Entrevistamos al dúo Paco Versailles

Muy gratamente sorprendido con el resultado de la charla con el dúo californiano Paco Versailles. El también componente de Capital Cities, Ryan Merchant y el músico de origen armenio Vahagni, han sido los responsables de lavarle la cara y revitalizar recientemente el mítico “Soy gitano” de Camarón.

En una entrevista a dos bandas nos han aleccionado sobre cuantísimo se puede lograr a apreciar nuestra cultura siendo de fuera. Increíble lo que nos contará uno de ellos sobre su padre y un disco de Manolo Sanlúcar…

En Paco Versailles encontraremos dos ingredientes principales: sonidos de baile tan pop como actuales a la vez que flamencos. Se puede decir abiertamente que una etiqueta que no les vendría grande a lo que componen es “dancemenco”. Antes de acabar el 2022 continuarán publicando sencillos, hasta culminar con un nuevo EP. En esta propuesta tan particular vamos a encontrar sales saludables, muy buena onda para evadirnos bailando como la que en su momento aportan Daft Punk, Empire of the Sun, o Penguin Prison… así como la maestría y tradición de grandes como Paco de Lucía. Casi nada.

¿Cuándo comenzasteis a sentir esa pasión total y definitiva por la música, y cuáles o quiénes fueron vuestras primeras referencias e influencias?

(Ryan) Mi amor por la música comenzó cuando yo tenía tan solo 5 años, fue entonces cuando me obsesioné a lo bestia con el “Thriller” de Michael Jackson. Abrió definitivamente mi mente, encontré magia en la música. El sonido tiene el poder cambiar la tristeza en alegría, el dolor en placer, además de conectar a personas de todos los ámbitos de la vida. Otras influencias que también tuve fueron Joni Mitchell, Stevie Wonder, Donny Hathaway, Daft Punk, Jamiroquai… entre muchos otros artistas.

(Vahagni) Crecí dentro de una familia de artistas. Mi padre fue el solista principal de guitarra clásica en la Filarmónica Nacional de Armenia. Mi madre era actriz. Sin duda se puede decir que prácticamente crecí rodeado solo de músicos y artistas. Además de mi padre, Paco de Lucia ha sido siempre la mayor influencia que he tenido, y definitivamente fue el sonido que me atrajo y me hizo sentir una energía, sensaciones únicas que nunca antes había conocido.

Contadnos un poco sobre el sentido de identidad, vuestros entornos y cómo influyeron tanto en vuestras preferencias o en la creatividad como artistas, por favor.

Crecí en California con padres que eran muy creativos y siempre trataban de vivir la vida de una manera única y diferente. Vivíamos en el extranjero, viajábamos mucho y probábamos muchas actividades diferentes. Ellos veían la vida como una aventura. Creo que viendo cómo vivían tuve la sensación de que es importante ser único en tu trabajo si luego quieres tener éxito. La música más convincente no siempre es la técnicamente perfecta, sino la música que tiene un punto de vista singular. Nos esforzamos en este asunto desde que formamos Paco Versailles.

Cuando mi familia se mudó a los EE.UU. en 1991 estuve expuesto a músicas y culturas que no tenía ni pajolera idea de que existían. Aparte de flamenco y Música Clásica, nunca había escuchado estilos tan diversos. Crecer en el paisaje de Los Ángeles y perteneciendo a una familia con estándares tan altos -en términos de arte y musicalidad- moldearon definitivamente mi identidad como artista y como oyente.

 

¿Pensáis que el hecho de haber pasado una pandemia ha afectado para bien, con la cantidad de propuestas musicales que están surgiendo, o puede que se nos vaya de las manos en algún momento y el público se detenga aún menos a escuchar?

La pandemia provocó muchos cambios en la sociedad y nos abrió los ojos de cómo tu propia vida no está realmente bajo tu propio control, al menos no tanto como uno se pensaba. Ambos encontramos todo este asunto bastante inquietante, pero también usamos el tiempo sabiamente para mejorar en cada cosa que hacemos. Por ejemplo, me metí seriamente a aprender a cantar mejor, para que cuando pudiéramos volver a tocar en directo me sienta más seguro. La pandemia también revitalizó la interacción social on-line y, por lo tanto, se generó una competencia inmensa por la atención en cuando a música o contenidos. Dicho esto, creemos sinceramente que si haces música convincente y la interpretas bien, encontrarás a tu público y la música se hará notar con el tiempo. Ese es el principio que nos guía.

Creo que la pandemia ha afectado a tantos músicos y locales de música que todavía estamos aprendiendo sobre el alcance total del daño provocado. Pero estoy muy seguro de que la buena música y el arte siguen ahí y serán siempre primordiales para la propia experiencia como seres humanos. En resumen, no estoy preocupado, la música prevalecerá.

