Festival do Norte – Plaza de la Pescadería – Campo de fútbol del Instituto Campo Alobre (Vilagarcía de Arousa)

El Festival do Norte de este año ha vuelto a congregar a muchísima gente, pero se ha centrado la mayor afluencia en el segundo día del cartel que en el primero.
El primer día actuaron: Cinnamon Gum, Mercromina, Nosotras, Astrud, Volován y La Habitación Roja.
Mientras que en el segundo día estaría presente Manu Chao y Nilo MC.

Por ello, y haciendo previsiones de afluencia, la organización preparó un escenario diferente para cada uno de los dos días: para el primer día se concretaba La Plaza de la Pescadería, y para el segundo día, ya que se esperaba una afluencia mayor de público, se habilitaba el Campo de fútbol del Instituto Castro Alobre.

Y es que el primer día asistieron unas 1000 personas, mientras que el segundo lo hacían unas 5000. ¿Estará de moda el mestizaje, o qué?.

En la Plaza de la Pescadería, los primeros en abrir el espectáculo fueron Cinnamon Gum. El abrir un festival tiene el handicap de la asistencia del público, y éste no iba a ser una excepción. Así, esta banda gallega actúo con poco público, pero eso no impidió que pudiesen demostrar sus buenas artes dentro de estilos como acid jazz – funk.

Después de una hora de concierto, aproximadamente, aparecieron en escena Mercromina. La banda de Joaquín Pascual fue una de las triunfadoras del Festival. Empezaron su repertorio con las “Ninguna Parte”, para después pasar a su nuevo éxito “Chaqueta De Pana” (que ya se está convirtiendo en una canción de lujo de este quinteto). Y así siguieron temas como “Entrevista A Un Abducido”, “El Libro De La Congelación”, “Evolution” (una de las más esperadas por el público allí congregado). Es impresionante las extorsiones de esta banda en directo y su sonido metálico de guitarras. Es realmente envolvente. También es muy chocante ver en directo a Carlos Sánchez, guitarra del grupo. Indefinible…

Las siguientes serían las asturianas Nosoträsh. Salieron acompañadas por Pau de La Habitación Roja (el cual tocaba la guitarra e incluso los teclados). El repertorio que nos ofrecieron fue básicamente centrado en su último disco Popemas. Fue un concierto cargado de poesía, de esos pequeños poemas que Nosotras han definido como Popemas. Canciones muy cortitas, pero con una gran carga poética. También destacó la colaboración de Nacho Vegas, el cual saltó al escenario para cantar a dúo con Natalia el popema “Tres Tristes Triges”. Parece que estas chicas quieren centrarse en el presente y dirigirse hacia la poesía melódica más que en las canciones más poperas, ya que “Voy A Aterrizar” o “Mis Muñecas”, temas que las encumbraron a la popularidad, no fueron escogidas dentro de su actuación.

Después de Nosoträsh, tocó el turno de Astrud. Estos catalanes son la leche (si me permitís decirlo así). La mayoría de la gente fue a verlos a ellos y eso se vio en cómo se agolpaba todo el público presente para poder coger la mejor posición para ver el espectáculo. Y es que Manolo y Genís saben meterse al público en el bolsillo. Los “Cambio De Forma”, “Europa”, “Me Afecta”, “Somos El Uno Para El Otro”, “Mírame A Los Ojos” y “La Boda” (con la cual terminaron su actuación), fueron coreados y muy bailados por los allí presentes.
Es una pena que grupos como Astrud tengan que ser admirados sólo durante una hora por estar en un Festival. Pero es que es lo que tiene el poder ver a tantos grupos. Una de cal y otra de arena.

Los siguientes a Astrud fueron los mexicanos Volovan. Este grupo es famoso en nuestro país por el tema “Ella Es Azul”, y ésta fue la canción más coreada por el público. Con una educación exquisita (como sudamericanos que son) supieron ganarse al público de Vilagarcía. Su estilo es muy pegadizo, y se comenta que son los nuevos abanderados del pop – rock mexicano.

Y ya para terminar este primer día de Festival, La Habitación Roja nos deleitaron con un elenco de temas míticos de su repertorio. Los valencianos son una referencia del pop – indie en nuestro país, y también disfrutan de un montón de adeptos a su música. Por ello, mucho del público allí presente estaba muy expectante de cómo se comportaba el grupo en esta cita gallega. La verdad es que Jorge Martí y su grupo dieron la talla de lo que se esperaba de ellos. Pau ya estaba entrenado gracias a su aportación a la actuación de Nosoträsh,…

Y así terminaba el primer día del Festival do Norte.

El segundo día tenía lugar en el Campo de fútbol del Instituto Castro Alobre con las actuaciones de Nilo MC y Manu Chao. O sea que el mestizaje era lo imperante en esta ocasión.

Y, como decía anteriormente, parece que esto es lo que llama a la gran masa, ya que se reunían allí unas 5000 personas.

Tanto Nilo MC como Manu Chao saben lo que la gente que los va a dar demanda, y ellos así lo hacen. Con alusiones al zapatismo (fenómeno que se escuda en la figura de Zapata) y con la presencia en el escenario de personajes autóctonos se introdujeron en los corazones de los allí presentes.

Los mejores momentos de la noche se daban cuando aparecían reminiscencias del pasado, y la mítica Mano Negra volvía a la vida con “King Kong Five” o “Mala Vida” (ay, qué tiempos…).

Y esto es lo que dio de sí el Festival do Norte de este año. Me quedo, sin duda alguna, con dos nombres propios: Astrud y Mercromina. Y si tengo que hacer de la frase “el cliente siempre tiene razón” una premisa tajante y creérmela yo mismo, pues tendré que quedarme con Manu Chao, pero, como opinión personal, prefiero el cartel del año pasado o el del primer día de éste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.