Matthew Sweet – Living Things (Bittersweet)

Una chica con la tez muy clara esperando en una parada de autobús a última hora de la tarde. Lleva un impermeable verde. Pero no llueve. Está en una parada de autobús en una playa de California. Y en el aire una canción. Arreglos sutiles. Power-pop elegante. De repente, las pupilas de la chica de tez muy clara bajan, miran al suelo. Pero su mueca no es triste. Hay una sonrisa, pequeña, en su rostro. Es la melancolía. Es “The Big Cats of Shambala”, el tema que abre el nuevo disco de Matthew Sweet.

Ha llegado el autobús. Ella sube y se sienta. Mira por la ventana. La playa se mueve. Va quedando atrás. Despacio. Ahora su sonrisa no existe. De nuevo arreglos perfectos. Un estribillo extraño, que se queda en tu cabeza. Sólo es “You´re not sorry”. Una canción más. Guitarras limpias, riffs originales.

El gesto de la chica de tez blanca se va torciendo. No quiere más paseos bucólicos en autobús. Quiere bajar a la calle. Ya está en la ciudad. Casi de noche. El aire está sucio. Su mente vomita rabia. “Dandelion”. O como el bajo también es importante en un buen tema de power-pop. Una melodía original, con fuerza.

La historia podría seguir. Pero mejor que cada cual elija el destino de la chica de tez clara. Recuerda que ahora está cabreada. Y que lleva un impermeable verde. Y que no llueve. Recuerda que lo que suena es el último disco del indiscutible rey del powerpop, un tipo que, asombrosamente, consigue que cada canción suene diferente dentro de un estilo tan cerrado. Lo que nos cansaba de gente como Gigolo Aunts, en Matthew Sweet te encantará. En resumen: un disco diez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.