Moksha – Supersilver Haze (Underhill)

Ye tenemos aquí la nueva entrega (y van cuatro) en forma de álbum de los Sant Celonienses Moksha, uno al año, editados religiosamente (¿acaso no es eso un chiste malo tratándose de un grupo de metal que saca su psicotrópico nombre de una novela de Huxley?).

Esta vez la grabación ha sido fugaz como en las anteriores ocasiones, pero no tanto, y sí que se aprecia un cambio en el sonido global, aunque quizás sea debido al cambio de registro de la voz (más seca y ronca, incluso en los coros), en un primer lugar, y de unas guitarras más “stoners” que sus precedentes, en segundo lugar. Eso sí, cambian para ampliar registros pero sin perder sus anteriores referencias, mil veces citadas, a Zao, a Carcass, al Doom y Speed Metal.

Y nombraba lo del sonido “stoner” no precisamente de una manera gratuita, ya que en el tercer corte “Neurons”, igual que en el séptimo “People Like To Fake” (mis favoritas del disco) ya notamos lo comentado, tiempos lentos y guitarras pesadas pausadas que pueden recordar a los primeros Black Sabbath, se mezclan con las habituales dosis de metal-rock.

A lo largo de todo el minutaje del disco (no muy largo, de unos 30 minutos) está presente la caña que han demostrado hasta la fecha, y este largo es, cuanto menos, igual de bueno que su anterior Ansium, pero creo que cuenta con unos cuantos nuevos elementos que enriquecen y suman puntos a la admirable carrera de los Moksha.

Realmente me resulta dificil reseñar mucho más del cd, puesto que me parece en conjunto un enorme disco y totalmente recomendable, y eso que mi sentido auditivo no es habitual consumidor de música catalogada como “metal”…. Bueno sí, comentar que en “Move Over”, se salen con unos tempos de rock setentero para luego culminar con una de las canciones más cortas, rápidas y contundentes del disco (“Temps Dolents”), ah! si, destacar la tarea de Narcís a la bateria y animaros a charlar con su cantante, que pese a que pueda atemorizar con su voz, es un gran y apacible tipo rodeado de semejantes.

Y si se tiene la oportunidad de acudir a un concierto, no dudeis, Moksha es una apisonadora que, sin desmerecer los méritos de su anterior guitarra, no ha perdido ni un ápice de fuerza al verse reducido (tras finalizar de grabar este cd que nos ocupa) a cuarteto.

Aquellos con oídos más delicados sírvanse de coger tapones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.