John Grant – Queen Of Dennmark (Bella Union/Nuevos Medios)

Cuando en el año 2004 todos los miembros de la banda The Czars abandonaron el proyecto dejando a John Grant compuesto y sin banda, suponemos que este no sabría a ciencia cierta qué hacer en lo referente a su carrera musical. Así que se fue a New York y allí estuvo colaborando como músico de directos con algunas bandas, entre ellos sus amigos Midlake. Fueron ellos los que le convencieron para que emprendiera su carrera en solitario, y agarrándole prácticamente de las orejas se le llevaron a Texas a finales del año 2008. Una vez instalados allí y aprovechando el estudio de grabación donde Midlake preparaban las canciones de su último trabajo, John Grant comenzó a trabajar en su disco con la ayuda de los músicos texanos.

El resultado de esos meses de trabajo: el disco en solitario de John Grant; Queen of Denmark, sin duda uno de los discos más emocionantes y desgarradores de este año 2010. El álbum se abre con la orfebrería pop de “TC and Honeybear”, donde encontramos la increíble voz de Grant, una de las mejores actuales, viajando sobre las olas hechas con una instrumentación a base de guitarras, piano y flauta que te arrastran hasta llevarte al particular mundo del músico norteamericano. En el segundo corte encontramos uno de los momentos cumbres del disco y si me apuras de la última década del “Indie Rock” de Estados Unidos, “I Wanna go to Marz”, una canción que se mueve a ratos en la desesperación y otras en el optimismo, como tanto le gusta al músico, otra vez dando protagonismo a un piano cuyas notas te pueden decir más que algunos discos enteros de otros artistas.

Ya solo con estas dos canciones y conociendo un poco a John Grant y a sus acompañantes, Midlake, te puedes hacer una idea de por dónde va el resto del álbum. En “Sigourney Weaver” nos trasladan al rock sureño de los setenta con una elegancia pocas veces oídas y un sentido del humor finísimo, tanto en las letras como en la música, atención a esos sintetizadores apenas perceptibles hacia la mitad del tema.

Como no todo son segundas lecturas en la vida, en otros temas como “Chicken Bones” el cantante de decanta por la juerga pura y dura y es prácticamente imposible no acabar de escuchar la canción con una sonrisa de oreja a oreja, atención también al videoclip que han hecho para este tema. En “JC Hates Faggots” (Jesucristo odia a los maricones) se vuelve a poner de manifiesto el sentido del humor y la ironía de John Grant, lírica y musicalmente con el uso deliberadamente exagerado de sintetizadores y mellotrones analógicos.

Son en total doce temas que nos presentan a un John Grant emocionalmente desnudo ante su audiencia, que no tiene ningún tipo de impedimento a la hora de expresar sus sentimientos, frustraciones, deseos… Y si no, escucha simplemente el corte final que da título al disco, “Queen of Denmark”, y veras que con John Grant no se juega. El propio artista ha explicado en alguna ocasión y así lo hace también en sus actuaciones, abriendo su alma ante sus fans, que su música es un vehículo para andar por el mundo. Ya que no acaba de encontrar su sitio en él y que la mayoría de las letras proceden en parte de ese desasosiego producido por ese sentimiento.

Bendito desasosiego.

ESCUCHA en Spotify: John Grant

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!