Tengo la sensación de que la relación con la música en directo también está cambiando. Tal vez haya muchísimos más artistas y sin embargo menos público. ¿Cómo veis el futuro de la industria musical? ¿Hacia dónde creéis que nos dirigimos?

Hablamos desde nuestra propia experiencia, pensamos que la música en directo es tan importante e impactante como siempre. Tocamos en espectáculos todo el tiempo y podemos ver que al público todavía le encanta la música tocada sobre un escenario. También percibimos que se trata de algo irremplazable. Así que somos optimistas.

Si, es posible que estemos viviendo una sobresaturación ya que ahora es muy fácil compartir y publicar música, pero nuevamente, creo que el público es más inteligente de lo que pensamos y siempre gravitará hacia la calidad, especialmente cuando se trata de espectáculos en vivo.

¿Nos equivocamos al apuntar que el concepto de Paco Versailles haciendo directos encaja perfectamente con un público cercano y 100% entregado? Justo veía vuestros vídeos en Verso, Los Ángeles.

 Nuestra sensación es que Paco Versailles encaja en mucho tipo de eventos. Podemos tocar tanto en un club íntimo en Los Ángeles como en un festival a reventar para personas que incluso nunca antes han escuchado nuestra música. Mientras haya gente a la que le guste bailar y disfrutar de la música en vivo, estamos seguros de que podemos ganárnosla. Ponemos toda la carne en el asador para lograr que nuestro espectáculo sea único y atractivo.

No andáis muy equivocados. Paco Versailles es ante todo una banda ideada para tocar en directo. Todos somos músicos profesionales, profundamente dedicados a lo que hacemos y se puede decir abiertamente que hemos tocado ya en tantos ambientes y escenarios diferentes… así que ahora para nosotros, como grupo, nos sentimos como peces en el agua sin importar dónde estemos.

 

¿Cómo definiríais a vuestros seguidores?

Es harto complicado definir cómo es un fan de Paco Versailles. Interactuamos con una gran variedad de ellos, en Instagram sobre todo, y no existe un perfil específico.

Para mí, la mejor palabra para describir a nuestros fans es “global”.

¿Cómo soléis organizaros a la hora de preparar jam sessions con otros músicos? ¿Alguna manía a la hora de quedar en el estudio antes de grabar?

Cara a nuestro nuevo disco, decidimos grabar a lo “vieja escuela”, esto con toda la banda tocando en directo juntos dentro de un estudio. Este proceso es harto divertido porque los músicos dan vida a las propias canciones de maneras inimaginables y las grabaciones resultantes son imperfectas, pero poseen muchísima más garra y energía. Alquilamos un estudio en Joshua Tree durante tres días, nos alejamos de nuestros teléfonos y nos concentramos solamente en hacer música.

Cuando estamos trabajando en ella, Ryan y yo estamos normalmente tirados en el suelo del estudio escribiendo y asentando las bases. Luego llamamos a los músicos, de uno en uno, y pasamos todo el día capturando el bajo, los vientos, las cuerdas, etc. Para el EP nuevo, Ryan y yo preparamos la mayor parte de todo nuevamente con anticipación, pero realmente sentimos la necesidad de grabar ejecutando la música en directo para lograr toda esa energía que una banda puede desprender.

“Soy gitano”, ¡qué homenaje tan maravilloso, chicos! No se puede decir que sea íntegramente una versión del original de Camarón de la Isla, es algo más… ¿qué es para vosotros? ¿Cuándo surgió la idea y luego se comenzó a construir?

¡Gracias! Esta canción de Camarón de la Isla es tan poderosa e inspiradora que realmente queríamos ofrecerla a una audiencia que quizás no sepa tanto sobre flamenco o su fantástico trabajo. También es un homenaje perfecto a algunas de nuestras influencias y funciona a la perfección en un contexto de composiciones más actuales. Así sucede en la mayoría de la música atemporal.

Debido a que en Paco Versailles estamos tan influenciados por la cultura española y flamenca, sentimos que un homenaje como este era de recibo. La canción “Soy gitano” de Camarón fue una de las primeras piezas que me vinieron a la cabeza. Pero, tienes razón, es una versión un tanto tradicional, aunque quizás con un toque moderno adecuado para una canción flamenca de ese calibre.

¿Hasta qué punto conocéis España, su cultura y artistas tan grandes como Manolo Sanlúcar (recientemente fallecido, D.E.P.), Paco de Lucía, Pepe Habichuela…?

En mi caso viví en España cuando tenía 12 años, y durante solo un año, con mi familia. Durante ese tiempo, absorbí gran parte de la cultura española ya que mis padres me llevaron por todo el país a las fiestas y eventos más importantes llenos de tradición: Las Fallas, Sanfermines, Semana Santa, Feria de Abril… Así que, de alguna manera, España estuvo en mi infancia, tuvo una impronta importante, me influyó bastante. Aprendí lo que significa respetar las tradiciones más arraigadas y que en España se celebran las fiestas más chulas.

La cultura española está probablemente tan cercana a mí como la de mi propio país. No recuerdo una época en la que no conociera algo nuevo en cuanto a flamenco ni se escuchase esta música en mi casa. Viví y estudié flamenco en España, principalmente en Andalucía con maestros increíbles como Paco Serrano y el legendario Manolo Sanlúcar, quien tristemente si, falleció recientemente. Tuve la suerte de conocerle y tengo un montón de buenos y divertidos recuerdos del maestro. Recuerdo haberle contado la historia de cómo se casaron mis padres y casi se meó encima de la risa.

¿Y esa historia tan simpaticota es?

Claro. Resultó que mi padre era el único hombre en Armenia, en aquel momento, que sabía tocar algo de flamenco. Piezas y cosas que había aprendido escuchando álbumes o partituras que pudo lograr entonces durante la Unión Soviética. Mi madre era la protagonista de “Carmen” de Bizet y necesitaban un guitarrista para la obra. Una vez que mi padre y mi madre empezaron a ensayar, él le regaló el LP “Candela” de Manolo Sanlúcar. Probablemente el único ejemplar que existió jamás en toda Armenia. También afirma que estaba tan enamorado como borracho. Entonces, cuando se le pasó la merluza y volvió en sí, se dio cuenta de que la única forma de pedir que le devolvieran el disco y al mismo tiempo seguir siendo un caballero, era casándose con ella. A Manolo le encantaba esta historia. Así que, en pocas palabras, España y el flamenco son quizás, y no tan quizás, las dos razones por las que existo.

 

En el sonido de Paco Versailles también encontramos una vertiente más ‘disco, synthpop y dance’. ¿Qué es lo que más os atrae de este tipo de estilos?

Bailar al ritmo de la música puede resultar como un proceso de curación. Mueves tu cuerpo de manera creativa y tu ansiedad o depresión pueden desaparecer. Quería ser parte de la creación de este sentimiento para con otras personas y, por lo tanto, la música dance se convirtió en una dirección que tomar. Dicho esto, tratamos de hacer música de baile que se base en una buena composición y que tenga mensaje o una historia detrás.

Para mí ha sido una meta y un sueño logrados incorporar la guitarra flamenca de una forma convencional y accesible. Estoy muy emocionado de estar en un viaje donde se apuesta por esta combinación de sonidos.

«Viví y estudié flamenco en España, principalmente en Andalucía con maestros increíbles como Paco Serrano y el legendario Manolo Sanlúcar» 

Otros singles en camino, tal vez un disco, actuaciones, viajes… Contadnos, si sois tan amables, vuestros planes de futuro.

Lanzaremos un EP que se irá descubriendo próximamente a modo de sencillos. “Soy gitano” fue de hecho el primero de los singles. Luego y a medida que la banda vaya creciendo, planeamos hacer giras, tantas como sea posible. Actualmente estamos trabajando en una mini-gira por los Estados Unidos y luego México en el otoño. La mejor manera de ganar nuevos adeptos a nuestra música es hacer que nos vean en directo, así que queremos viajar y actuar todo el tiempo ¡Esperamos también ir pronto a España!

Hemos estado publicando canciones casi todos los meses desde que empezamos. Llegados a este punto, siento que realmente estamos dominando nuestro sonido y planeamos lanzar música durante mucho más tiempo, en todo tipo de formato, desde meros sencillos, a EP o álbumes. Tenemos mucho que proponer.

¿Pensáis que la manera en la que un artista se presenta en redes es cada vez más fundamental a la hora de ser seleccionado por promotores? ¿Cómo valoráis esta situación? ¿Hacia dónde creéis que habría que incidir en este aspecto?

Las redes sociales son una excelente manera de mantenerse en contacto con los fans y hacerles saber en qué fechas son los conciertos o cuando se publica música nueva. También puede ser una gran herramienta para encontrar nuevos seguidores. Muchas bandas se están dando mucho auto-bombo en Tik Tok o con reels en Instagram. No nos preocupamos tanto por eso porque si tu música es buena y presentas un espectáculo en vivo increíble, creemos que, por su propio peso, tendrás éxito. Nuestra fe está en algo tan directo y sencillo como nuestra propuesta musical y, de nuevo puntualizo, el espectáculo que provocamos sobre el escenario, más que en volcar nuestras vidas para convertirnos en personalidades viralizando de esas redes sociales.

En mi experiencia personal las redes representan una montaña rusa. He tenido muchos altibajos. Siento por un lado que son una gran herramienta, pero también me deprimo un poco cuando las uso (risas). Creo que dar con un equilibrio entre compartir tu arte con todos en línea pero luego ser capaz de vivir, tocar y crear en el «mundo real», he ahí el reto que igual deberíamos buscar y lograr.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien