Lentejas los viernes – Con un seis y un cuatro (Autoeditado)

Algo tendrán que ver los aires que se respiran por el sur cuando tantos y tantos buenos grupos de pop-rock salen por esas tierras. Parece inagotable la cantidad de músicos interesantes que no cesan de surgir de tierras andaluzas y para confirmar estas palabras aquí tenemos a este grupo sevillano que sigue la tradición, la buena tradición de sus paisanos, de acompañar sus canciones con unas letras que no solo se prestan a ser escuchadas sino a ser comprendidas y asimiladas. Seguramente las letras son uno de los puntos fuertes del grupo, llenas de dobles sentidos, refranes alejados de su significado tradicional, frases enérgicas cantadas con una fuerza y elegancia que consiguen transmitir eficazmente vivencias, sensaciones y experiencias a las que la mayoría de los oyentes podrán sentirse reflejados.

Lentejas los viernes son un grupo joven pero que ya han logrado un sonido madurado y un buen sentido de la profesionalidad que se hace patente en sus canciones donde no sobra ningún artificio ni hay estrofa de más. En ciertos momentos se hace evidente su presumible admiración, o al menos afinidad, a grupos como Sr. Chinarro, Lagartija Nick o los omnipresentes Los Planetas pero nunca se rebajan a la copia sin más o al homenaje vacío y sin sentido.

Tienen un sello propio y lo defienden con ganas, con buen sentido de la responsabilidad y el talento suficiente para lograr trascender hacia círculos más amplios. Huelga decir que cualquier aficionado a las bandas anteriormente mencionadas encontrará en este grupo motivos suficientes para seguirles en su trayectoria que se perfila ascendente.

Por todo esto, Lentejas los viernes no deben ser vistos como un grupo anclado en una escena local o regional. Ya con su segunda maqueta grabada, una sólida experiencia labrada en un buen número de conciertos, sus inspiradas canciones con letras entre amargas, divertidas y románticas y un sonido lo suficientemente atractivo como para ser una de las sensaciones en el pasado Contempopranea 2008 tienen suficientes números para convertirse en uno de los grupos interesantes de la escena nacional en la inminente década que se nos abalanza encima.

Que lo consigan o no, sólo está en sus manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.