Fallece Jimmy Scott

Este fin de semana hemos sabido que el pasado 12 de junio falleció el gran cantante de jazz “Little” Jimmy Scott. La extraña enfermedad que sufría de nacimiento, el Síndrome de Kallmann, parece haber sido la causa de su muerte. También dicha enfermedad fue la causante de dos de sus características más inconfundibles: su corta estatura, motivo de su sobrenombre, y una voz infantil que mantuvo durante toda su vida.

Jimmy Scott empezó cantando en orquestas y espectáculos itinerantes a finales de los años 40, hasta que a principios de los 50 tuvo un gran éxito con el tema “Everybody`s somebody`s fool”, lo que hizo que abandonara su orquesta de entonces, con el gran Lionel Hampton, y se lanzara en solitario. Su carrera en solitario, sin embargo, no tuvo demasiados éxitos, y Jimmy se vio obligado a ganarse la vida con otras ocupaciones alejadas de la música. Por ese motivo, y por algunos problemas contractuales, apenas pudo grabar cinco álbumes en más de 25 años, abandonando temporalmente el mundo del espectáculo y reapareciendo múltiples veces.

A principios de los 90 fue redescubierto por Seymour Stein, jefe de Sire Records, que le firmó para su sello y relanzó su carrera, siendo tal vez el momento más destacado de esta segunda parte de su trayectoria su colaboración con David Lynch en Twin Peaks, tanto en la serie como en la película posterior.

Siguió grabando, consiguiendo algunas nominaciones a los Grammys y diversos top-20 en las listas de jazz, hasta el año 2008.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.