Ismael Serrano – Concierto 25 aniversario (Teatro Circo Price) 10-11/06/22

“Buenas noches, familiares y amigos”. Así de sencillo, cierto y efectivo fue el saludo de Ismael Serrano ante el público que agotó las entradas el viernes y el sábado en el Teatro Circo Price de Madrid para celebrar bajo un mismo paraguas la Gira Seremos y los veinticinco años del inicio de la andadura discográfica del cantautor madrileño con Atrapados en azul (1997).

Un espectáculo hilado con la emoción de unas canciones que funcionaban como un álbum fotográfico que al abrirse volviera a dar vida a tantas cosas que no queremos dar por olvidadas, no se puede vivir sin memoria.

“No soy”, incluida en Seremos (2021), abrió la velada y enseguida dio paso  a “Últimamente” (La memoria de los peces, 1998) y “Vértigo” (Atrapados en azul, 1997), situando el relato en un espejo existencial planteado en aquellos años de casi adolescencia que siguen teniendo un valor incalculable a la hora de hacer balance sobre todo lo vivido: “Y en el futuro espero, compañero, hermanos, ser un buen tipo, no traicionaros”, canta Ismael en algunos versos de “Vértigo”, levantando aplausos llenos de complicidad y coherencia, un hecho y una palabra revolucionaria hoy en día donde la mercancía manda.

“Ya saben cómo son los conciertos de Ismael Serrano: cuánto hemos llorado, qué bien lo hemos pasado”. No hay nada como saber reírse de uno mismo y con esta afirmación realizada por el propio interesado, Ismael abrió una veta humorística que subrayó mejor aún las músicas y los textos de unas canciones que sienten predilección por alejarse de la versión oficial y centrar la mirada en las verdades que todos encontramos nada más pisar la calle. Así, se fueron sucediendo “Farenheit 451”, “La llamada” o “Si se callase el ruido”, esta última junto a Rozalén.

Y es que los invitados pusieron todo de su parte para convertir en inolvidable su paso en esta celebración, Andrés Suárez dejó su huella en “Vine del norte”, Ainoa Buitrago y Ede hicieron lo propio con “Amores imposibles” y “Cállate y baila”, pero el salto unánime de la butaca vino con Victor Manuel interpretando junto a Ismael “Soy un corazón tendido al sol”, un momento único donde el admirado pasaba a ser admirador y hay que ver lo bien que empastan las voces de ambos, algo que ya pudimos comprobar en el “50 años no es nada” de Víctor, donde interpretaron a duo “Quiero abrazarte tanto”. Todo esto ocurrió el viernes, día sobre el que se sustenta esta crónica. El sábado pudieron disfrutar de Amaral, Pedro Guerra, Conchita, Jimena Ruiz Echazú, Litus, Miguel Ríos, Marwan y Clara Alvarado.

Y volviendo al viernes, quedaba para el cierre otro momento álgido en cuanto a invitados se refiere, a la excelente banda de Ismael Serrano se unieron los fantásticos Fetén Fetén junto al actor Dani Rovira para entonar un “Adiós” que aún dejó paso al epílogo del concierto con “Recuerdo” y “Un destello de felicidad”. Hoy es siempre.

Fotos: Adolfo Aniño

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien