Fanfarlo – Teatro Lara (Madrid)

Allá por sus inicios, cuando a raíz de un halagador comentario del gran David Bowie comenzaron a estar en boca de todos los medios especializados, hubo un tiempo en que ver a Fanfarlo en España era una especie de quimera, pues a pesar de ser considerados como un prometedor grupo a seguir, sus giras no pasaban por aquí; pero desde que formaron parte del cartel del Día de la Música del año 2010, parece que estos chicos le han cogido el gusto a prodigarse por nuestra geografía y ya el pasado otoño realizaron una pequeña gira de 5-6 fechas en la Península sin haber aún publicado su segundo trabajo, Rooms filled with light (2012). Este verano lo han presentado en algunos festivales nacionales como el Low Cost o el Santander Music, volviendo a participar en la última edición del Día de la Música y ahora regresan estos días para realizar una nueva gira de 7 fechas por nuestro territorio, de la que aún restan por celebrarse un par de conciertos este próximo fin de semana, en Santiago de Compostela y Valencia.
Lo cierto es que el característico estilo de este quinteto gana enteros en acogedoras salas de mediano y pequeño tamaño, como ya habían demostrado a su paso por Madrid hace casi un año en el Teatro Kapital y en esta ocasión, el lugar elegido para su concierto madrileño era el vetusto Teatro Lara, un lugar que guarda el encanto de décadas pasadas y en el que estos últimos meses vienen proliferando conciertos de todo tipo de grupos indies, aunque lo cierto es que no a todas las propuestas les sienta igual de bien esta localización, pero no ha sido ese el caso de Fanfarlo, cuya sofisticada mezcla de folk y pop orquestado con aires épicos y preciosistas, ha casado excepcionalmente con tan peculiar y cautivador recinto.

Era previsible que el grueso de actuación girase entorno a las composiciones de su ya nombrado segundo disco, brillando con luz propia temas como “Feathers”, “Tunguska” o el siempre emocionante “Deconstruction”, con el que todos los asistentes se pusieron en pie, para luego ya no volver a ocupar sus asientos, en parte incitados por los propios músicos. Tampoco se olvidaron de interpretar algunas de las composiciones más notables de su primer trabajo, Reservoir (2009), como “The walls are coming down” o “I´m a pilot”, pero lo cierto es que el grupo afincado en Londres nos sorprendió a todos estrenando 3-4 canciones nuevas, e incluso atreviéndose a abrir la velada con una de ellas, demostrando que siguen trabajando con vistas al futuro, a pesar de la publicación de su segundo disco este mismo año.
En esta ocasión, la banda parecía realmente cómoda sobre el escenario, en gran medida gracias al apoyo de un público que había agotado las entradas con antelación y que no dejó en todo momento de aplaudirles y jalearles; quizás por ello, tanto el vocalista sueco Simon Balthazar, quien se pasó toda la actuación alternando tragos de agua y whisky, como el batería Amos Memon, se mostraron especialmente distendidos a lo largo de todo el concierto y no dudaron en bromear acerca de las breves nociones de español del portador de las baquetas o para comentar el calor que todos los miembros pasaron durante la celebración del último Día de la Música, pues dijeron haber estado a punto de achicharrarse. Mención especial para la única componente femenina de la formación, Kathy Lucas, teclista y violinista que parece contar con una legión de fervientes admiradores, a tenor de los piropos que con frecuencia se escucharon y que ejecutó con su habitual gran maestría todos los arreglos instrumentales que la correspondían.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien