Mando Diao – Hurricane Bar (.)

Los miembros de la banda empezaron a tocar cuando tenían 16 años, tan sólo han pasado cuatro, pero se nota que se lo han pensado antes de grabar su segundo disco Hurricane Bar. Originarios de Borlänge, un pequeño pueblo sueco que posee los más altos índices de drogas y crímenes de todo el país. La definición fácil sería decir que las composiciones de Mando Diao poseen grandes dosis de sonido garagero de los setenta y ligeros toques soul. Pero eso no aclara nada, podríamos estar hablando de Jet, The Libertines, o The Vines. No es que Mando Diao sean mejores que los grupos anteriores pero lo que es cierto es que tienen algo que no tienen los demás. Suenan como si los Beatles hicieran versiones de los primeros Primal Scream. Y eso es todo un mérito.

Una de las curiosidades de Mando Diao es que tienen dos cantantes Gustaf y Björn, la voz del primero contribuye a dar un toque frenético a las melodías y es la que suena en las canciones más salvajes. El otro cantante es Björn, su voz destaca por las pinceladas soul que aporta a los temas. Aunque es algo más calmado que Gustaf, Björn también suelta su buena dosis de berridos. Con su primer disco, Bring em In, ya demostraron que podían componer grandes canciones. En Suecia los consideran auténticas estrellas, incluso se fueron de gira con The Hellacopters, pero fuera de sus fronteras Mando Diao siguen pasando desapercibidos.

Su último trabajo se llama Hurricane Bar y parece un disco homenaje a los estribillos perfectos. Es una maravilla. El sonido es diferente a su predecesor. Mando Diao saben evolucionar manteniendo lo que más les caracteriza. “God Knows”, es una de las mejores canciones del disco, excelentes coros y guitarras. Otro buen ejemplo de la efectividad de los suecos es “Anny’s angle”. “This dream is over” comienza con uno de esos riffs de guitarra que te suena familiar aunque sea la primera vez que lo escuchas, como si te lo hubieran robado de la cabeza. La voz hace crecer la melodía hasta que parece que se convierte en otra canción. Pero vuelve el riff y nos recolocamos. “Clean Town” es una referencia explícita a la realidad de su pueblo natal. El trono podría ser para “Added Family”, un single perfecto con toques a The Animals.

Hurricane Bar es un disco bloque pero en el buen sentido. Las canciones suenan muy diferentes las unas de las otras, pero son demasiado perfectas, al escucharlo tengo la sensación de que es un recopilatorio de singles de bandas como The Strokes, Kings of Leon o The Vines. Fabricar un disco con catorce canciones brillantes no debería ser malo. Pero no puedo evitar pensar que Hurricane Bar huele a disco super producido, para que suene como tiene que sonar. Para que Mando Diao se conviertan en los nuevos reyes de las portadas de la prensa especializada. La otra opción es que esta panda de veinteañeros suecos sean tan buenos como nos quieren hacer creer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!