la primera vez que tenemos más apoyo por parte de la disquera, y se nota.

Ángel: Nunca quitamos el dedo del renglón y hay una corazonada desde la primera vez que vinimos de que en España tiene que pasar alguien. Como dice León, desafortunadamente no hemos tenido continuidad, pero siempre nos encontramos con gente que ha escuchado los discos y nos dicen que les gustan mucho, y eso es esperanzador. A ver cómo nos va en esta gira, yo creo que vamos a ver buenas cosas. También por primera vez en esta gira tocamos en festivales, que es algo muy importante para nosotros, que nos vea gente que no te conocen y se pueden enamorar de la banda.

Formáis parte de lo que se llamó latin alternative, pero me gustaría que dijérais cuáles son vuestras influencias.

León: Son muchas, por resumir te diría dos de rock muy clásico; Beatles y Pink Floyd, de rock de los ochenta…

Rodrigo: The Cure

León: A ustedes les gustaba mucho Nacha Pop

Ángel: Nacha Pop nos encantaba, Radio Futura… The Cure también.

Rodrigo: The Cure.

León: Nos gustó mucho el britpop, Blur, Oasis, The Verve…

Ángel: Por el lado electrónico Daft Punk, Chemical Brothers, también.

León: Bowie, ¡que nos faltó!

Ángel: ¡Bowie!

Rodrigo: Fui a la expo en Brooklyn, impresionante. Es una gran recopilación de su trabajo.

En la historia más reciente de Zoé, vuestro Unplugged ha supuesto un punto y aparte en vuestra carrera.

León: Creo que como dices fue, de alguna forma, un parteaguas en la carrera de Zoé porque tuvo muchísimo éxito. Pero lo más importante fue que descubrimos que en el ejercicio de hacer las canciones más acústicas, como más digeribles, se amplió el espectro de la audiencia, ya hasta a la señora o a la abuelita le gustaba, ya no estaba todo tan enfocado a un grupo de jóvenes. Con este tipo de arreglos, violines, se hizo más digerible y entendible para mucho tipo de gente.

Yo recuerdo viendo el making of del Unplugged, me resultaba agobiante, porque va en cuentra atrás, con toda esa cantidad de instrumentación, tantas cosas que tocar…

Rodrigo: Fue un proyecto monumental. Hicimos gira, éramos cincuenta personas viajando, parecía un circo, pero fue maravilloso.

Ángel: Con muchos instrumentos y muchos no-instrumentos. A parte de lo que dice León, de que por la naturaleza del proyecto amplió el público y lo escucharon niños y gente más adulta, por otro lado, a nosotros nos forzó a utilizar otras cosas. Por ejemplo, la batería de Rodrigo era una locura…

Rodrigo: ¡Un basurero!

Ángel: ¡Un basurero! (risas) Estaba compuesta por una maleta… ¿qué más tenías?

Rodrigo: Una jaula, sartenes…(risas)

Ángel: Tuvimos músicos muy buenos de invitados. Uno de ellos, Andrés Sánchez, se ha quedado con nosotros. Se hizo un proyecto muy exitoso.

Aztlán, vuestro nuevo disco, me ha encantado. Creo que lo habeís grabado tranquilamente en vuestro propio estudio.

León: Era la primera vez que trabajamos así. No teníamos un tiempo predeterminado como cuando contratas un estudio. Lo hicimos por tandas, trabajábamos y descansábamos.

¿Alternásteis con conciertos?

León: Nada. Fue dedicado exclusivamente al disco.

Rodrigo: Empezamos a tocar en directo en noviembre y diciembre, que ya estaba terminando.

Ángel: ¿Hicimos Vive Latino nada más o estoy alucinando?

Rodrigo: Sí, hicimos Vive Latino.

Ángel: No teníamos un disco completo de canciones o demos, hacíamos tandas de cuatro, nos dábamos tiempo para componer más y grababamos otra tanda.

¿Por qué utilizasteis a Craig además de Phil Vinall?

León: Llevábamos mucho tiempo queriendo trabajar con alguien diferente. No porque nada estuviera mal con Phil, sino porque teníamos curiosidad, sentíamos que nos merecíamos el beneficio de la duda. Obviamente teníamos miedo de trabajar con alguien más porque teníamos una forma de trabajar, un lenguaje, con Phil, pero fue muy interesante el trabajo con Craig, salió todo bien a pesar de nuestros miedos. Fue muy revelador a donde nos hizo llegar.

¿A dónde nuevo llegasteis con él?

León: Por ejemplo, grabamos cosas en vivo, en simultáneo, que bajo y batería estuvieran grabados en vivo en una sola toma. Cosas que antes ni de broma, porque no tocábamos tan bien (risas). Él nos alentó a hacerlo.

Sergio: Sobre todo, la principal razón de buscar a Greg fue que antes que un gran productor es un mixer muy top, que ha trabajado con bandas que nos gustan mucho. Sentíamos que nuestras mezclas tenían que llegar a otro lugar.

¿Hacia dónde queríais que fueran las mezclas?

Sergio: Quizás hacia un sonido un poco más old school, más orgánico. El sonido de Craig es bastante puro, quizás es más cuestión de sonido que de procesos, es algo más tangible, más claro, de menos elementos, que es algo que queríamos en este disco, menos capas, y la escuela de Craig tiene esas características.

 

 

Un comentario sobre “Entrevistamos a los mexicanos Zoé

  • el 20 Julio, 2018 a las 7:15 am
    Permalink

    Muy buenos. Me sorprendieron el otro día en directo

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.