LCD Soundsystem – This is Happening (DFA-Parlophone)

Está pasando, asegura James Murphy en la portada del tercer LP de LCD Soundsystem. Bueno, no es raro que esté pasando: tanto juguetear con el rollo de andar a la vanguardia de la música, James, algo tenía que acabar por pasar. Bueno, entonces, ¿qué está pasando, exactamente?

El fenómeno LCD Soundsystem tan solo ha necesitado dos discos y un puñado de singles de distribución bastante limitada para pasar de proyecto underground a superfenómeno de la música. Con LCD Soundsystem (2005) y Sound of Silver (2007), la banda liderada por el DJ y compositor neoyorquino (de adopción; Murphy nació en New Jersey) ya ha cumplido más que de sobra: la crítica le aclama con contundencia y unanimidad, el público le adora por su humildad, su talento, su simpatía y por ofrecer conciertos indescriptiblemente desenfrenados. Además, Murphy no está en venta (tal como vocifera en “You wanted a hit”): siempre fiel a su estilo y a su genio, el enorme éxito que le ha reportado su claridad de ideas es todo un ejemplo para otros artistas con más tendencia a anteponer los dólares a los bemoles.

Musicalmente, LCD Soundsystem ya han escrito una pequeña y brillantísima página en la historia de la música con su rompedora mezcla de punk, electrónica y pop. Su confluencia de estilos no es una vulgar superposición insustancial de influencias (como, por ejemplo, lo son el flamenco-jazz, la electrónica chill out u otras bostas por el estilo) sino un paso lógico en la evolución de la música moderna; es fácil imaginar que en un futuro estos neoyorquinos sean aclamados como los precursores de los supergrupos o estilos musicales de los próximos quince años – tal como lo fueron, en su día, The Velvet Underground o Pixies.

En resumen (sepa el lector disculpar el rollo introductorio): ¿Qué aporta este tercer disco a una carrera ya tan completa? Pues This is Happening es, como no podía ser de otra manera, un disco fabuloso. Los que ya estén familiarizados con la obra de LCD Soundsystem encontrarán un disco más suave, más harmonioso y mucho más disco; las partes agrestes han quedado algo limadas, pero de ninguna manera han sido eliminadas. Seguimos encontrando la rítmica más feroz y la épica oscura y algo punk de “On repeat” en “One Touch” – de manera clara -, así como en ocasionales estallidos a lo largo de todo el disco. This is Happening también dará alegrías a aquellos que echen de menos al Murphy más tecno de “Losing my edge” o “Yeah” (temas, por cierto, que vuelven a tocar en directo en su actual gira) en “Pow Pow”.

Nuevamente, por tanto, galletas tecno-pop de siete a nueve minutos con el habitual despilfarro de genio,  de frescura y de letras repletas de ironía postmoderna. Como es de rigor, Murphy también incluye una balada emotiva y que sabe llevar su ritmo maravillosamente (“Somebody’s calling me”), al estilo de “Someone great” o “New York I love you”. En cada disco de LCD Soundsystem también hay, al menos, una canción que se nos atornilla en el cráneo desde la primera escucha; en este caso, “I can change”, que contiene uno de los estribillos más pegajosos de los que se tiene memoria.

La crítica, de manera previsible, va a aclamar este disco como el peor o como el mejor de los chicos de Murphy, utilizando una amplia variedad de funambulismos dialéctico-musicales; pero, hablando clarito, This is Happening no es ni el mejor ni el peor disco de LCD Soundsystem, ni el segundo peor, ni el segundo mejor empezando por la derecha, ni nada de todo eso.  Es un disco fabuloso del que sólo se pueden decir maldades contrastándolo con otros discos de LCD Soundsystem, y aún así habría discusión para rato; una discusión tan estéril como absurda cuando cualquiera de sus tres LPs están a un nivel tan estratosférico.

El punto de interés del que se ha venido hablando otro poco es, naturalmente, las declaraciones más o menos expresas de Murphy asegurando que éste es el último disco de LCD Soundsystem. ¿Es esto cierto? ¿Se trata de un estallido de músico agobiado por los tremendos esfuerzos de componer y grabar un disco? ¿Miedo, quizá, a no ser capaz de estar a la altura con un cuarto disco? ¿Truco de marketing (bueno; esto sería bien dudoso)?

Bueno, caso de ser realmente el último, no tenemos nada de qué quejarnos. This is Happening es un disco fantástico – desde luego – pero no deja de arrojar sombras sobre la evolución de la música de los neoyorquinos en un futuro. Este disco no huele ni mucho menos a estancamiento pero no resulta difícil darse cuenta de que el momento en que LCD Soundsystem empezara a repetirse podría estar a la vuelta de la esquina. Acaso sea el momento, pues, de hacer una gira de despedida y dedicarse a otra cosa; no cabe duda de que el talento de Murphy encontrará nuevos territorios que explorar.

Lo bueno, si breve, dos veces breve, dicen por ahí, pero el haber presenciado y disfrutado de una carrera musical tan brillante (no nos queda otra que compararla, de nuevo, con los inefables Pixies) no dejaría de ser algo bien extraordinario. Es lo que tiene la Historia: a veces, toca conformarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.