Los Rebeldes – Corazón de Rock and Roll (Sony Music)

Después de que hace unos años reeditaran juntos sus tres primeros discos, Los Rebeldes vuelven de nuevo con una espectacular cajita titulada Corazón de rock and roll, celebrando sus cuarenta años de vida e incluyendo en ella sus seis discos más emblemáticos una vez superados esos primeros años que ya conmemoraron. No es una integral, es una selección de sus mejores trabajos y, obviamente, aquí no hay desperdicio, de hecho Corazón de rock and roll da mucho más de lo que se espera de ella porque además viene con un doble cede de inéditos en estudio e inéditos en directo. La fiesta está servida. Pero sería un error pensar en Los Rebeldes como en una banda simplemente festiva. ¿Divertidos? Mogollón, pero las letras del legendario Carlos Segarra siempre han tenido miga, calado y mensaje. Para ser claros, Segarra puso voz en castellano al rock and roll, hizo que un movimiento americano se tradujera al castellano de la misma manera que antes que él lo hicieran Miguel Ríos y otros. Segarra hizo que la gente pudiera asimilar más a fondo el mensaje foráneo, que se entendiera y se sintiera como propio. Sinceramente, merece un monumento.

Pero vayamos con la caja. Dentro de ella van obras esenciales del rock ibérico. Atentos: Rebeldes con causa (1986), Más allá del bien y del mal (1988), En cuerpo y alma (1990), Tiempos de rock and roll (1991), La rosa y la cruz (1993) (¡producido por Lee Rocker y con colaboraciones de Brian Setzer y Steve Cropper!) y el muy recuperable Carne para tiburones (1997). Ahí dentro están “Quiero ser una estrella”, “Mescalina”, “Bajo la luz de la luna”, “Un español en Nueva York”, “Mediterráneo”, “Mía”, “Las dos caras de la moneda”… Hits que han marcado el rock español, que han dirigido la forma de entenderlo haciéndolo, como decíamos, algo propio. Pero tampoco se debería olvidar que Los Rebeldes hacían discos, no sacos de canciones, todos tienen identidad y hasta las menos conocidas tienen algo que decir. En ese aspecto, no olvidemos “Colgados en la carretera”, “Huesos blandos, carnes duras” o el Carne para tiburones enterito. Y, claro, cada una de ellas contiene el alma de Carlos Segarra, Dani Nel.lo (el saxo por excelencia del rock español) y Moises Sorolla (un batería muy a reivindicar posteriormente sustituido). El disco doble con el material inédito es el colofón. Curado por ese gran productor que es Jaime Stinus (en su momento también parte del grupo), encontramos por un lado maquetas , versiones alternativas y ensayos de lo que fue su disco en vivo Básicamente Rebeldes (1995) (¿para cuándo una reedición de este?), y por otro temas en vivo registrados entre 1992 y 1995, cuya primera parte es prácticamente un grandes éxitos y cuya segunda se dedica a versiones de clásicos bien amarradas (“Louie Louie”, “All shook up”, “Stand by me”…). Rematando, se incluye un libreto bien gordo con fotografías, letras y créditos de cada uno de los discos y dos pequeños textos de Segarra, uno a modo introductorio y otro como agradecimiento de Segarra. Pero no, los agradecidos tenemos que ser nosotros, Carlos. Gracias por haberte dedicado a la música, gracias a ti y a tus compañeros, y gracias a Sony Music por entender que todos estos discos merecían esta remasterización y reedición. Colosal.

Escucha Los Rebeldes – Corazón de Rock and Roll

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.